Articulos Politicos mas Recientes:
11/05/2019 Sustos y sorpresas (por Enrique G. Avogadro) :::

Jueces que Juegan (por Enrique G. Avogadro) :::

27/04/2019 BAILAR SOBRE EL FLAN ELEGIDO (por Enrique G. Avogadro)

>
.. ..

Síndrome del edificio enfermo (2)

Salud Laboral

La presencia de diversas sustancias en suspension en el aire de los edificios, ya se trate del hogar, trabajo o lugares públicos es causal de un sindrome llamado del edifico enfermo.

Debido al modo de vida moderno, el ser humano pasa mucho más tiempo dentro de los edificios que fuera de ellos.

Algunos opinan que es más grave en el caso de lactantes, ancianos y personas con enfermedades crónicas. También se hace más ostensible en  quienes viven en grandes conglomerados urbanos.
 
Las partículas polucionan el aire de los edificios incluidos hogares produciendo cuadros similares a un resfriado común.

Dentro de los contaminantes a nivel hogar y ámbito laboral en general (no considerando trabajos específicos) están:

  1. Humo ambiental de tabaco

  2. Sindrome del edificio enfermo

  3. Calefactores

  4. Aires acondicionados

  5. Estufas, chimeneas

  6. Pelo de animales (gatos, perros)

  7. Plumas de animales

  8. Humedades en paredes, hongos

  9. Polvo ambiental (ácaros)

  10. Plomo en el aire (pinturas)

  11. Vapor de mercurio

  12. Asbesto

  13. Radón

  14. Formaldehido

  15. Disolventes (thiner, aguarrás)

  16. Productos de limpieza (lavandinas, limpiadores de pisos, etc.)

  17. Aerosoles de uso hogareño u oficinal ( desodorantes de ambientes, aerosoles con finalidad bactericida)

El humo de tabaco posee más de 4.000 productos químicos que son tóxicos y cancerígenos. Quienes no fuman pero se encuentran en el mismo ambiente se convierten en fumadores pasivos.

En lactantes y niños menores de tres años, la exposición al humo del tabaco duplica la incidencia de neumonía, bronquitis y bronquiolitis.

Los riesgos para la salud no se eliminan mediante los métodos de ventilación comunes, si bien algunos de los sistemas de limpieza de aire más eficientes, y siempre bajo condiciones específicas, pueden eliminar algunas partículas del humo de tabaco. La solución más efectiva es no fumar en interiores.

El Síndrome del Edificio Enfermo, ocurre cuando los ocupantes de un local padecen síntomas similares que los asocia  a su presencia en ese lugar. Las oficinas son los lugares más clásicos para el desarrollo del sindrome, caracterizado por irritación ocular, nasal, faríngea, falta de concentración.

El diagnóstico que nos permite conocer si un edificio está enfermo, es la desaparición de los síntomas cuando las personas no se encuentran en el lugar, por ejemplo cuando están de licencia por un periodo mayor a 15 días.

Se debe pensar en un sindrome de Edificio enfermo cuando una gran proporción de sus ocupantes sienten una gran incomodidad en el edificio o en un área del mismo (ya que a veces no todas las áreas de trabajo comparten las mismas características).

CAUSALES

1.  Mal diseño arquitectónico
2. Mantenimiento inadecuado de los sistemas de ventilación.
3. Presencia de humedades, que incluso pueden favorecer hongos y otros microorganismos.
4. Iluminación deficiente, ausencia de luz natural
5. Condiciones ergonómicas adversas
6. Temperaturas extremas
7. Ruido
8. Estrés psicológico.


Además del humo ambiental de tabaco hay que considerar los efectos del humo de los aparatos de calefacción con mal funcionamiento incluidos chimeneas, calderas, estufas de carbón o leña, calentadores de agua, secadoras de ropa a gas y calentadores de ambiente a gas o queroseno mal utilizados o sin ventilación. Las emisiones de vehículos o la proximidad a un garaje pueden ser fuentes de polución.

Otros contaminantes a considerar son: monóxido de carbono (CO), dióxido de nitrógeno (NO2) y dióxido de azufre (SO2).

Se debe considerar la posibilidad de instalar detectores de monóxido de carbono.

Recientemente el aumento en el uso de desodorantes de ambientes, incluidos aerosoles, sahumerios, hornillos, lavado de pisos con productos químicos incluidos lavandinas, limpiadores, generan en ambientes con poca o nula renovación de aire interior una polución que altera las mucosas de las vías respiratorias haciéndolas vulnerables al ataque de virus y microorganismos.

Además del síndrome del edificio enfermo se halla otro problema denominado Enfermedad ligada al edificio, cuando se identifican síntomas de enfermedades diagnosticables, y son directamente atribuibles a agentes contaminantes del edificio transportados por el aire.

En 1984, un informe elaborado por un comité de la Organización Mundial de la Salud opinaba que hasta en un 30% de los edificios nuevos o remodelados de todo el mundo se producían abundantes quejas sobre la calidad del aire interior.

Los indicadores de un "síndrome del edificio enfermo" pueden incluir:

Abundantes quejas de los ocupantes sobre síntomas asociados a una incomodidad extrema, como por ejemplo: dolor de cabeza; irritación de la garganta, nariz u ojos; tos seca; piel seca o irritada; náuseas y mareos; dificultad de concentración; fatiga; sensibilidad a los olores...
Desconocimiento de las causas de dichos síntomas.
La mayoría de los malestares se calman al cabo de poco rato de abandonar el edificio.
Los indicadores de una "enfermedad ligada al edificio" pueden incluir:

Abundantes quejas de los ocupantes sobre síntomas como tos, malestar en los bronquios, fiebre, escalofríos, dolores musculares...
Los síntomas pueden ser clínicamente definidos y tienen causas claramente definidas.
Los malestares pueden requerir periodos prolongados de recuperación tras abandonar el edificio.

Es necesario recordar que los niveles recomendados para la ventilación deben estar en unos mínimos de 8 litros (por segundo y persona) en aquellas zonas donde no se permita fumar ni exista ningún agente molesto o nocivo en el aire; mientras que en zonas donde se fume moderadamente, se debe doblar esta cantidad (16 litros por segundo y persona); y donde el uso del tabaco sea intenso se debería situar el nivel de ventilación en 25 litros por segundo y persona.
Otros causales son los adhesivos, colas, pegamentos, el enmoquetado, las tapicerías, los elementos de madera, las fotocopiadoras, los insecticidas, los productos de limpieza, el PVC, etc... pueden emitir compuestos volátiles orgánicos, como son los formaldehídos.

Esto causa una variedad de efectos nocivos para el aparato respiratorio. Las investigaciones han demostrado que algunos de estos agentes nocivos pueden causar efectos crónicos y agudos contra la salud cuando se encuentran en altas concentraciones, mientras que otros son directamente cancerígenos.

Los contaminantes pueden ser provenientes del exterior: el aire proveniente del exterior también puede ser una fuente de polución en el interior, como ser los gases provenientes de escapes, las chimeneas, las salidas de aire de cocinas o cuartos de baño del mismo edificio o de otro ajeno, etc.

Todos ellos pueden penetrar al interior del edificio a través de tomas de ventilación mal colocadas, ventanas, u otro tipo de elementos abiertos al exterior. Incluso se dan casos en los cuales la polución entra desde el propio garaje, o desde uno cercano.
Contaminantes Biológicos: las bacterias, mohos, polen y virus son algunos tipos de contaminantes biológicos.

Pueden crecer en aguas estancadas acumuladas en conductos, humidificadores o secadores, acumulaciones de goteras o fugas; o en el enmoquetado, o en los aislamientos.

Algunas veces, las vías de transmisión pueden ser insectos o excrementos de aves, que contengan dichos agentes contaminantes biológicos.
 

COMENTAR ESTE ARTICULO
Su Nombre
Su email
Comentario
 
(El comentario será evaluado previo a ser publicado en la página con su nombre + email) Las respuestas, aparecerán en la página consultada
Enviar Mensajes Públicos Enviar Mensajes Públicos
Articulos más leidos
: : : TORAX OSEO
: : : ETMOIDES, ESFENOIDES, PARIETALES, OCCIPITAL
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : Nutricion, Energia y Metabolismo
: : : ARTICULACIONES
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : GENERALIDADES DE MUSCULOS. MUSCULOS DE LA CABEZA
: : : MIEMBRO SUPERIOR OSEO
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Aparato Digestivo II
: : : MUSCULOS DEL TÓRAX, LA PELVIS, MIEMBROS SUPERIOR E INFERIOR
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Sistema Nervioso
: : : HUESOS DEL CRANEO: Temporal
: : : La célula
: : : MUSCULOS DEL CUELLO
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Trabajo Practico Nº1
: : : COLUMNA VERTEBRAL
: : : CINTURAS PELVIANA Y ESCAPULAR
: : : MIEMBRO INFERIOR
: : : Aparato Digestivo
: : : Aparato Digestivo
: : : Huesos de la CARA
: : : Aparato digestivo
: : : La piel - Esqueleto Oseo, Cráneo: el Frontal
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Cuál es tu dosha ? (Ayurveda)
: : : Tabla de indice glicemico
: : : Consecuencias de la alimentación inadecuada
: : : Cirugia adenoidea (de las vegetaciones adenoides)
: : : Nervio olfatorio I primer par craneal
: : : Vértigo y enfermedad de meniere
: : : Cirugia de amigdalas
: : : Sindrome y Cefalea Tensional
: : : SERC betahistina
: : : Abceso o flemón periamigdalino
: : : Adenoidectomía en paciente con Hemopatía de VON WILLEBRAND
: : : Sindrome de Samter
: : : Hipoacusia Súbita
: : : Nervio optico, el segundo par craneal
: : : Sindrome de Beckwith Wiedemann
: : : Amigdalas (palatinas)
: : : Adenoides o crecimiento de tejido linfoideo detras de la nariz
: : : Argentina es el Tercer Mundo con gente bien vestida y rostro bonito
: : : Test de lesbianismo
: : : Principios básicos de electricidad
: : : La comunicación
: : :
Alfinal.com no se responsabiliza por el contenido de los artículos publicados.
Si el contenido de algun artículo ofende a terceros, comuniquelo a Alfinal.com
www.alfinal.com - Todos los derechos reservados 2012