Articulos Politicos mas Recientes:
20/04/2019 Idiotas y Complices (por Enrique G. Avogadro) :::

13/04/2019 Inmorales amuchachados (por Enrique G. Avogadro) :::

06/04/2019 Veletas y arbitrariedades (por Enrique G. Avogadro)


.. ..

PROLACTINA

Hormona producida en la Hipófisis

  La Prolactina es la hormona que se produce en la adenohipófisis o hipófisis anterior. Su función es estimular la secreción de leche en la mujer durante el puerperio. No se conoce acción en el hombre.

  Fue descubierta en 1928 en la hipófisis de vaca, y es considerada, filogenéticamente, la hormona más antigua del reino animal. Ha sido detectada en insectos, anfibios, peces y mamíferos. Su actividad luteotrófica se estableció hasta 1945, también se le conocía como hormona lactotrófica.

   Se presenta en 3 formas moleculares little-PRL, big-PRL y macroprolactina o big big-Prolactin.

En los varones el comportamiento de la prolactina puede afectar la función adrenal, el equilibrio electrolítico. Su presencia fuera del puerperio induce en el hombre a ginecomastia y a secreción láctea por pezón llamada galactorrea. También puede disminuir el deseo sexual y producir impotencia.

Los niveles de Prolactina en plasma varían acorde a ritmos circadianos. Tiene un ritmo circadiano con aumentos o picos secretorios durante la etapa de sueño, iniciando entre los 10 minutos y poco más de 1 hora de iniciado el sueño y alcanzando los valores mas altos principalmente en las etapas mas profundas. Dichos valores no descienden sino hasta dos horas después de haber despertado y poco a poco disminuyen hacia el final de la tarde, sin una tendencia a repetirse en el mismo sujeto en días posteriores, una vez en circulación la vida de la prolactina media se estima en 14 minutos.
  La secreción es pulsátil, una vez en circulación la vida de la prolactina media se estima en 14 minutos.  El rango de niveles basales en promedio es de 1.39 a 24.2 ng/mL en mujeres; para hombres 1.61 a 18.77 ng/mL.

Una secreción descontrolada de prolactina o hiperprolactinemia, puede provocar anovulación y amenorrea secundaria.

La Prolactina actúa sobre las células acidofílicas o lactótrofas, de las glándulas mamaria.

La prolactina es una hormona polipeptídica de cadena única, con un peso molecular aproximado 22,500 daltons. Esta es la secuencia de los primeros 23 residuos aminoácidos correspondientes al extremo N-terminal:

NH2-leu-pro-ile-cys-pro-gly-ala-ala-arg-cys-gln-val-thr-leu-arg-asp-leu-phe-asp-arg-ala-val

En un sujeto normal del 80 al 90% consiste en una forma pequeña pero funcional llamada l-PRL (little Prolactin) constituida por 199 monómeros de aminoácidos también llamada nativa.

Coexiste una forma hormonal de mayor peso molecular (40,000-50,000 daltons) llamada prolactina grande (big-PRL) la cual se presupone es una forma de depósito, que pocas veces es detectada en el suero y su actividad biológica es casi nula.

Sin embargo se le detecta en los padecimientos de hiperprolactinemia sin manifestaciones clínicas patológicas, tal vez segregada directamente por la hipófisis o representa una forma de agregados poliméricos.

También se ha reportado una forma dimérica de la big-PRL que quizás tenga unida una inmunoglobulina IgG, se le ha llamado macroprolactina (big big-Prolactin) con un peso molecular superior a los 100,000 daltons y sin actividad biológica.
 

  Además de la prolactina, el fenómeno de la lactancia precisa que aumente el sistema ductal lo cual sucede mercecd a estrógenos, hormona del crecimiento, corticoides, lactógeno placentario.

En los varones el comportamiento de la prolactina puede afectar la función adrenal, el equilibrio electrolítico, ginecomastia, algunas veces galactorrea (emisión de leche por pezones), disminución de la libido e impotencia entre otras funciones.

Se presupone que es producida por la hipófisis fetal y la materna, con una posible función de osmorregulación del feto, para la supervivencia en el medio acuático intrauterino, ayudando contribuyendo así a la maduración pulmonar con aumento en el contenido de fosfolípidos y cambios en la relación lecitina-esfingomielina.

Se han reportado funciones secundarias o de menor potencia, relacionándola con la andrógenesis que se lleva a cabo en la zona reticular de la corteza suprarrenal, pues se han encontrado receptores específicos para prolactina, la unión con dichos receptores estimula la secreción de dehidroepiandrosterona y su sulfato.
 

El rango de niveles basales en promedio en 102 mujeres adultas aparentemente sanas es de 1.39 a 24.2 ng/mL (se expresa en nanogramos/mililitro) con un media de 7.97; para hombres se reporta en un estudio con 87 hombres aparentemente sanos, una media de 5.6 y límites de 1.61 a 18.77 ng/mL.

Los límites de referencia varían de acuerdo a la población estudiada presentando variaciones individuales muy marcadas, incluso por grupos de edad y sexo donde la media reportada va desde 8 ng. en varones prepúberes, hasta 10 ng. en varones púberes y 13 ng. en varones adultos. De forma semejante en el sexo femenino se ha observado un incremento desde los 7 ng. en la etapa prepúber y los 13 ng. en la pubertad. En las mujeres fértiles los niveles denotan una ligera elevación durante la ovulación y la fase luteínica, con respecto a la fase folicular, correspondiendo con los niveles de estrógenos endógenos liberados por el ovario, los cuales reducen el factor Inhibidor de la Prolactina (PIF) en el hipotálamo aumentando el número de células lactotrofas como se ha demostrado en ratas, por estimulación, este efecto depende de la dosis y duración de la aplicación, pero suele manifestarse por 24 horas.

En mujeres posmenopáusicas y hombres de edad avanzada, los niveles descienden.

Considerando lo anterior se sugiere que la recolección de muestras para determinar el nivel de prolactina se realice en dos tomas basales después de las 9 de la mañana para evitar efectos tardíos nocturnos e hipoglucemias.

Una secreción aumentada de prolactina o hiperprolactinemia, puede provocar anovulación y amenorrea secundaria de aparición espontánea, como en el síndrome de Forbes-Albright, causada por tumor o también el síndrome de Chiari-Frommel que cursa con galactorrea persistente después del embarazo debido a un trastorno funcional.

En el síndrome de galactorrea-amenorrea, cuadro conocido también como de Argonz y Del Castillo, es de utilidad diagnóstica, conocer los niveles basales de prolactina, cuando se sospecha de tumores productores de prolactina (causa numero 1 de tumores pituitarios) que llegan a producir hasta mas de 100 ng/mL., llamados adenomas que es una neoplasia endocrina múltiple tipo 1, productores de prolactina (el 30% de ellos, Melmed 1986), prolactinomas, micro adenoma de la hipófisis (tamaño menor a 10 mm), macro adenoma (tamaño mayor a 10 mm), etc., de por sí la presencia de galactorrea puede ser un signo de un proceso maligno subyacente. En reportes de otros autores como son Sakiyama y Quan (Obstet.Gynecol.Surv.38:689,1983) este padecimiento sería del 40 al 50% de todas las formas de lactación no puerperal.

El síndrome de galactorrea-amenorrea es un padecimiento que se presenta en mujeres jóvenes en sus años reproductivos, puede estar asociado al embarazo o no, la amenorrea se sospecha por un mecanismo de la prolactina periféricamente en el ovario, por competencia de los receptores ováricos dirigidos a las gonadotrofinas, siendo refractario a la estimulación exógena, por lo que en algunas mujeres que dan lactación, la prolactina promueve la falta de reacción ovárica, mas este hecho no confiere a la lactación una seguridad de anticoncepción. Los períodos menstruales y la fertilidad vuelven al extirpar el tumor mediante hipofisectomía transesfenoidal. Cuando se presenta recurrencia es recomendable aplicar bromocriptina incluso también para aquellas en la que la cirugía no sea viable o que la causa no sea un tumor.
 

El sindrome también puede ocurrir por la administración de neurolépticos tales como la sulpirida, una medicación que se tornó muy habitual para el tratamiento de patología psicosomática del tubo digestivo especialmente. Los tratamientos a mediano plazo con estas substancias, provocavan el sindrome caracterizado por galactorrea y anovulación.

De los pacientes con acromegalia activa el 20 al 40% de ellos cursan con hiperprolactinemia.

Otra de las condiciones que puede provocar la hiperprolactinemia es la supresión de la liberación pulsátil de la hormona luteinizante (LH) interfiriendo con el mecanismo de retroalimentación positiva de estrógenos en la liberación de LH modificando la secreción cíclica hipotalámica de la hormona liberadora de hormona luteinizante (LRH), habiendo mencionado esto se puede comprender mejor el papel de la prolactina en padecimientos como la anovulación, amenorrea, oligomenorrea, fase lútea corta, síndrome de ovarios poliquísticos, esterilidad, etc.

Algunos pacientes con hiperprolactinemia idiopática (16%) presentan auto anticuerpos anti-prolactina, de ellos en el 4% se indujo la hiperprolactinemia por drogas, el 3% presentaron prolactinoma y otro 3% asociado a otras causas. Estos pacientes usualmente no tienen sintomatología como amenorrea o galactorrea.

Por otro lado una deficiente secreción puede originarse por un infarto hipofisiario como en el síndrome de Sheehan (insuficiencia de la hipófisis anterior), que se advierte en el período posparto, como signo precoz y valioso de hipopituitarismo que puede ser parcial o total, o bien una deficiencia de secreción de prolactina aislada sin manifestaciones clínicas.

Durante la gestación las concentraciones de prolactina aumentan gradualmente a partir de la implantación del embrión hasta el parto. Las células lactotrofas se ven aumentadas en número y tamaño inducidas por el aumento de estrógenos. El mayor estímulo para su producción refleja es la succión y estimulación del pezón, efectuada por las vías neurales desde la mama hasta los centros cerebrales.

La lactancia se inicia de 1 a 5 días después del parto una vez que los esteroides sexuales han vuelto a sus valores pregestacionales.

La lactancia continuará durante el puerperio a pesar de que la prolactina vuelve a niveles basales considerados normales durante las 3 a 6 semanas del posparto, la succión provocará aumento en la secreción de prolactina que puede ser de 6 a 20 veces el valor basal entre la segunda y sexta semana, aproximadamente como a la doceava semana no se percibe elevación durante la succión del pezón, aunque la lactación continua, la galactopoyesis se mantiene por el efecto succión-vaciamiento de la glándula mamaria.

La secreción continua de la prolactina pos-parto depende por completo del estímulo de succión en los pezones, la enervación de éstos conduce el estímulo a la médula espinal y al tallo cerebral hasta llegar al hipotálamo, donde se inhibe la liberación en la eminencia media del Factor Inhibidor de la Prolactina (PIF).

El sistema nervioso central es el que regula la secreción de prolactina mediante un mecanismo de inhibición, a nivel hipotálamo e hipófisis. El hipotálamo ejerce una función importante inhibitoria para establecer el nivel normal de secreción de prolactina, a través de un factor no identificado llamado factor PIF (Prolactin Inhibitor Factor).

La L-Dopa es el precursor de la formación en grandes cantidades de dopamina, a esta última se le atribuye ser el verdadero factor PIF fisiológico, ya que presenta un control importante inhibiendo la liberación de la prolactina, por la presencia de un tracto tuberoinfundibular - intrahipotalámico dopaminérgico, que lleva dopamina a las regiones pericapilares de la zona externa de la eminencia media.
Al igual que la dopamina, la apomorfina y bromoergocriptina, otras drogas agonistas que utilizan las vías dopaminérgicas, tienen control inhibitorio sobre la hormona prolactina, sin embargo no son las únicas causas provenientes del hipotálamo.

Las catecolaminas muestran su efecto inhibidor  actuando directamente sobre la hipófisis por las vías catecolaminérgicas aumentando el contenido hipotalámico de PIF.

Se puede vincular la elevación de la prolactina a:

a) Galactorrea con posible amenorrea

b) Enfermedad del hipotálamo o hipófisis

c) Tumores hipofisiarios secretores de prolactina

d) Acromegalia

e) Producción ectópica de tumores malignos

f) Hipotiroidismo primario

g) Insuficiencia renal

h) Anorexia nerviosa

i) Hipoglucemia inducida por insulina

j) Tranquilizantes: Disminuyen el nivel de catecolaminas hipotalámicas o bien bloquean los receptores dopaminérgicos pituitarios.

Fenotiazinas: (Clorpromazina, trimeprazina, tioridazina, etc.),

Diazepóxidos:

Haloperidol

Metoclopramida

Antidepresivos tricíclicos

La morfina, heroína

Sulpirida

Domperidona

Meprobamatos

Isoniazidas

Anfetamina

k) Antidepresivos: la reserpina y la metildopa actúan disminuyendo el contenido hipotalámico de la hormona dopamina además de llevar a cabo estimulación serotoninérgica.

l) Anticonceptivos hormonales: Efecto lactótrofo pituitario, la galactorrea puede aparecer durante o una vez suspendido el medicamento.

DISMINUYEN LA SECRECIÓN DE PROLACTINA LOS SIGUIENTES:

a) Agonistas dopaminérgicos: apomorfina, bromoergocriptina, LSD, l-dopa, quinagolida, serocriptina

b) Inhibidores del sistema de la Monoaminooxidasa: pargilina

c) Hormonas: glucocorticoides

d) Otros:nicotina



BIBLIOGRAFIA

Biólogo Jesús Rivas Espinosa

Medline Plus

Azíz D.C. Use and Interpretation of Tests in Endocrinology. 1997. Specialty Laboratories. Capítulo 10 Desordenes pituitarios Páginas 129-130

Benson R.C. Diagnóstico y Tratamiento Ginecoobstétricos. 1990. Editorial el Manual Moderno,S.A. Capítulo 3 Fisiología del sistema reproductor de la mujer. Pagina 64 y Capítulo 37 El puerperio Paginas 818-820.

Comparato M.R. Terapéutica Hormonal en Ginecología. 1988. Editorial "El Ateneo". Capítulo 2 Hormonas sexuales. Páginas 36-37 Capítulo 13 Terapéutica hormonal en endocrinología ginecológica Páginas 207-216.

Farreras P.Valenti y Rozman C. Medicina Interna.1982. Décima Edición. Ediciones Doyma. Capítulo 15 Endocrinología. Páginas 1805, 1806, 1811, 1812, 1814.

Fischbach F.T. Manual de Pruebas Diagnósticas. 1997. McGraw-Hill Interamericana 5ª edición Capítulo 6 pruebas químicas Páginas 392-393

Fuchs, F. y Koppler A. Endocrinología de la Gestación. 1982. Segunda edición. Salvat Editores,S.A. Capítulo 12 Prolactina Humana. Páginas 249-272

Henry J.B. Diagnostico y Tratamiento Clínicos. 1993. 9a edición. Masson-Salvat Medicina Capítulo 15 evaluación de la Función Endocrina.. Págs.320-321

Inserto Abbott AxSYM® Prolactina. Impreso en Alemania. 1997. Abbott Laboratories, S.A. de C.V.

Jubiz W. Endocrinología Clínica. 1981. Editorial El Manual Moderno,S.A. Capítulo 3 La adenohipófisis Páginas 16-18, 27, 33-34 Capítulo 15 Procedimientos de laboratorio Páginas 386-388.

Pérez P.E. Infertilidad, Esterilidad y Endocrinología de la Reproducción. 1981. Salvat Mexicana de Ediciones,S.A. DE C.V. Capítulo III determinaciones Hormonales en Esterilidad Página 56-57, Capítulo VIII Factor neuroendocrino. Páginas 198, 207-211


 

COMENTAR ESTE ARTICULO
Su Nombre
Su email
Comentario
 
(El comentario será evaluado previo a ser publicado en la página con su nombre + email) Las respuestas, aparecerán en la página consultada
Enviar Mensajes Públicos Enviar Mensajes Públicos
Articulos más leidos
: : : TORAX OSEO
: : : ETMOIDES, ESFENOIDES, PARIETALES, OCCIPITAL
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : Nutricion, Energia y Metabolismo
: : : ARTICULACIONES
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : GENERALIDADES DE MUSCULOS. MUSCULOS DE LA CABEZA
: : : MIEMBRO SUPERIOR OSEO
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Aparato Digestivo II
: : : MUSCULOS DEL TÓRAX, LA PELVIS, MIEMBROS SUPERIOR E INFERIOR
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Sistema Nervioso
: : : HUESOS DEL CRANEO: Temporal
: : : La célula
: : : MUSCULOS DEL CUELLO
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Trabajo Practico Nº1
: : : COLUMNA VERTEBRAL
: : : CINTURAS PELVIANA Y ESCAPULAR
: : : MIEMBRO INFERIOR
: : : Aparato Digestivo
: : : Aparato Digestivo
: : : Huesos de la CARA
: : : Aparato digestivo
: : : La piel - Esqueleto Oseo, Cráneo: el Frontal
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Cuál es tu dosha ? (Ayurveda)
: : : Tabla de indice glicemico
: : : Consecuencias de la alimentación inadecuada
: : : Cirugia adenoidea (de las vegetaciones adenoides)
: : : Nervio olfatorio I primer par craneal
: : : Vértigo y enfermedad de meniere
: : : Cirugia de amigdalas
: : : Sindrome y Cefalea Tensional
: : : SERC betahistina
: : : Abceso o flemón periamigdalino
: : : Adenoidectomía en paciente con Hemopatía de VON WILLEBRAND
: : : Sindrome de Samter
: : : Hipoacusia Súbita
: : : Nervio optico, el segundo par craneal
: : : Sindrome de Beckwith Wiedemann
: : : Amigdalas (palatinas)
: : : Adenoides o crecimiento de tejido linfoideo detras de la nariz
: : : Argentina es el Tercer Mundo con gente bien vestida y rostro bonito
: : : Test de lesbianismo
: : : Principios básicos de electricidad
: : : La comunicación
: : :
Alfinal.com no se responsabiliza por el contenido de los artículos publicados.
Si el contenido de algun artículo ofende a terceros, comuniquelo a Alfinal.com
www.alfinal.com - Todos los derechos reservados 2012