Articulos Politicos mas Recientes:
Firmar peticion para mejorar la calidad de atención Médica

07/09/2019 Exprópiese ! (por Enrique G. Avogadro)

31/08/2019 Canallas lenguaraces(por Enrique G. Avogadro) :::

24/08/2019 QUE COCKTAIL MÁS RARO ? (por Enrique G. Avogadro) :::

.. ..
Entrá al fascinante mundo de los médicos, conoce como hacen tus controles de Salud
Clinica de Apnea y Ronquido
Columnistas Destacados

Cierre de Bases Antarticas Argentinas

 

 

 


 


Cierre de bases Antárticas

REPÚBLICA ARGENTINA
VERSIÓN TAQUIGRÁFICA
CÁMARA DE SENADORES DE LA NACIÓN


54° Reunión - 16° Sesión ordinaria - 15 de agosto de 2001

Presidencia del señor presidente provisional del H. Senado, don Mario A. Losada,
del señor vicepresidente del H. Senado, doctor Eduardo Menem,
del señor vicepresidente 1° del H. Senado, doctor Luis A. León
Secretarios: señor Juan Carlos Oyarzún, señor José D. Canata y señor Miguel J. Mamy Prosecretarios: señor Juan J. Canals, doctor Miguel Augusto Fernández Alíasy señor Rodolfo Bernardini 

transcripción parcial.....


11
Cierre de bases antárticas. Unificación de la Armada y Prefectura Naval Argentina
Sr. Presidente (Losada). - Corresponde considerar el tratamiento sobre tablas del proyecto de comunicación del señor senador Gioja referido a las bases antárticas, contenido en el expediente S. 1.133/01.
Sr. Alasino. - Pido la palabra.
Sr. Presidente (Losada). - Tiene la palabra el señor senador Alasino.
Sr. Alasino. - Señor presidente: advierto que el proyecto de comunicación que vamos a considerar contiene un pedido de informes.
Comparto la preocupación del señor senador Gioja porque considero que se trata de una cuestión de enorme gravedad institucional. En consecuencia, quizá deberíamos interpelar al señor canciller antes que al señor ministro de Infraestructura y Vivienda.
Quiero señalar algunos aspectos que tal vez han pasado inadvertidos. Aparentemente, el gobierno decide cerrar las tres bases antárticas más importantes de las seis que tienen carácter permanente. En primer lugar, la más antigua, que fue establecida en 1904. En segundo término, la Base Esperanza, que para los peronistas tiene una especial significación porque fue creada por el general Perón en 1952. Esta es la única base que tiene guardería, jardín de infantes, escuela, capilla, radio y, además, cuenta con una población casi permanente. No obstante, el gobierno ha decidido cerrarla. 
Cuando preguntamos cuánto dinero se ahorra si se cierran las seis bases, nos dijeron que se evitaría gastar un millón y medio de pesos mensuales. Le preguntaba recién al presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda a cuánto asciende el recorte establecido por la ley que se aprobó recientemente. Me dijo que era del orden de los tres mil millones de pesos. Reitero que el ahorro generado por el cierre de estas seis bases sería de aproximadamente un millón y medio de pesos por mes. No sé cuánto se evitará gastar cerrando tres de ellas, pero seguramente debe ser muy poco dinero.
Entonces, esto me suena más a una derrota diplomática que a una cuestión presupuestaria porque tengo presente -tal vez con mucha más autoridad podría decirlo el senador Menem- que durante el gobierno peronista de Carlos Menem se insistió permanentemente para que Londres admitiera que la Argentina fuera sede del Tratado Antártico. La exigencia permanente para que ello se diera era la desmilitarización de la región. ¿Cómo entendía Londres que había que desmilitarizar esa zona? Se dieron todo tipo de señales. Incluso se cambió el nombre de una base, eliminando la denominación de "Vicecomodoro". Se cambió la dependencia de estas bases dentro del ámbito de la Presidencia de la Nación, transfiriéndolas a un sector civil para evitar su subordinación a la Casa Militar. No obstante, Londres no admitió que la Argentina fuera sede del tratado mencionado. 
Pero ahora nos despachamos con que el gobierno anuncia una gran victoria diplomática porque Londres ha admitido que la Argentina sea sede de la discusión del Tratado Antártico, aparentemente a cambio de nada. Lo peor es que, según un diario, cuando le preguntaron a los ingleses a qué se debía el cambio de actitud de Londres, un alto funcionario de aquel país dijo que las razones debían buscarse en el recorte presupuestario en el área de Defensa. No recuerdo qué diario hizo pública esta información.
Me parece entonces que, además de lo solicitado por el senador Gioja, también debería informarse si detrás de este anuncio existe alguna negociación secreta que, de alguna manera, esté avanzando en la propuesta de la Argentina como sede del Tratado Antártico, que siempre fue resistida por la política internacional del Reino Unido y que, sorpresivamente, hoy se nos informa que habría sido admitida. 
En consecuencia, señor presidente, no sé si este tema deberá ser motivo de interpelación, pero considero que no puede resultar extraño a la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, que debería invitar al señor canciller a fin de dar las explicaciones del caso. 
Por otra parte, considero que debería ampliarse este pedido de informes a fin de solicitar que la Cancillería se expida acerca de la veracidad o no de las negociaciones que se le atribuyen con relación a las peticiones inglesas sobre nuestras bases antárticas y sobre los derechos que la Argentina tiene sobre esas áreas.
Asimismo, el Ministerio de Defensa debe informar acerca de las cifras que he mencionado anteriormente relativas al costo del mantenimiento de las seis bases antárticas. 
La Cancillería debe decirnos si este anuncio tan importante que se ha formulado recientemente no ha implicado una cesión en los derechos que tiene la Argentina sobre las bases antárticas establecidas en forma permanente desde 1904.
Sr. Presidente (Losada). - Tiene la palabra el señor senador Gioja.
Sr. Gioja. - Señor presidente: el señor senador Alasino ha sido bastante claro; no obstante lo cual, quiero hacer alguna aclaración. Además de este expediente S. 1133/01 que estamos considerando, existen otras iniciativas que se refieren al mismo tema. Una de ellas pertenece al senador Villaverde; otra, a los senadores San Millán y Palacios y otra al senador Menem. En consecuencia, solicito que por Secretaría se proceda a la unificación de estos proyectos a fin de proceder a su votación.
También señalo que la Base San Martín fue fundada en 1951 por un grande del Ejército Argentino, el general Hernán Pujato. Fue la primera instalación argentina ubicada debajo del círculo polar. Y completo lo que decía el senador Alasino. Esta base posee un laboratorio del Instituto Antártico en donde a fines del presente año se va a instalar un espectrofotómetro para medir la capa de ozono, ampliando un sistema en cadena con otras bases: la Belgrano II, la Marambio y la de Ushuaia. Esta base constituye el sostén de distintas disciplinas científicas que permiten el análisis de las variaciones del campo magnético, el comportamiento de la ionósfera, el estudio del sonido atmosférico y el análisis de los ruidos cósmicos. Está considerada una base modelo, ya que posee infraestructura moderna y económica, con gran capacidad de despliegue y movilidad. Permite acceder al Mar de Weddell, zona casi inexplorada, considerada de especial interés por científicos de todo el mundo, especialmente los alemanes que hace muy poco tiempo estuvieron allí. Todos estos datos pretender reafirmar la importancia de esta cuestión. 
En la reunión de labor parlamentaria celebrada hoy hemos acordado invitar a las comisiones de Defensa Nacional y de Relaciones Exteriores y Culto para que dispongan la presencia en este Senado del señor canciller y del señor ministro de Defensa para considerar en profundidad este tema que nos ocupa y nos preocupa mucho.
En consecuencia, solicito que se unifiquen los cuatros proyectos que se refieren a esta cuestión y que se vote la presencia de estos ministros en las comisiones respectivas.
Sr. Presidente (Losada). - Tiene la palabra el señor senador Menem.
Sr. Menem. - Señor presidente: me parece que todos vamos a ponernos de acuerdo. Mi olfato me permite advertir en los rostros de los colegas que vamos a coincidir en una posición de defensa de nuestra presencia en la Antártida Argentina.
En la escala de los valores afectivos creo que la Antártida Argentina, al menos la parte que posee nuestro país, está a la misma altura que nuestras Islas Malvinas, puesto que hace a nuestra presencia en el Sur. 
Estamos en la Antártida desde 1904, cuando se instaló por primera vez una oficina meteorológica del Ministerio de Agricultura. Y, desde entonces, la Argentina vino realizando actos de posesión en aquel territorio, con gran sacrificio y esfuerzo.
Resignar nuestra posición cerrando bases sería olvidar ese sacrificio hecho por cientos de hombres de nuestro país, que trabajaron denodadamente en ese frío, con vientos de más de doscientos kilómetros por hora, para poder subsistir.
Como dato anecdótico, quiero señalar que un hombre de este Senado que ocupó el cargo de secretario parlamentario, el doctor Piuzzi, estuvo dos años en una de las bases de la Antártida. El siempre relataba lo que significaba el sentimiento argentino en aquellas zonas, el estar allí defendiendo la soberanía nacional. 
No olvidemos que la primera persona que nació en la Antártida fue un argentino: Enrique Palma, hijo del jefe de la base, que nació en 1978. 
No olvidemos tampoco que la Argentina fue uno de los primeros países, junto con otras naciones, en llegar al Polo Sur por tierra, en la recordada gesta del general Jorge Leal. 
Por otra parte, la base Esperanza es la más habitada de la Antártida, es la que más gente tiene y es argentina.
No desconfío en absoluto de nuestra Cancillería; descarto que exista una negociación secreta. No lo creo. Lo que sí pienso es que si se ha adoptado esta medida como consecuencia de algún tipo de recorte, ella ha sido totalmente inoportuna. Digo esto porque ha venido a continuación de esta suerte de concesión graciosa de la Corona Británica, quien después de muchos años de mantener una oposición cerrada a que la Argentina fuera la sede de la Secretaría General del Tratado Antártico, viene ahora a aceptarlo. Inmediatamente después, el gobierno anuncia su decisión de cerrar tres bases antárticas. 
No tengo la confirmación oficial de que así sea. Espero no tenerla.
Sr. Presidente (Losada). - Señor senador: el senador por Tucumán le solicita una interrupción.
Sr. Menem. - Cómo no, señor presidente.
Sr. Presidente (Losada). - Para una interrupción tiene la palabra el señor senador por Tucumán.
Sr. Ortega. - Simplemente quiero agregar algo a lo que todavía no se ha hecho mención.
Después de haber visitado en una oportunidad la base Marambio, me apasionó el tema y algo estudié sobre el particular.
Como decía, hay una cuestión a la que no se ha hecho mención aquí y es que la soberanía le será reconocida a aquellos países que tengan presencia sentada en la Antártida. 
Me parece entonces que retirarnos ahora de aquel territorio, luego de haber hecho un enorme esfuerzo y después de semejante sacrificio en la Antártida, implicaría renunciar definitivamente a nuestra pretensión de sentar una soberanía sobre aquellas regiones.
Como no se había mencionado este tema, me pareció importante hacerlo. Y le agradezco al senador Menem que me concediera la interrupción.
Sr. Presidente (Losada). - Continúa en el uso de la palabra el senador por La Rioja.
Sr. Menem. - Quiero manifestar, señor presidente, que durante los doce años que llevo presidiendo la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, existieron dos temas que estuvieron en la agenda permanente durante mis contactos bilaterales con el Reino Unido y con muchos otros países: la cuestión de las Islas Malvinas y el tema de la Antártida.
En la última visita que hizo a nuestro país el secretario del Foreign Office, le he preguntado por enésima vez acerca de las razones por las cuales su país se oponía tan tercamente a que la Argentina fuera sede de la Secretaría del Tratado Antártico. La explicación que se me dio -y es la primera vez que la escuchaba en forma tan clara y nítida-, fue que había demasiada presencia militar en la Antártida, porque mientras Gran Bretaña y otros países tenían científicos, nuestro país tenía muchos militares.
Yo le manifesté en aquel momento que esa era una decisión que hacía a la soberanía argentina. De todos modos, no cabe duda alguna de que la presencia militar no tenía fines bélicos sino de investigación; se hacen mediciones, exploraciones y demás estudios. 
En consecuencia, la explicación que se me dio no era realmente coherente y así se lo hice saber al representante británico en aquel momento. En definitiva, no nos dieron ninguna respuesta favorable.
- Ingresa en el recinto el general Jorge Leal.
Sr. Menem. - Con mucho orgullo mencionaba recién la primera expedición argentina por tierra al Polo Sur. Y quiero decirles que tenemos el honor de contar con la presencia en el recinto del general Leal. (Aplausos en las bancas.)
Me acotan que es salteño; enhorabuena, pero yo digo que el general Leal es de todos los argentinos por su magnífica hazaña. Y sé que cuando él se enteró de este tema de la Antártida, su corazón de patriota le dijo que tenía que venir aquí a apoyar nuestra petición en el Senado. 
En ese sentido, creo que todos vamos a coincidir en que tenemos que ayudar al gobierno a tomar la decisión correcta. Por supuesto que avalo todos los proyectos que se han presentado en esta materia, pero el proyecto de comunicación de mi autoría tiene por objeto que el gobierno se abstenga de tomar cualquier medida de restricción o limitación respecto a las actuales bases en la Antártida Argentina. Luego discutiremos y veremos de qué forma se aborda esta cuestión. Pero, por lo pronto, propongo esta especie de medida de no innovar hasta que concurra el canciller a este recinto y dé las explicaciones del caso. 
Estoy seguro de que ningún argentino va a aceptar ceder un palmo de hielo de la Antártida Argentina, porque la sentimos tan nuestra como las Islas Malvinas.
Por eso, dejo de esta forma fundado mi proyecto. Estoy de acuerdo con la unificación que propone el senador por San Juan y quiero que se incluya en forma expresa en el texto que el Poder Ejecutivo deberá abstenerse de tomar cualquier medida limitativa o de restricción respecto al funcionamiento de las seis bases en la Antártida Argentina
- Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente 2Edel H. Senado, senador Luis León.
Sr. Presidente (León). - Tiene la palabra el señor senador Ulloa.
Sr. Ulloa. - Señor presidente: en realidad este tema me toca muy de cerca. Fui comandante antártico en 1971. He visitado cada una de las bases, donde comprobé el esfuerzo y el orgullo de los militares y civiles argentinos que están en la Antártida.
Una de las bases que se dice que se va a cerrar es "Esperanza". Es una base de civiles, de investigación, liderada por el Instituto Antártico Argentino.
Debo decir que además he visitado muchas otras bases extranjeras y que allí también hay militares; los hay en las bases norteamericanas, chilenas, rusas. 
Nosotros también tenemos militares de las tres fuerzas armadas. Esto no significa que sea una presencia militar de conquista o avasalladora. Simplemente, tenemos el recurso de hombres y medios que pueden actuar perfectamente en la Antártida. Por eso los pusimos y llevamos también a civiles.
En consecuencia, apoyo decididamente esta moción. Incluso, he tenido el privilegio de llevar en 1971 el laboratorio ionosférico que se mencionó aquí. De manera que lo hago con plena convicción. 
Comprendo que me alcanzan las generales de la ley, pero estoy absolutamente convencido de que nuestra presencia es legítima, que tenemos el orgullo de haber sido desde 1904 un estado presente en la Antártida.
La Argentina se cubrió de gloria con los rescates de muchas personas en aquel territorio, desde aquella expedición de la Corbeta "Uruguay", que rescató la expedición de Nordenskiold. 
En ese sentido, creo que debemos mantener nuestra presencia en la Antártida que es un lugar en donde han caído muchos de nuestros patriotas al servicio de la Nación. Además, desde el punto de vista científico y de reafirmación de los derechos legítimos que tenemos en esa región, allí se ha hecho un esfuerzo muy significativo.
Por lo tanto, solicito que sea incorporada mi firma al proyecto unificado que finalmente se confeccione.
Sr. Presidente (León). - Tiene la palabra el señor senador Agúndez.
Sr. Agúndez. - Señor presidente: a los fines prácticos y por compartir las inquietudes de quienes han hecho uso de la palabra, el bloque de la Unión Cívica Radical va a prestar su apoyo no sólo al expediente S. 1133/01, que fuera presentado por el presidente de la bancada mayoritaria -con el agregado efectuado por el señor senador Menem- sino que también vamos a acompañar el pedido de citación del señor canciller a las comisiones respectivas, para que se consideren estos temas.
Como deben presentarse los alegatos en los juicios políticos, tal como lo señaló el señor senador Galván, vamos a ser sintéticos en nuestras exposiciones. 
Sr. Presidente (León). - Tiene la palabra el señor senador Villaverde.
Sr. Villaverde. - Señor presidente: la iniciativa que sobre este tema he presentado consta de cinco puntos, tres de los cuales creo que pueden unificarse en un único proyecto, tal como seguramente lo aprobará este cuerpo.
En su momento, pensaba hacer referencia a la cuestión de las bases antárticas y al general Leal, que es toda una autoridad en la materia y que, además, tiene algunas propuestas alternativas, entre las cuales no se encuentra la de cerrar una base por cuestiones presupuestarias.
Ahora bien, en el proyecto que presenté hay dos puntos que expresamente quisiera que permanezcan cuando el texto de todas las iniciativas sea unificado. El primero de ellos se refiere a la fusión de la Armada Argentina con la Prefectura Naval Argentina, que es un tema muy serio y profundo y que ha costado quince años de construcción política en la democracia el diferenciar lo que son los sistemas de defensa y de seguridad interior.
Y, el segundo, solicito que el último punto del proyecto sea incorporado a este pedido de informes, porque hay versiones periodísticas que hablan de la instalación de una base militar de los Estados Unidos de Norteamérica para el rastreo de satélites y vectores.
Por lo tanto, reitero, y valga mi insistencia, que estos dos puntos -el 1E y el 5E de mi iniciativa, que no se vinculan con el cierre de las bases en la Antártida- sean incorporados al proyecto que se unifique para que, en el momento en que se hagan presentes los ministros, nos informen al respecto.
Sr. Presidente (León). - Tiene la palabra el señor senador Maglietti.
Sr. Maglietti. - Señor presidente: estoy de acuerdo con las mociones formuladas en este recinto, pero quiero agregar algunas palabras que considero fundamentales, ya que para el país la Antártida tiene un significado muy importante. 
De una u otra manera, todos los argentinos sienten a la Antártida como parte del territorio de nuestro país, a pesar de que por el Tratado de la Antártida celebrado en Washington en 1959 - suscrito por la Argentina junto con otros doce países-, la utilización de ese continente sólo podía ser para fines pacíficos, prohibiendo en tal sentido ensayos militares y utilización de armamentos y acentuando claramente la libertad para la investigación científica y la cooperación internacional.
Por otra parte, si bien las disposiciones de ese tratado no implicaban una renuncia a los derechos de soberanía, sí congelaban los reclamos de todos los países que pretendían tener derecho sobre el territorio antártico.
En este aspecto, a través de los años, la Argentina siempre le ha hecho saber a su pueblo que pretendía mantener la soberanía sobre el sector Antártico y, a ese efecto, este continente se encuentra perfectamente delimitado y agregado a los mapas como parte del territorio nacional.
Este es un tema de fundamental importancia para el país. 
Me llama poderosamente la atención el cambio brusco de posición que tuvo el gobierno británico en la reunión que hace un mes se realizó en San Petersburgo, y que contó con la presencia de 27 países, donde propuso que la ciudad de Buenos Aires fuese asiento de la futura reunión del Tratado Antártico. Digo esto porque hasta ese entonces, y con diversos argumentos, como ser la excesiva presencia militar que tenía nuestro país en el territorio Antártico, Gran Bretaña se oponía tenazmente a ello. 
¡Pero qué sorpresa! Mágicamente la Argentina tiene ahora el benevolente apoyo del gobierno británico. ¡Y qué asombroso! Por razones presupuestarias, se habla de la probable eliminación de tres de las seis bases permanentes que tiene nuestro país en la Antártida.
Aunque no quiera hacerlo, desgraciadamente debo pensar que aquí existió realmente un acuerdo secreto, porque el infantil argumento de eliminar tres bases para ahorrar un millón y medio de pesos no tiene el más mínimo asidero. En efecto, se gastan muchos millones más cuando funcionarios del Poder Ejecutivo, con distintos pretextos, se van a pasear por Europa y otros lugares del mundo.
Me sorprende que nuestro canciller diga que esto constituye un triunfo de la diplomacia argentina. Yo pienso al revés; esta es una de las derrotas más grandes de nuestra gestión exterior, porque el hecho de cerrar tres bases argentinas tan caras a nuestros sentimientos, realmente es un agravio, para nosotros como senadores y también para todo el pueblo argentino.
Me preocupa sobre manera que en estas circunstancias estemos aplicando una política que casualmente no demuestra la defensa de los intereses del país.
Los signos que parten de algunos sectores de nuestro gobierno, especialmente del que maneja la economía, desgraciadamente nos demuestran que están transformando nuestro país en una verdadera factoría según la conveniencia de los grandes sectores financieros y que no tienen el más mínimo propósito de defender los intereses argentinos, la producción, la industria, el trabajo o combatir la desocupación. 
Estos signos evidencian que, para mantener este esquema económico de sometimiento, están llevando a nuestro país a una recesión cada día más profunda y a un endeudamiento mayor. Este tema que estamos tratando hoy es un elemento más que nos demuestra claramente que la política de sometimiento llega cada día en forma más pronunciada y que no se cierne solamente sobre las cuestiones económicas sino que también llega a grados tan extremos como el caso de la Antártida Argentina.
Lamento tener que decir esto, porque se trata de nuestro gobierno, pero me dolería mucho más que la Antártida pierda esas tres bases argentinas porque, como bien se dijo aquí, el general que está presente en este recinto hizo enormes esfuerzos para llegar al Polo Sur. 
Uno de nuestros colegas senadores conoce lo que son las bases antárticas argentinas. Además, no sólo existe un sentimiento nacional que debemos defender sino, por sobre todas las cosas, una dignidad que debemos conservar. Si para que la ciudad de Buenos Aires sea designada sede del Tratado Antártico debemos dar a Gran Bretaña el gusto de desistir de la presencia de tres bases como las que han sido nombradas, realmente no siento que esto sea beneficioso para nosotros sino que considero que constituye una verdadera derrota de nuestro gobierno frente al poder de Gran Bretaña y al de los intereses de los grandes países.
Esta situación pone en evidencia que, sin lugar a dudas, todos los días nuestro país está perdiendo terreno; que todos los días está perdiendo soberanía; y que todos los días tenemos menos capacidad para defendernos como Nación y para resguardar nuestros intereses.
Por lo expuesto, voy a apoyar con entusiasmo este pedido, porque considero que de ser cierta esta situación el señor canciller debería ser interpelado y concurrir a este recinto a efectos de dar las explicaciones del caso. Y digo esto, porque como senador de la Nación no acepto el argumento esgrimido en el sentido de que se van a cerrar estas tres bases para lograr un ahorro de 1,5 millones. Entonces, quisiera que el señor canciller nos dé los fundamentos por los cuales realmente se van a cerrar esas bases.
Por estos motivos, reitero, interpreto que además de aprobar estos proyectos el Senado de la Nación debería interpelar al señor canciller, a fin de que informe en este recinto sobre las verdaderas causas para cerrar esas tres bases.
Sr. Presidente (León). - Tiene la palabra el señor senador Palacios.
Sr. Palacios. - señor presidente: parece que en este debate nos estamos olvidando de que además de integrar la Nación, la Antártida forma parte de la provincia de la Tierra del Fuego y de que ella tiene intereses en ese territorio. Por ejemplo, no sé si los señores senadores sabrán que este año el ciclo lectivo de la Tierra del Fuero se inauguró en la Antártida.
Además, las bases antárticas son para nuestra provincia lugares fundamentales sin los cuales la Tierra del Fuego no podría ejercer allí su jurisdicción. Por eso, más allá de estar de acuerdo con todas las iniciativas presentadas en esta materia y con su unificación, creo que no podemos sancionar un proyecto de comunicación sino que el Senado debe hacer una clara declaración por la cual, al margen de si la situación es como fue narrada por algunos señores senadores, rechace enérgicamente cualquier intención del Poder Ejecutivo nacional en el sentido de reducir drásticamente el presupuesto que sustenta el quehacer argentino en la Antártida.
Por otra parte, tal vez sería muy positivo que el señor ministro de Defensa y el canciller se pusieran en contacto con un buen funcionario de este gobierno, como es el secretario de Turismo de la Nación. Señalo esto, porque el potencial turístico de la Antártida es inconmensurable. Por ejemplo, durante este verano doce mil turistas pasaron por Ushuaia camino a la Antártida. Considero que con un poco de ingenio allí puede estar la fuente de recursos suficientes para mantener en operación todas las bases, sin necesidad de cerrarlas. 
Todos estos fundamentos y este claro rechazo, forman parte del proyecto de declaración presentado por el señor senador San Millán y quien habla. Por eso, en oportunidad de la unificación de las iniciativas presentadas, solicitaré que el cuerpo apruebe un proyecto de declaración por el que, además de citar al señor canciller y al ministro de Defensa, este Senado exprese su más enérgico repudio a cualquier intención de cerrar cualquiera de las bases antárticas.
Sr. Presidente (León). - Tiene la palabra el señor senador Sala.
Sr. Sala. - Señor presidente: sin lugar a dudas que en esta reunión estamos nuevamente tratando la cuestión del ajuste fiscal al que nos ha sometido el Poder Ejecutivo nacional.
Afortunadamente, para tratar este tema no tenemos que sesionar un día domingo ni en días que no sean los habituales de reunión de este Senado sino que podemos hacerlo un miércoles, que es el día previsto para las reuniones durante el período de sesiones ordinarias. Pero estamos tratando el mismo tema, porque se ha entregado lo más caro que puede tener un país: sus mayores, que se acogen al beneficio del retiro tras haberse sacrificado durante toda su vida por el progreso del país. Y se los ha entregado de la misma forma que hoy pretende hacérselo con las bases de la Antártida Argentina. Lo mismo se ha hecho con los trabajadores del Estado. 
Con la misma actitud de juntar recursos para seguir privilegiando a los sectores que en la Argentina se han llevado el fruto de los hombres de la producción y del trabajo, hoy estamos considerando otros ahorros del Estado. 
De todos modos, no sé si estamos tratando una cortina de humo, porque hace instantes el señor canciller, al lado del presidente de la República, ha desmentido categóricamente que este tema estuviera en consideración o fuera incluido en las negociaciones con Gran Bretaña. Reitero: no sé si estamos tratando una cortina de humo para distraer a los argentinos y tenerlos entretenidos y lejos de los angustiantes problemas que nos toca vivir diariamente. 
He presentado el expediente S. 1.134/01, que ha sido incorporado en el plan de labor de esta sesión, por el que se declara el rechazo del Senado de la Nación a la unificación de la Armada y de la Prefectura Naval Argentina, porque este tipo de economía atenta también fuertemente contra el ejercicio de nuestra soberanía y seguridad en todo el litoral fluvial y marítimo.
Asimismo, menciono también que como parte de esta cortina de humo, en los últimos días ha trascendido que las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional y el Grupo de los Siete incluyen la posibilidad de instalar una base misilística en la República Argentina; concretamente en la Patagonia. 
Sigo pensando que todas estas son cuestiones armadas en función de una estrategia publicitaria destinada a distraer la atención de los habitantes de la Argentina, aquellos a quienes les asestamos un duro golpe con la rebaja de las asignaciones familiares, de las jubilaciones y del salario de los empleados del Estado. 
Hoy se los distrae con el amague de temas que todos sabemos que no contarán, de ninguna manera, con el respaldo del Congreso de la Nación. Por ello, para los creadores de esta forma de distracción, de confusión, de alarmismo y de angustia para los argentinos vaya el mismo mensaje que dimos en las sesiones pasadas cuando nos opusimos firmemente al recorte de las jubilaciones, de las asignaciones familiares y de los salarios de los empleados del Estado. Con estas medidas no se construye la Argentina sino que se la destruye. Vaya esto para la gente que tanto se llenó la boca hablando de la República, de la nacionalidad y de la defensa de nuestro territorio. 
Sr. Presidente (León). - Habría que votar el tratamiento sobre tablas.
Sr. Villaverde. - Pido la palabra. 
Sr. Presidente (León). - Tiene la palabra el señor senador Villaverde.
Sr. Villaverde. - En principio, estaba de acuerdo con la unificación de este proyecto por el que se solicitan informes sobre el cierre de las tres bases antárticas. Pero hay algunos puntos que coinciden con lo requerido por el señor senador por el Chubut, que son la fusión de la Armada con la Prefectura Naval Argentina y la supuesta o eventual instalación de una base norteamericana en la Patagonia. 
Creo que deberíamos tener dos proyectos. En uno habría que unificar los tres puntos de la iniciativa de la que soy autor que se refieren al cierre de las bases antárticas y, en el otro, los demás aspectos que coinciden con lo expuesto por el señor senador por el Chubut.
Sr. Presidente (León).- Tiene la palabra el señor senador Menem.
Sr. Menem. - Señor presidente: coincido con el criterio expuesto por el señor senador por Buenos Aires. Creo que el tema de la Antártida debe estar contenido en un proyecto que se refiera sólo a esa cuestión, mientras que los otros temas deberían centrarse en un proyecto distinto. De ese modo, tendrá más nitidez, más claridad y más fuerza nuestra posición.
Por eso, solicito el tratamiento sobre tablas de todos los proyectos vinculados con ambos temas y que, posteriormente, se autorice a Secretaría para ordenar de la manera expuesta los temas a incluir en cada uno de ellos.
Sr. Presidente (León). - Si no se hace uso de la palabra, se va a votar el tratamiento sobre tablas de los proyectos.
-La votación resulta afirmativa.
Sr. Presidente (León). - En consideración los proyectos vinculados con el tema de la Antártida y el relacionado con la fusión de la Armada Nacional con la Prefectura Naval Argentina y la instalación de una base misilística en la Patagonia, cuyos textos definitivos serán confeccionados por Secretaría.
Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.
-La votación resulta afirmativa.
-En particular es igualmente afirmativa.
Sr. Presidente (León).- Quedan aprobados los proyectos. Se procederá en consecuencia.

 

 


 

CHECK-- COMENTARIOS DE LECTORES --
   
   
   

 

COMENTAR ESTE ARTICULO
Su Nombre
Su email
Comentario
 
(El comentario será evaluado previo a ser publicado en la página con su nombre + email) Las respuestas, aparecerán en la página consultada
Enviar Mensajes Públicos Enviar Mensajes Públicos
Articulos más leidos
: : : TORAX OSEO
: : : ETMOIDES, ESFENOIDES, PARIETALES, OCCIPITAL
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : Nutricion, Energia y Metabolismo
: : : ARTICULACIONES
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : GENERALIDADES DE MUSCULOS. MUSCULOS DE LA CABEZA
: : : MIEMBRO SUPERIOR OSEO
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Aparato Digestivo II
: : : MUSCULOS DEL TÓRAX, LA PELVIS, MIEMBROS SUPERIOR E INFERIOR
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Sistema Nervioso
: : : HUESOS DEL CRANEO: Temporal
: : : La célula
: : : MUSCULOS DEL CUELLO
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Trabajo Practico Nº1
: : : COLUMNA VERTEBRAL
: : : CINTURAS PELVIANA Y ESCAPULAR
: : : MIEMBRO INFERIOR
: : : Aparato Digestivo
: : : Aparato Digestivo
: : : Huesos de la CARA
: : : Aparato digestivo
: : : La piel - Esqueleto Oseo, Cráneo: el Frontal
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Cuál es tu dosha ? (Ayurveda)
: : : Tabla de indice glicemico
: : : Consecuencias de la alimentación inadecuada
: : : Cirugia adenoidea (de las vegetaciones adenoides)
: : : Nervio olfatorio I primer par craneal
: : : Vértigo y enfermedad de meniere
: : : Cirugia de amigdalas
: : : Sindrome y Cefalea Tensional
: : : SERC betahistina
: : : Abceso o flemón periamigdalino
: : : Adenoidectomía en paciente con Hemopatía de VON WILLEBRAND
: : : Sindrome de Samter
: : : Hipoacusia Súbita
: : : Nervio optico, el segundo par craneal
: : : Sindrome de Beckwith Wiedemann
: : : Amigdalas (palatinas)
: : : Adenoides o crecimiento de tejido linfoideo detras de la nariz
: : : Argentina es el Tercer Mundo con gente bien vestida y rostro bonito
: : : Test de lesbianismo
: : : Principios básicos de electricidad
: : : La comunicación
: : :
Alfinal.com no se responsabiliza por el contenido de los artículos publicados.
Si el contenido de algun artículo ofende a terceros, comuniquelo a Alfinal.com
www.alfinal.com - Todos los derechos reservados 2012