Articulos Politicos mas Recientes:
15/06/2019 Caretas Caidas (por Enrique G. Avogadro)

08/06/2019 Mc Pato SS y agujeros enormes(por Enrique G. Avogadro) :::

25/05/2019 Mundos raros y curiosos olvidos (por Enrique G. Avogadro) :::

.. ..
Entrá al fascinante mundo de los médicos, conoce como hacen tus controles de Salud
Clinica de Apnea y Ronquido
Columnistas Destacados

Eutanasia

 

La postura de la Iglesia

La eutanasia (M.G. Morelli) ¿Qué significa "eutanasia" y por qué la Iglesia no la acepta? ¿No es más humano dejar morir o ayudar a morir a una persona?

En EE.UU. y en Inglaterra han sido creadas sociedades para ayudar a personas a quitarse la vida (vgr. la "Sociedad Helmock" y la "Sociedad para la muerte"). Durante 1993 causó estupor el juicio en norteamérica al Dr. Kevorkian, quien comercializaba una máquina para ayudar a las personas a morir sin dolor, eligiendo para ello los Estados que no tenían penalizada la ayuda al suicidio, y fue absuelto en uno de ellos, de manera escandalosa, porque el jurado entendió que no había en el médico "dolo" de homicidio (intención de matar).

En el Estado de Oregon (EE.UU.), el 8 de noviembre de 1994 se aprobó por referendum popular una "Ley para una Muerte Digna" que admitía la eutanasia activa o voluntaria con menos de 6 meses de vida; pero fue declarada inconstitucional por un juez, sentencia que está apelada.

En otros estados, los tribunales de segunda instancia habían declarado inconstitucionales las leyes que prohibían la asistencia al suicidio, pero la Corte Suprema, finalmente, respaldó tales leyes (Vacco, Procurador General del Estado de Nueva York v. Quill y otros, 26/6/97).

De este modo la Corte revocó la decisión de la Corte de Apelaciones que las había considerado inconstitucionales por entenderlas discriminatorias, argumentando que no trataba de modo igual a todas los enfermos terminales que deseaban acelerar su muerte, pues a quienes dependían de aparatos para mantenerse con vida se los autorizaba a acelerar el deceso mediante la interrupción de estos sistemas, pero no se autorizaba la aplicación de drogas letales para acelerar la muerte de quienes no dependían de aparatos. ¡Resulta llamativo que un tribunal no entienda la sencilla diferencia entre el homicidio -matar- y la suspensión de tratamientos desproporcionados -aceptar que la muerte no puede evitarse-!

El Código Penal Holandés castiga la eutanasia y la ayuda al suicidio (arts. 293 y 294), pero exime de sanciones al médico que practica la eutanasia para aliviar el dolor de si paciente, previa consulta con otros facultativos, con lo que de hecho legalizaron la eutanasia. Ahora se aplica incluso a personas con estado de conciencia; e incluso en algunos casos sin su consentimiento (ASD Prensa, Año XI, ed. 391, febrero 1995).

En el Territorio del Norte Australiano, el Acta relativa a los Derechos de los Enfermos Terminales de junio de 1995 admitió la eutanasia activa y voluntaria o la ayuda al suicidio de adultos que sufran una enfermedad terminal altamente dolorosa, pero fue derogada el 27/3/97 por el Parlamento Europeo.

Más cerca de nosotros, la Corte Constitucional de Colombia resolvió que el reconocimiento, en la Constitución colombiana, del respeto a la dignidad humana y la autonomía obliga a interpretar que el Código Penal no castiga la eutanasia realizada con consentimiento del paciente; limitando así la aplicación del art. 326, que pena el homicidio por piedad con prisión menor al homicidio simple (6 meses a 3 años), a los casos donde no existe voluntad de la víctima (Parra Parra, José E. s/inconstitucionalidad, 20/5/97). Lo notamos especialmente para advertir el problema que gira en torno a ideas como las de dignidad humana si no se precisa adecuadamente su sentido (v. supra, Ia. Parte, V., 6).

La eutanasia es la eliminación directa de una persona agonizante, sufriente o disminuida. Se ha distinguido la eutanasia voluntaria (con consentimiento de la víctima) y la involuntaria (sin o contra su voluntad); la que se realiza por razones sentimentales (para terminar un sufrimiento) o eugenésicas (para eliminar a los disminuidos); la que se produce mediante una acción positiva (eutanasia activa; ej. administrar veneno a la persona) u omitiendo una conducta debida adecuada para conservar la vida (eutanasia pasiva; ej. privando a una persona de alimento, o de un remedio ordinario necesario para salvar su vida).

La Iglesia se opone todas ellas pues se trata de la eliminación de una vida humana inocente, y ésta es portadora de una dignidad tal que debe ser respetada absolutamente. Debemos respetar la vida del semejante porque es digno; no porque él quiera que se la respetemos: su voluntad no puede desobligarnos. La vida y la dignidad humana son bienes de los que el hombre no puede disponer, y por ello el consentimiento que brinden en tal sentido no legitima al homicida. Son en este punto aplicables también los conceptos desarrollados a propósito del suicidio: si no es lícito a una persona quitarse la vida (suicidio), tampoco es lícito pedir a otro o consentir la propia muerte (eutanasia). Ni que hablar de otras muchas razones que existen para oponerse a la eutanasia, como el riesgo de error de diagnóstico médico, las nuevas medicinas que surgen con el tiempo; la ausencia de plena voluntad y discernimiento que suele existir en la persona en tales circunstancias, etc. Dramático fue el caso de aquél médico cordobés que dio dosis letal de cloroformo a su hijo enfermo de difteria, precisamente el día anterior al anuncio de Roux de su descubrimiento del suero antidiftérico (Cfr. TALE, Camilo, La eutanasia, comunicación al Congreso Nacional de Jóvenes, Córdoba, 1994). En Rosario se conoció en 1995 el caso de María Belén, bebé de 40 días internada con un cuadro de encefalitis agudo. Los médicos dijeron que no había nada que hacer, un neurólogo de Buenos Aires aconsejó "tirarla a la basura", un profesional amigo se ofreció a ponerle una inyección para "ayudarla a morir". Hoy María Belén tiene 5 años y desde hace 12 meses no sufre convulsiones, recuperó la vista y gran parte de la audición, come y juega con su hermanito (diario La Capital de Rosario, 26/7/95).

Además, en general, el paciente que recibe atención y afecto durante su últimos momentos desiste de sus pedidos de eutanasia. Especial rechazo merecen las defensas de la eutanasia cuando egoístamente buscan eliminar a quienes "molestan" o "no producen" (ej. los ancianos o deficientes mentales).

"Confirmo que la eutanasia es una grave violación de la Ley de Dios, en cuanto eliminación deliberada y moralmente inaceptable de una persona humana (...) Semejante práctica conlleva, según las circunstancias, la malicia propia del suicidio o del homicidio" (EV, nº 65)

La condena de la "eutanasia" no significa que el catolicismo aconseje el "encarnizamiento" o "ensañamiento" terapéutico. La persona humana tiene derecho a nacer, y también a morir con dignidad. Por eso, si es moralmente obligatorio brindar a una persona los medios ordinarios de cuidado de su salud; no puede hacerse de la conservación de la vida un absoluto y mantener artificialmente por medios extraordinarios y desproporcionados, un cuerpo humano con vida, cuando naturalmente debe morir; privando a la persona de su derecho a una muerte digna. Cuando se desconectan los aparatos de reanimación artificial a una persona, luego de pasado un tiempo prudencial; no se la está matando, se la está dejando morir naturalmente. La diferencia es fundamental.

En Estados Unidos, adquirió fama el caso de Karen Ann Quinlan (New Jersey, 1975), joven de 21 años que se encontraba en estado de coma por la ingestión de drogas y alcohol, quedando en un estado vegetativo persistente. Sus padre adoptivos solicitaron que se interrumpieran los tratamientos extraordinarios y se dejara a la joven morir naturalmente, y ante la negativa médica, acudieron a los tribunales, que en segunda instancia autorizaron la desconexión del respirador. Sin embargo, luego de la desconexión, la paciente continuó con vida por diez años. Otro caso sonado es el de Nancy Beth Cruzan (SC, 1990), joven de 25 años que permaneció en estado vegetativo persistente durante 8 años hasta que la Corte Suprema autorizó la interrupción de la administración de alimentos, falleciendo en 1990. Esta última decisión es cuestionable porque la provisión de nutrientes sólo en situaciones extremas de complejidad debe ser considerada un tratamiento desproporcionado o extraordinario. Es la satisfacción de una necesidad básica del ser humano, y privar a una persona de ella es homicidio por inanición (Sobre el tema, v. Sgreccia, Elio, Manual de Bioética, ed. Diana, México, 1996, tomo 1, p. 610)

Al respecto ver la Declaración sobre la Eutanasia, de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, y EV (nº 15, 57, 64)  

 

COMENTAR ESTE ARTICULO
Su Nombre
Su email
Comentario
 
(El comentario será evaluado previo a ser publicado en la página con su nombre + email) Las respuestas, aparecerán en la página consultada
Enviar Mensajes Públicos Enviar Mensajes Públicos
Articulos más leidos
: : : TORAX OSEO
: : : ETMOIDES, ESFENOIDES, PARIETALES, OCCIPITAL
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : Nutricion, Energia y Metabolismo
: : : ARTICULACIONES
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : GENERALIDADES DE MUSCULOS. MUSCULOS DE LA CABEZA
: : : MIEMBRO SUPERIOR OSEO
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Aparato Digestivo II
: : : MUSCULOS DEL TÓRAX, LA PELVIS, MIEMBROS SUPERIOR E INFERIOR
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Sistema Nervioso
: : : HUESOS DEL CRANEO: Temporal
: : : La célula
: : : MUSCULOS DEL CUELLO
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Trabajo Practico Nº1
: : : COLUMNA VERTEBRAL
: : : CINTURAS PELVIANA Y ESCAPULAR
: : : MIEMBRO INFERIOR
: : : Aparato Digestivo
: : : Aparato Digestivo
: : : Huesos de la CARA
: : : Aparato digestivo
: : : La piel - Esqueleto Oseo, Cráneo: el Frontal
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Cuál es tu dosha ? (Ayurveda)
: : : Tabla de indice glicemico
: : : Consecuencias de la alimentación inadecuada
: : : Cirugia adenoidea (de las vegetaciones adenoides)
: : : Nervio olfatorio I primer par craneal
: : : Vértigo y enfermedad de meniere
: : : Cirugia de amigdalas
: : : Sindrome y Cefalea Tensional
: : : SERC betahistina
: : : Abceso o flemón periamigdalino
: : : Adenoidectomía en paciente con Hemopatía de VON WILLEBRAND
: : : Sindrome de Samter
: : : Hipoacusia Súbita
: : : Nervio optico, el segundo par craneal
: : : Sindrome de Beckwith Wiedemann
: : : Amigdalas (palatinas)
: : : Adenoides o crecimiento de tejido linfoideo detras de la nariz
: : : Argentina es el Tercer Mundo con gente bien vestida y rostro bonito
: : : Test de lesbianismo
: : : Principios básicos de electricidad
: : : La comunicación
: : :
Alfinal.com no se responsabiliza por el contenido de los artículos publicados.
Si el contenido de algun artículo ofende a terceros, comuniquelo a Alfinal.com
www.alfinal.com - Todos los derechos reservados 2012