Articulos Politicos mas Recientes:


04/04/2020 Combatiendo al Capital, rumbo al abismo (por Enrique G. Avogadro) :::

28/03/2020 Entre canalladas y confirmaciones (por Enrique G. Avogadro) :::

21/03/2020 Burlas entre bambalinas (por Enrique G. Avogadro) :::

14/03/2020 Que pregunta che ! (por Enrique G. Avogadro)

07/03/2020 Un horror infinito (por Enrique G. Avogadro) :::

.. ..
Entrá al fascinante mundo de los médicos, conoce como hacen tus controles de Salud
Clinica de Apnea y Ronquido
Columnistas Destacados


BASES PARA UN CAMBIO ECONOMICO Y SOCIAL EN LA REPUBLICA ARGENTINA

 


Para presentar un plan que contenga las bases para un cambio económico y social en la R. Argentina, es imprescindible identificar los principales factores que generaron y sostienen en la actualidad la grave crisis por la que atraviesa el país.

1. Déficit de la balanza comercial, generado por saldos negativos entre los que se importa y lo que se exporta. El déficit es producto de dicha diferencia, pero el principal factor es la disminución de los volúmenes exportables. Este fenómeno se produce por:

1.a. Moneda sobrevaluada como producto de la paridad fija

1.b. Falta de adecuación de procesos productivos a los procesos productivos globales contra los que debe competir.

2. Elevado costo de la Política y la burocracia administrativa: Como inversión, el costo de la política y de la administración pública es deficitario, porque no sólo no produce sino que entorpece el desarrollo del sector productivo.

Tan sólo el primer ítem éste tema requeriría un amplio análisis, sin embargo, se apelará a la síntesis para acotar la extensión de la presente nota. 

1.a. Moneda sobrevaluada como producto de la paridad fija: Antes de la Ley de Convertibilidad, la inflación era el flagelo de la Argentina, sin embargo, salvo en plena hiperinflación el problema de la recesión no existía. Había actividad. Actualmente, la inflación no existe, existe la mezcla más deletérea de una economía: la inflación + recesión + desempleo. No podemos definir algo más dañino, incluso una guerra sería menos dañino.

La inflación y la hiperinflación no eran fenómenos mágicos, sino que eran la forma de financiar el déficit del Estado (nacional y provinciales), ya que al no tener saldos suficientes en la balanza comercial, el Estado debía recurrir a la emisión de dinero sin respaldo.

Esta emisión de dinero sin respaldo era la causa directa de la inflación.

Para que se entienda, emisión de moneda con respaldo, significa que si hay un billete de un peso circulando y hay 1000 dólares estadounidenses en el Banco Central, ese billete valdrá mil dólares.

Si en cambio, emitimos mil pesos, cada billete de un peso valdrá un dólar.

Ahora si emitimos un millón de pesos, cada billete de un peso valdrá (1 peso = 1000/1.000.000) o sea: 0,001 dolar.

En éstos ejemplos hemos visto como el valor real de la moneda depende de la cantidad de reservas del Tesoro Nacional.

De que dependen la cantidad de reservas?: del  excedente que tiene el Estado luego de cumplir con sus obligaciones presupuestarias. El excedente es sólo posible si la balanza comercial del país fue superavitaria, es decir si entre las operaciones de importación y exportación el país se quedó con dólares.

Con lo dicho vemos que es escencial que:

  haya superávit en la balanza comercial

el presupuesto sea inferior a los recursos

Si no se cumple una o las dos premisas, el país entra en una debacle progresiva.

Ahora bien, la Argentina, al no exportar (producto de 1.a. Moneda sobrevaluada como producto de la paridad fija y 1.b. Falta de adecuación de procesos productivos a los procesos productivos globales contra los que debe competir) se encuentra en una situación gravísima.

Además, todas las soluciones que se propongan para mejorar la economía, que no pasen por 1.a y 1.b van destinadas al fracaso, como ocurrió con todas las medidas ensayadas desde diciembre de 2000 hasta diciembre de 2001.

Existen numerosos factores que distorsionan la economía Argentina, sin embargo éstos dos son fundamentales y su solución es requisito necesario y cuasi suficiente para salir de la crisis.

El 7 de noviembre se conoció la opinión sobre la convertibilidad vertida por The New York Times: Argentina “sacrificará su economía y la calificación de su crédito por una rectitud económica (en referencia a la paridad del dólar con el peso) a costa de una política monetaria desacreditada”.

Lo mínimo que expresa The New York Times es que dicha condición es absolutamente inconveniente para el país. Y agrega: "El problema real de la Argentina no es fiscal, es económico” en referencia a la política de déficit cero implementada por el titular de la cartera de Hacienda, Domingo Cavallo.

 


Porqué entonces no se ha tomado una decisión ni buena ni mala sobre éstos temas?

Porque los grupos económicos que financiaron los préstamos a ciudadanos y a empresas, al producirse una devaluación temen:

que los deudores, al perder el poder adquisitivo de sus ingresos producto de una devaluación, no puedan pagar las cuotas de los préstamos, con lo cual se producirían fuertes pérdidas y las empresas podrían ir a la quiebra o sus acciones caerían libremente en la bolsa por la disminución abrupta de ganancias.

o bien, si se aplican métodos de salvataje para los deudores, las empresas verían disminuciones de sus ganancias en cada ejercicio y el recupero de los préstamos se prolongaría en el tiempo. Esto sumado a la rebaja de intereses producto de la reprogramación de la deuda, actualmente en curso, sumaría pérdidas a dichos grupos económicos. Fundamentalmente plantean que no podrían pagar los depósitos a plazo fijo en dólares porque se rompería a cadena de ingresos relacionado con los depósitos.

Respecto del párrafo anterior, amplío diciendo que una forma de aliviar a los deudores ante una devaluación sería con una quita de intereses y refinanciación de créditos, para que las cuotas sigan siendo accesibles de pagar. Sin embargo, ésto implicaría un menor ingreso anual en concepto de cuotas además de un menor ingreso económico en concepto de intereses.

Si se aplica ese alivio a los deudores deberá ir de la mano con un acuerdo nacional (concertación?) que 'alivie'a los bancos reprogramando los vencimientos de los depósitos. Recuérdese el desagio aplicado con motivo de la implementación del Plan Austral, mediante el cual los cheques emitidos a fecha, les era descontado un porcentaje según la fecha de postdatado (a 30, 60, 90 días). De ese modo un cheque a 90 días por un valor de 1000 australes era liquidado por un porcentaje menor (a modo de ejemplo un 65%=650 australes) Con lo cual se puso freno a la espiral inflacionaria y de elevación de tasas de interés, con un excelente resultado práctico. Lamentablemente el plan Austral falló en lo fiscal y en la competitividad de la producción del país.

Sin embargo, como la amenaza de devaluación ha sido tan importante, el nivel de depósitos ha caído bastante y la magnitud de los mismos no conspiraría contra la balanza operativa entre créditos y depósitos bancarios.

Nadie dijo que existe una solución perfecta, pero sí que hay que elegir entre el menor de los males, hay otros peores, el hambre, la miseria, la inseguridad y si de dinero se habla: la enorme cantidad de dinero que perdemos todos por el bajísimo nivel de actividad actual, y aquí se involucra de bancos a quiosqueros. 

En The New York Times sobre éste punto el economista P. Krugman reconoció que los acreedores privados con obligaciones en dólares sufrirán con la devaluación y sugirió, al igual que el ex economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Ricardo Hausmann, acabar por decreto con la indexación (convertibilidad). 

Si bien no parece legalmente factible que se derogue por decreto, ya que se trata de una Ley, habrá que hacer el tratamiento parlamentario adecuado y derogarla.

el 7 de octubre en La Nación Roberto Cachanosky dijo: Sobre la convertibilidad hay un dato cierto que nadie puede ignorar. Durante la década del 90 se cometió una gran inconsistencia, que fue ir a un sistema de convertibilidad con un feroz aumento del gasto público y, además, con déficit fiscal. La combinación de estos tres elementos es absolutamente inconsistente. No se puede tener convertibilidad y déficit fiscal, como lo tuvo la economía argentina desde 1994 en adelante. Ahora bien, frente a semejante inconsistencia caben dos posibilidades: 

a) bajar el gasto público hasta niveles compatibles con la convertibilidad vía la reforma del Estado, o, 

b) no hacer la reforma del Estado y abandonar la convertibilidad devaluando el peso.

Lo que hemos visto con la propuesta a) de Cachanosky es que la reducción del gasto público incrementó la recesión y la exclusión social, porque paralelamente no se crearon empleos en el sector privado. Se podrá argumentar que no se hizo adecuadamente ni en la medida de lo necesario. Lo real es que hoy no parece haber espacio político para ello.

El tercer factor que incide es el 'temor a un rebrote inflacionario'. Respecto de éste temor, parece infundado en razón de que la economía está en depresión y la preocupación de las empresas está en vender para recuperar un mínimo nivel de actividad acorde a las necesidades más que en obtener suculentas ganancias, que vendría en una segunda etapa.

Sin embargo, el temor a la 'inflación psicológica' existe y sobre ésto vale la pena volver al ejemplo de las reservas en dólares en el Banco Central y la cantidad de circulante explicitado al comienzo.

La inflación psicológica debiera haberse llamado inflación pronóstica, ya que los precios se incrementaban según los pronósticos que los formadores de precio hacían en base a la expansión del circulante y que naturalmente no podían acertar.

Pero hay una diferencia muy grande entre psicológica y pronóstica, una es algo así como una conducta enfermiza y la segunda es el fruto de una actitud empresarial ante una situación de incertidumbre.

Según Cachanosky: La Argentina es alcohólica en materia inflacionaria y no puede probar ni una gota de inflación sin caer nuevamente en el alcoholismo. 

Si hay certidumbre se cura el alcoholismo.

Una devaluación aumentará las exportaciones del país en la medida que existan saldos exportables (mercadería en cantidad y con calidad suficiente). En el pasado, las devaluaciones no fueron suficientemente exitosas: 

  • 1983, devaluación= 306%,  exportaciones= + 2,8%; 

  • 1985, devaluación= 779%,  exportaciones= + 3,6%; 

  • 1987, devaluación= 145%  exportaciones= - 7,2% 

  • 1989, devaluación= 3652%  exportaciones= + 4,9 por ciento.

Sin embargo, se devaluó y se conservó el enorme déficit fiscal, a diferencia de una disciplina fiscal de déficit cero que existe en la actualidad. Como veremos más adelante la devaluación aislada como sucedió en los años mencionados no resuelve los problemas, como tampoco la incisión en la piel hecha por un cirujano cura al paciente si no hace algo adentro del mismo para quitar el proceso mórbido.

El ex ministro de Economía Roque Fernández dijo a propósito del tema (Ambito Financiero del 10 diciembre de 2001): La etapa de la dolarización fue entre 1998 y 1999, cuando las circunstancias eran diferentes. Hoy tenemos la economía en cesación de pagos, una crisis en el sistema financiero donde está prácticamente congelada la extracción de depósitos y un control de cambios. Una flotación cambiaria no implica una devaluación. Si se dejara flotar el tipo de cambio con un Banco Central independiente, un acuerdo fiscal y un presupuesto aprobado, no se provocaría una modificación abrupta de los valores. Es posible tener un régimen más flexible para evitar la cesación de pagos. Dejar dolarizado todo, y tratar de ajustar con impuestos, es poner todo el ajuste sobre la actividad económica.

3. Aislamiento político:  Cada sector opina y actúa en beneficio de su sector sin importarle el conjunto con lo cual termina de ese modo al hacer todos lo mismo, perjudicando el conjunto. En un mail recibido desde España, país que tuvo problemas similares hace 25 años atrás me expresaban: "pero Uds. a todos los gobiernos le hacen huelgas, a nadie le dan apoyo". Silvia Pisani escribió un interesante artículo sobre el cambio en España y los pactos de la Moncloa, en donde resalto unas líneas en coincidencia con lo anterior: “Visto desde aquí, lo primero que asombra es el nivel de introversión de la clase política argentina y de sus sindicatos. Y de su impermeabilización frente a nuevos fenómenos mundiales y sensibilidades en la sociedad. Necesitan algún tipo de aldabonazo”.

Las pujas sectoriales han llevado a la destrucción del conjunto, cada cual salva su sector y dentro del sector cada cual se salva a si mismo. En ese sentido el gobierno del presidente De la Rúa no sirvió para poner orden, tampoco la Justicia colaboró sino que con sus fallos contribuyó a que dichas conductas persistieran.

Tâmbién influyó la clase política, quienes no estuvieron a la altura de las circunstancias, no habiendo definido políticas de Estado que respetasen todos los partidos políticos. Por el contrario, quienes estaban en la opiosición criticaron y atacaron las políticas del gobierno de turno para luego aplicar las mismas o similares cuando ellos fueron gobierno.

En su notya Silvia Pisasni escribe lo que su entrevistado en España dijo a propósito de los sindicatos y las pujas: "A nadie se le puede pedir que se regocije con situaciones de ajuste. Los movimientos de resistencia son naturales. Pero irresponsables. La economía tiene sus reglas de funcionamiento. Si los sindicatos argentinos pretenden mantener todo el empleo, llevan a la destrucción de todo el empleo."

4. Productividad por empresa y por empleo: Se debe ir a un modelo de gestión que permita que los empleados cobren una parte del sueldo (el 50 o 60%) de modo fijo y el resto ligado a la productividad de la Empresa y a la productividad individual. Este tema es bastante más complejo, sin embargo, es inexcusable a la hora de analizar la productividad tocarlo. 


Bases para la solución a los problemas planteados:

Convertibilidad flotante: Se debe recurrir a modificar la Ley de convertibilidad y no a eliminarla!!

En lugar de fijar la paridad en un peso por dólar, se la debe cotizar según la ecuación entre reservas  (en dólares u otras monedas, lingotes de oro, etc.) y pesos circulantes.

De ese modo el Banco Central, debería periódicamente notificar públicamente la paridad del peso cuando se produzcan modificaciones de: a) el nivel de reservas o b) del circulante monetario.

Puede ocurrir que el Banco Central incorpore dólares u oro a las reservas y por lo tanto el circulante monerario (pesos) valdrá más.

Acto seguido, el Banco Central puede emitir moneda para actualizar la cantidad de reservas que se incrementaron (según el ejemplo mencionado) con lo cual el Banco Central deberá informar que bajó la cotización del peso.

El Banco Central puede emitir moneda disminuyendo su cotización en caso de no  haber aumentado las reservas.

Esto le permite a la autoridad monetaria un manejo total y absoluto de la moneda y además anular el factor inflacionario psicológico o pronóstico ya que nadie incrementará los precios mas allá de la depreciación periódica de la moneda por 'temor'. Entre otras cosas, le permitirá hacer que las exportaciones sean competitivas.

Cuando existe certidumbre, no existe especulación malintencionada.

Bimonetarismo: Emisión de letras con rescate a valor peso, cuya circulación quedará restringida al ámbito territorial, ya que al no ser convertible, escasamente circulará fuera del país. Sin embargo, si bien no será convertible, será rescatable. Estímulo a las compras y pagos de impuestos y servicios públicos mediante letras bajo la forma de reintegro de IVA o deducción del imp. a las ganancias para empresas.

Refinanciación de la deuda fiscal: como país en convocatoria, la refinanciación de la deuda es inexcusable. Sin embargo, no es correcto la refinanciación a tasas de 7% en una economía donde Estados Unidos tiene tasas de 1.75%. Una tasa del doble, es razonable (3.50%). Esto debe incluir ampliación de plazos, años de gracia o de disminución franca de servicios de la deuda durante los primeros años. Esto permitirá al país libertad de fondos para la necesaria reinversión para solucionar el punto 1.b: Falta de adecuación de procesos productivos a los procesos productivos globales contra los que debe competir. Permitirá el reequipamiento de las empresas y mejorar los procesos productivos, a fines de hacerlas competitivas.

Disminución del gasto político y administrativo: La disminución de la cantidad de diputados y senadores a nivel nacional y legislaturas provinciales. La eliminación de consejos deliberantes rentados en ciudades de menos de 30.000 habitantes. Adecuación de dietas a la realidad. Disminución de la cantidad de asesores y de gastos reservados y de gastos en general. Unificación de dependencias públicas duplicadas o parcialmente superpuestas tanto a nivel nacional como provincial y municipal. Descentralización de organismos actualmente en manos del Estado.

Disminución de las tasas de interés: como producto de lo anterior, lograr una disminución de tasas influirá en el movimiento económico global.

Definición de políticas de Estado que consten en la plataforma de todos los partidos políticos y que sean modificadas por consenso de la mayoría de los partidos.

Regimen de productividad para empleados, según ya se vió con anteriridad: implementar un modelo de gestión que permita que los empleados cobren una parte del sueldo (el 50 o 60%) de modo fijo y el resto ligado a la productividad de la Empresa y a la productividad individual.

Francisco Loiácono

15 de diciembre de 2001

 
COMENTAR ESTE ARTICULO
Su Nombre
Su email
Comentario
 
(El comentario será evaluado previo a ser publicado en la página con su nombre + email) Las respuestas, aparecerán en la página consultada
Enviar Mensajes Públicos Enviar Mensajes Públicos
Articulos más leidos
: : : TORAX OSEO
: : : ETMOIDES, ESFENOIDES, PARIETALES, OCCIPITAL
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : Nutricion, Energia y Metabolismo
: : : ARTICULACIONES
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : GENERALIDADES DE MUSCULOS. MUSCULOS DE LA CABEZA
: : : MIEMBRO SUPERIOR OSEO
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Aparato Digestivo II
: : : MUSCULOS DEL TÓRAX, LA PELVIS, MIEMBROS SUPERIOR E INFERIOR
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Sistema Nervioso
: : : HUESOS DEL CRANEO: Temporal
: : : La célula
: : : MUSCULOS DEL CUELLO
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Trabajo Practico Nº1
: : : COLUMNA VERTEBRAL
: : : CINTURAS PELVIANA Y ESCAPULAR
: : : MIEMBRO INFERIOR
: : : Aparato Digestivo
: : : Aparato Digestivo
: : : Huesos de la CARA
: : : Aparato digestivo
: : : La piel - Esqueleto Oseo, Cráneo: el Frontal
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Cuál es tu dosha ? (Ayurveda)
: : : Tabla de indice glicemico
: : : Consecuencias de la alimentación inadecuada
: : : Cirugia adenoidea (de las vegetaciones adenoides)
: : : Nervio olfatorio I primer par craneal
: : : Vértigo y enfermedad de meniere
: : : Cirugia de amigdalas
: : : Sindrome y Cefalea Tensional
: : : SERC betahistina
: : : Abceso o flemón periamigdalino
: : : Adenoidectomía en paciente con Hemopatía de VON WILLEBRAND
: : : Sindrome de Samter
: : : Hipoacusia Súbita
: : : Nervio optico, el segundo par craneal
: : : Sindrome de Beckwith Wiedemann
: : : Amigdalas (palatinas)
: : : Adenoides o crecimiento de tejido linfoideo detras de la nariz
: : : Argentina es el Tercer Mundo con gente bien vestida y rostro bonito
: : : Test de lesbianismo
: : : Principios básicos de electricidad
: : : La comunicación
: : :
Alfinal.com no se responsabiliza por el contenido de los artículos publicados.
Si el contenido de algun artículo ofende a terceros, comuniquelo a Alfinal.com
www.alfinal.com - Todos los derechos reservados 2012