Articulos Politicos mas Recientes:
Firmar peticion para mejorar la calidad de atención Médica

17/07/2019 Propuesta Indecente (por Enrique G. Avogadro)

10/08/2019 Cisnes en Bandada(por Enrique G. Avogadro) :::

03/08/2019 Se jugará ? (por Enrique G. Avogadro) :::

.. ..
Entrá al fascinante mundo de los médicos, conoce como hacen tus controles de Salud
Clinica de Apnea y Ronquido
Columnistas Destacados

Mi Viaje de Estudios a Cuba: 3º Capítulo

 

          Ya estaba en Cuba ! . Mi primer día lo utilicé para amoldarme a mi nueva situación. El clima: extremadamente húmedo y cálido. La casa: humilde pero confortable, de dos plantas, todo muy limpio y aseado. La gente:  maravillosa... Todos desviviéndose por atenderme, sin atosigarme de preguntas, disfrutaban de la conversación, los vecinos solicitaban permiso para visitar la casa y conocerme. La cuestión era la novedad, el extranjero, el argentino, salir de la monotonía de vida y soñar al escuchar mis anécdotas con poder algún día visitar La Argentina. Aunque en realidad cualquier país les hubiera gustado con tal de tener la libertad de ir y venir, de entrar y salir a su antojo, Es extraño cuando uno vive en libertad y no la valora, es como un derecho adquirido, siempre estuvo allí ! y no nos damos cuenta de ello hasta que lo perdemos.

Me preguntaban acerca de la vida en mi país, cómo era poder ir a un supermercado y llenar el carrito de mercadería, poder cambiar el auto cada 2 o 3 años , cobrar un sueldo digno todos los meses, bañarse con agua caliente, usar shampoo y jabones de tocador, pasta dentífrica, afeitadora eléctrica o secador de pelo. Me sentía como “el rey por un día”, el tío millonario, con la posibilidad de adquirir bienes o mercancías sin preocuparme por el costo. Tal vez podía disfrutar de ésa situación, aunque no sé, el sentimiento era una mezcla de nostalgia, pena, vanidad, compasión y ganas de hacer algo por ésa gente tan especial, gente que es capaz de darle al invitado todo y mas, como  que la hospitalidad ocupa un lugar sagrado en sus costumbres, eso de respetar al huésped, sin esperar nada a cambio, solo la posibilidad de compartir sus sueños, de gozar de una libertad virtual, aunque sea por un instante...

Una mañana en que departíamos acerca de las diferencias políticas y sociales de las disímiles realidades de nuestros respectivos países, esto con puertas y ventanas abiertas, sentimos el llamado de un vendedor ambulante  que en un triciclo vendía pizzas, Alberto y su hermano me miraron casi al unísono, como anhelantes de un manjar único, no pude mas que decirles que lo llamaran, al acercarse el vendedor le pregunté cuánto costaba cada pizza, aclaro que eran unas pizzetas con muy escaso queso y solo una pincelada de salsa de tomate, me dice que cada una salía 5 $ cubanos (en ése momento 1 U$ valía 18 $ cubanos). Le encargué 12 pizzetas !. No les podría explicar cómo se las devoraron !. Parecían niños, al verlos me sentí como Papá Noel, y me devoré una yo también sintiéndome uno mas, como un hermano de verdad, compartiendo ése momento de alegría familiar...

Salíamos a caminar por el barrio y así fui conociendo las costumbres locales, me llamó la atención la gran cantidad de bicicletas, todas de tipo inglés, rodado 28, con frenos a varilla y todo eso, aunque de origen chino. Andaban de aquí para allá, algunas con carritos atrás, otras con una especie de sidecar, ésas eran los “bicitaxis”, que por un módico precio te llevaban a donde quisieras, y hasta dos personas a la vez, una en el asiento sobre la parrilla trasera y otra en el sidecar. Otro tipo de taxi eran los carruajes tipo “mateo” que abundaban , ésos seguían un recorrido fijo, como si fueran colectivos de línea, algunos adornados con flores y guirnaldas y otros que se caían a pedazos . También había autos de alquiler de dos tipos : los truchos y los legales, pero eran muy caros en comparación. Algunos privilegiados andaban en motocicletas, en general de marcas rusas o chinas, las había semi-nuevas y otras que daban lástima. A los pocos días pude hacer los arreglos para adquirir una bicicleta, lo cual es ilegal allá, le compré por 20 U$ una de las chinas rodado 28 bastante buena a un vecino, las ruedas parecían “telas de cebolla”, casi transparentes por lo cual “pinchaba” frecuentemente, una mañana en que debía llegar a horario a la facultad y tuve una pinchadura por tercera vez, arrojé la bicicleta contra un árbol, y ahí empecé a ser reconocido como “el irascible argentino”, de todas maneras en cada cuadra había casas tipo gomería en donde “se hacían ponches” (les llaman ponches a los parches). La cuestión que con mi bicicleta me recorría toda la ciudad, me encantaba llevar la filmadora en una mano y mientras pedaleaba iba filmando todo aquello que me parecía de interés, estaban los colectivos llamados “camellos” con forma de “semirremolque ondulado en forma de banana” que transportaban como 70 personas y siempre iban llenos, también en viejos camiones que llevaban gente en la caja y otros que reformados daban un poco mas de confort por que tenían techo y asientos, los dos últimos totalmente gratuitos. Es importante ver en las paradas esperando  la gente por su medio de transporte en que viajaban soldados, maestras, policías, empleados, comerciantes y hasta altos cargos de gobierno, todos en igualdad de condiciones.

Por las noches dejábamos “las bicis en guarderías” y así por pocos centavos se evitaba el tan frecuente “robo a la pasada”, realmente el problema de los robos era grave, no podías dejar nada a la vista por que desaparecía en instantes, incluso la ropa en la cuerda, animales tipo cerdos o gallinas, y todo tipo de elemento transportable podía ser objeto de “hurto al paso”, teníamos que estar muy atentos permanentemente. Decía que dejábamos las bicis y paseábamos por la plaza central, en donde era costumbre reunirse todo tipo de gente hasta altas horas de la noche a charlar y escuchar la música proveniente de un vehículo adaptado como amplificador ambulante, por supuesto siempre se escuchaba “salsa”. Inmediatamente se daban cuenta que yo era argentino !, para eso tienen una habilidad especial, se me venían como moscas, algunos pretendiendo aprovecharse y otros por curiosidad. El tema de la prostitución es alarmante, casi todas las chicas jóvenes se prostituyen !, ahí abiertamente, sin falsos pudores ni vergüenza alguna, se acercan y te ofrecen “sus encantos”, es lamentable pero también producto de una sociedad acosada por carencias, límitaciones, prepotencias y abuso de autoridad. A veces con solo invitar a una chica a comer era suficiente para que se quedara a tu lado, después lo que pasara en la intimidad dependía de cada uno, no siempre había dinero de por medio. En mi caso traté de no aprovecharme de ésas situaciones, me encantaba estar en grupo, bailar, invitarlos con bebidas y cigarrillos si me lo pedían e intercambiar momentos que realmente serían  inolvidables, ya que al recordarlos puedo revivir la alegría que inundaba mi corazón.

Me habían asignado una habitación para mi solo en “el piso de arriba”, con ventilador, un gran ventanal  y balcón. Al principio me negué a aceptarla por que me daba cuenta que el resto de la familia dormirían acinados e incómodos pero no logré mas que enfurecer a Alberto, no me quedó otro remedio. En agradecimiento empecé a regalarles los “tesoros” que había llevado, asesorado por un cubano que vive aquí en Ushuaia, eran jabones, lapiceras tipo birome, perfumes y desodorantes. Estaban encantados !, valoraron mis obsequios como si fueran cosas preciosas, también compré zapatos, sandalias, ojotas, jeans, otro ventilador (ruso) y algo que les encantaba : “tallarines”, que junto con las pizzas eran el manjar mas preciado. En las múltiples veces que fui invitado a cenar o almorzar por médicos, vecinos o autoridades sanitarias no había cosa que les gustara mas que les llevara como una atención “botellas de aceite de cocina”, era como oro líquido para las amas de casa, también algún producto de tocador y algo muy valorado por las mujeres jóvenes eran “los tampones”, inexistentes en el mercado cubano.

Era triste ver a los mas célebres profesores cubanos escribir con “lapicitos” que de tanto haberles sacado punta eran minúsculos y dificultaban la escritura, también el papel que al ser reciclado, era de un color amarillento como el papel de los libros viejos. Siempre llevaba en el bolsillo del guardapolvo varias biromes y lápices que no dudaba en regalar a los colegas, el agradecimiento que demostraban ante ése simple hecho era para emocionarse. Escribían las historias clínicas en los márgenes, en los bordes mismos de las hojas, o en los espacios que podían aprovechar que quedaban entre los párrafos anteriores, el resultado era que las hojas eran sumamente difíciles de interpretar. Todo eso lo manejaban con un orgullo especial, como minimizando la cosa, “es un problema pasajero” decían , “ya el gobierno se encargará de solucionar las cosas”. Lo peor que uno podía hacer era demostrar conmiseración o lástima, eso los ofendía terriblemente, había ciertos temas de los que no se podía hablar.

A veces me preguntaban sobre mi sueldo, les interesaba saber cuanto ganaba un médico en Argentina, tenía que responder con evasivas o por ej. Diciendo que “aquí se ganaba mucho pero también se gastaba mucho”, que no se podía comparar por que eran formas de vida y sociedades diferentes.

Como se va planteando el relato parecería que la vida del cubano es un permanente sufrimiento, pero no es así, es un pueblo que viene luchando desde mucho antes que apareciera Fidel Castro, que su constante lucha ha forjado una personalidad y forma de encarar la vida que los enorgullece, que los estimula a seguir en su lucha hasta el fin. Se dan cuenta que hay muchas cosas del capitalismo que son tentadoras y desearían poder gozar del confort y la vida “electrodomestizada” del europeo o de un país tercermundista como el nuestro, no son tontos, y conocen perfectamente sus limitaciones, pero también saben que el precio de la liberación que les concedió la revolución es alto pero están dispuestos a pagarlo, con grandes bajas y debilidades, sobre todo por la tremenda emigración a los EEUU, la propaganda en contra y el bloqueo que se les impone. No hay peor cosa para ellos que los cubanos que han triunfado en Miami y van de turistas a Cuba, llenos de dólares, cadenas de oro y soberbia. Son insoportables, tratan a sus antiguos compatriotas como a “seres inferiores, que se han resignado a vivir en la miseria y no han tenido el valor como éstos de cruzar el mar en busca de fortuna fácil”. Obviamente a EEUU éstos debilitamientos y la tergiversación de las noticias que llegan a todo el mundo como parte de su estrategia le resulta muy “conveniente”.

No quiero meterme mucho en el tema político ya que se trata de un relato sobre una experiencia personal, pero dejo abierta la puerta para que cualquiera que desee preguntar o discutir algunos puntos de vista conmigo solo tiene que mandarme un mail y le responderé gustoso.

Queda para el próximo capítulo “La Salud y La Educación en Cuba”, y es allí en donde debemos “quitarnos el sombrero”  y  reverenciar a un sistema que funciona muy bien a pesar de todas las dificultades y limitaciones, y que ha demostrado que funciona perfectamente acorde a las necesidades del pueblo cubano.

 

Dr. Rubén Oscar Santos

Mi Viaje de Estudios a Cuba: 1º Capítulo

Mi Viaje de Estudios a Cuba: 2º Capítulo

 

 

 

COMENTAR ESTE ARTICULO
Su Nombre
Su email
Comentario
 
(El comentario será evaluado previo a ser publicado en la página con su nombre + email) Las respuestas, aparecerán en la página consultada
Enviar Mensajes Públicos Enviar Mensajes Públicos
Articulos más leidos
: : : TORAX OSEO
: : : ETMOIDES, ESFENOIDES, PARIETALES, OCCIPITAL
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : Nutricion, Energia y Metabolismo
: : : ARTICULACIONES
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : GENERALIDADES DE MUSCULOS. MUSCULOS DE LA CABEZA
: : : MIEMBRO SUPERIOR OSEO
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Aparato Digestivo II
: : : MUSCULOS DEL TÓRAX, LA PELVIS, MIEMBROS SUPERIOR E INFERIOR
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Sistema Nervioso
: : : HUESOS DEL CRANEO: Temporal
: : : La célula
: : : MUSCULOS DEL CUELLO
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Trabajo Practico Nº1
: : : COLUMNA VERTEBRAL
: : : CINTURAS PELVIANA Y ESCAPULAR
: : : MIEMBRO INFERIOR
: : : Aparato Digestivo
: : : Aparato Digestivo
: : : Huesos de la CARA
: : : Aparato digestivo
: : : La piel - Esqueleto Oseo, Cráneo: el Frontal
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Cuál es tu dosha ? (Ayurveda)
: : : Tabla de indice glicemico
: : : Consecuencias de la alimentación inadecuada
: : : Cirugia adenoidea (de las vegetaciones adenoides)
: : : Nervio olfatorio I primer par craneal
: : : Vértigo y enfermedad de meniere
: : : Cirugia de amigdalas
: : : Sindrome y Cefalea Tensional
: : : SERC betahistina
: : : Abceso o flemón periamigdalino
: : : Adenoidectomía en paciente con Hemopatía de VON WILLEBRAND
: : : Sindrome de Samter
: : : Hipoacusia Súbita
: : : Nervio optico, el segundo par craneal
: : : Sindrome de Beckwith Wiedemann
: : : Amigdalas (palatinas)
: : : Adenoides o crecimiento de tejido linfoideo detras de la nariz
: : : Argentina es el Tercer Mundo con gente bien vestida y rostro bonito
: : : Test de lesbianismo
: : : Principios básicos de electricidad
: : : La comunicación
: : :
Alfinal.com no se responsabiliza por el contenido de los artículos publicados.
Si el contenido de algun artículo ofende a terceros, comuniquelo a Alfinal.com
www.alfinal.com - Todos los derechos reservados 2012