Articulos Politicos mas Recientes:
05/01/2019 Eu sou você amanhã (por Enrique G. Avogadro) :::

22/12/2018 Piedra libre, Enrique y Sebastian (por Enrique G. Avogadro) :::

15/12/2018 Un asco irrefrenable (por Enrique G. Avogadro)


.. ..

Modelo Social en Argentina y América Latina

 

    Para anticipar el sentimiento sobre este tema basta citar a Aldo Neri en su libro Sur Penurias y después cuando se refiere al epílogo de su libro como  “Epílogo sobre el alma desilusionada” en referencia a Ortega en su libro ‘El tema de nuestro Tiempo’. Refiriéndose a la posibilidad cierta de entristecer demasiado pronto al lector, afirma que él no es pesimista y  sostiene prudentemente:

Puede ser, si hacemos para que sea.

    A pesar de que la humanidad nunca dispuso tantos medios materiales para el bienestar como lo cuenta hoy, en el último cuarto de siglo, la pobreza y la marginación no sólo se expanden en los países periféricos del Sur, sino que comienzan a filtrarse cada vez más en los intersticios de los ricos del Norte.

   Robert Reich, Secretario de Trabajo del presidente Clinton dijo : “No es que el futuro avance lentamente, es que avanza solamente para algunos de nosotros”

   La democracia vino y sin duda se queda, vale la pena preguntarse, sin derrotismo pero con cordura, en qué medida realmente ha llegado.

   La democracia es en su esencia, la distribución del poder mismo en la Sociedad. Y esto es incompatible con una excesiva concentración de beneficios económicos-sociales.  Uno no puede elegir un solo plato de ese menú y sin embargo debe pagar por ambos.

   Avanzar pequeños pasos en ese camino exige grandes esfuerzos. Pero son los que vale la pena realizar en algo que es la mayor construcción política colectiva imaginable.

   La América pobre, está sosbrecargada de frustaciones de la esperanza y las promesas incumplidas de su destino histórico. Aquí nos ocupa y preocupa el campo de lo Social.

   El modelo social de país está tramado de manera indisociable, con el modelo económico y político que lo caracterizan. Toda fragmentación es un ejercicio intelectual inútil.

   El modelo Social es en definitiva el modelo de convivencia entre clases, grupos y sectores. Las reglas del juego que definen su perfil lo hacen a través de dos ejes: 

   1) PARTICIPACIÓN: define el tipo y grado de presencia y compromiso de la gente y sus organizaciones en los asuntos colectivos, aspectos que enlazan lo social con lo político o sea la distribución del poder.

  2)  DISTRIBUCIÓN: define el modo en que se distribuyen los beneficios concretos generados por el nivel de riqueza de la sociedad, lo cual vincula lo social con el funcionamiento de la economía.

  El modelo de convivencia subyace a las instituciones políticas y a los hechos económicos de cada sociedad, es menos aparente pero en última instancia es el que define que clase de gran familia se quiere constituir.

   Al hablar de lo Social, nos estamos refiriendo a los hechos de la vida cotidiana de la gente, a sus necesidades y a los modos de enfrentarlas.

    Identificamos los criterios y decisiones de política con fuerte impacto en esa vida cotidiana, aún cuando se instrumenten en campos alejados de las instituciones alejadas más comunes: el diseño de un sistema de transporte público, la opción elejida entre la construcción de un superestadio deportivo o la extensión de la provisión de agua potable a las zonas pobres, las políticas de promoción de industrias mano de obra o capital intensivas, constituyen ejemplos elementales de estrategias con resultados muy distintos en términos de aportes al bienestar o al malestar del pueblo.

     El estado, por acción u omisión es un protagonista fundamental del modelo social.

   Aldo Neri se refiere a los Bienes Sociales como cinco estrellas de luz muy fuerte, ellas son: La alimentación, la atención de la Salud, la educación, la vivienda y el retiro en la vejez.

     La política Social, no puede ni debe en la democracia, reemplazar la responsabilidad e iniciativa de las personas, pero puede y debe, crear condiciones que eviten su mutilación y favorezcan su ejercicio pleno.

 

    Respecto de los bienes sociales y su distribución, existen tres opciones doctrinarias:

 

1)       En una posición ultraliberal, se deja al libre mercado dicha asignación. A ella accederán quienes resulten más exitosos, quedando el Estado con un rol de bombero para atemperar las carencias o emergencias extremas, sobre todo por su condición de amenaza a la tranquilidad del resto de la sociedad.

 

2)   En una concepción productivista, cada uno recibirá su cuota de beneficios sociales en estricta 

      proporción a su capacidad de aporte a la generación de riqueza y de esos mismos beneficios. 

      Todos recibirán, pero estrictamente por lo que valen en dinero. Dichos sistemas de previsión

      social, están organizados sobre el modelo de un seguro en que cada uno retira en estricta

      proporción a lo que aporta. 

 

2)       En una concepción solidaria, cada uno aportará en proporción a sus posibilidades y recibirá de 

       acuerdo a sus necesidades fundamentales. Esto implica el funcionamiento de importantes

       mecanismos redistributivos a través del sistema tributario, las acciones del Estado y las

       prestaciones económicas y de servicio de seguridad social. Encierra la inspiración central de

       igualar las oportunidades de los integrantes del pueblo y de que aquellos más exitosos, sin perder

       incentivos para su éxito, participen en la solución de los problemas críticos de los grupos menos

       exitosos y más desprotegidos.

   

 Según se mire la Historia, el asunto de la justicia social y la solidaridad que la sustenta, fué nada más que un delirio incumplido del siglo XX o una deuda pendiente de pagar.

  El panorama veinte años luego de la segunda guerra mundial, las potencias bélica, política y moralmente derrotadas (Alemania, Italia y Japón) se abrían paso para ocupar cómodamente la vanguardia del mudo desarrollado.

    A principios del siglo pasado la población del mundo rondaba los mil millones y sólo en 1930, alcanzó a duplicarse. La siguiente duplicación tomó tan sólo 45 años, llevando al mundo a 4.000 millones de seres humanos para alimentar. En base a esa tendencia se proyectó en 1960 la población mundial del año 2000 en 7.500 pavorosos millones de bocas, el 80% de las cuales vivirían en los países pobres, dado qu ellos mantenían altos niveles de natalidad, al tiempo que los ricos lo bajaban intensamente.

    Pero contra todas las previsiones, hacia los 60, la natalidad del mundo pobre comenzó a descender, contra todas las previsionesh echas. La creciente concentración urbana por la migración desde área rurales, modificó en las parejas la tradicional apetencia por hijos que ahora tardan en aportar con su trabajo. Los padres también acceden a mejores oportunidades educativas y de información general. Así, en 1980, veinte años después del pronóstico de 7.500 millones para el 2000, las nuevas proyecciones estimaban en 6.000 millones la población mundial para inaugurar el nuevo siglo.

    Los alimentos también porfiaron en hacerse imprevisibles. Los scambios tecnológicos de la postguerra, nuevas variedades de vegetales y animales, fertilizantes, pesticidas, equipamientos, mejores criterios, entre otros factores, provocaron un incremento en la productividad, fenómeno que acompañado de una disminución de la proyección de comensales, permitía a los estudiosos afirmar en el principio de los 80 que la disponibilidad mundial de alimentos -medido en calorías per cápita- superaba en un 10% a los requerimientos de la especie humana. Pero el 20 % de la población humana pasaba hambre extremo o atenuado. Además se sabe que el 25% de la humanidad se come el 60% de la producción de alimentos, por lo cual el problema dejaba de ser tecnológico.

      Europa y Japón, tradicionalmente importadores de alimentos, encararon enérgicamente la producción propia, fuertemente subsidiada por sus industrias, incluso generando excedentes exportables que deprimieron los precios internacionales. Contrariamente los países pobres, que habían subsidiado incipientemente su industria con los recursos de su producción primaria exportable, vieron caer el volumen y valor de sus exportaciones y aumentar en muchos casos sus necesidades de importarlos.

            La beneficiencia internacional ejercida por algunos países excedentarios (EEUU), que para 1980 aportaba 2/3 partes del trigo, arroz, maíz, etc que entraban al mercado internacional, mediante la colocación casi gratuita de parte de estos excedentes, si bien atenuó la situación crítica de ciertas naciones pobres receptoras de esa ayuda, aumentó los vicios estructurales de la producción y comercialización mundial de los alimentos.

           Los países de América Latina crecieron en la década del 70 un promedio del 6% anual. A pesar de ello, muchos latinoamericanos casi no se enteraron de esas noticias.

                           

  

COMENTAR ESTE ARTICULO
Su Nombre
Su email
Comentario
 
(El comentario será evaluado previo a ser publicado en la página con su nombre + email) Las respuestas, aparecerán en la página consultada
Enviar Mensajes Públicos Enviar Mensajes Públicos
Articulos más leidos
: : : TORAX OSEO
: : : ETMOIDES, ESFENOIDES, PARIETALES, OCCIPITAL
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : Nutricion, Energia y Metabolismo
: : : ARTICULACIONES
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : GENERALIDADES DE MUSCULOS. MUSCULOS DE LA CABEZA
: : : MIEMBRO SUPERIOR OSEO
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Aparato Digestivo II
: : : MUSCULOS DEL TÓRAX, LA PELVIS, MIEMBROS SUPERIOR E INFERIOR
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Sistema Nervioso
: : : HUESOS DEL CRANEO: Temporal
: : : La célula
: : : MUSCULOS DEL CUELLO
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Trabajo Practico Nº1
: : : COLUMNA VERTEBRAL
: : : CINTURAS PELVIANA Y ESCAPULAR
: : : MIEMBRO INFERIOR
: : : Aparato Digestivo
: : : Aparato Digestivo
: : : Huesos de la CARA
: : : Aparato digestivo
: : : La piel - Esqueleto Oseo, Cráneo: el Frontal
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Cuál es tu dosha ? (Ayurveda)
: : : Tabla de indice glicemico
: : : Consecuencias de la alimentación inadecuada
: : : Cirugia adenoidea (de las vegetaciones adenoides)
: : : Nervio olfatorio I primer par craneal
: : : Vértigo y enfermedad de meniere
: : : Cirugia de amigdalas
: : : Sindrome y Cefalea Tensional
: : : SERC betahistina
: : : Abceso o flemón periamigdalino
: : : Adenoidectomía en paciente con Hemopatía de VON WILLEBRAND
: : : Sindrome de Samter
: : : Hipoacusia Súbita
: : : Nervio optico, el segundo par craneal
: : : Sindrome de Beckwith Wiedemann
: : : Amigdalas (palatinas)
: : : Adenoides o crecimiento de tejido linfoideo detras de la nariz
: : : Argentina es el Tercer Mundo con gente bien vestida y rostro bonito
: : : Test de lesbianismo
: : : Principios básicos de electricidad
: : : La comunicación
: : :
Alfinal.com no se responsabiliza por el contenido de los artículos publicados.
Si el contenido de algun artículo ofende a terceros, comuniquelo a Alfinal.com
www.alfinal.com - Todos los derechos reservados 2012