Articulos Politicos mas Recientes:


02/05/2020 Quien me ha robado el mes de abril? (por Enrique G. Avogadro) :::

02/05/2020 Gran cacerolazo nacional (por Enrique G. Avogadro) :::

25/04/2020 Amores perros (por Enrique G. Avogadro) :::

18/04/2020 Un maloliente pantano(por Enrique G. Avogadro)

11/04/2020 Cleptogobierno y sociedadd amoral (por Enrique G. Avogadro) :::

04/04/2020 Combatiendo al Capital, rumbo al abismo (por Enrique G. Avogadro) :::

.. ..
Entrá al fascinante mundo de los médicos, conoce como hacen tus controles de Salud
Clinica de Apnea y Ronquido
Columnistas Destacados

Frente al futuro de la democracia

y la libertad en Venezuela

 

 

 

Reinaldo Ramírez Méndez

A la luz de la lógica, no hay duda que la democracia y la libertad son conceptos inseparables, necesarios e imprescindibles para el funcionamiento de la sociedad dentro de los normales parámetros del orden civilizado, por lo menos en lo que a la concepción occidental se refiere. 

Tal idea tuvo sus raíces en el pensamiento griego, creció en los tiempos de mayor auge en la prédica solidaria durante el medioevo, se adelantó con notable proyección bajo el influjo de los radicales y profundos cambios sociales que el mundo experimentó con la Revolución Francesa y la emancipación estadounidense, por apenas citar algunos de los hitos transformadores de mayor significado en la historia de la humanidad; y avanzó por el derrotero que halló bases más amplias en la valoración del hombre como centro y meta de la acción política, al enfrentarse a los intentos autocráticos y totalitarios que han ensangrentado la época contemporánea desde la II Guerra Mundial. 

No obstante, este planteamiento no siempre ha gozado de aceptación general; al mismo se han opuesto quienes consideran que ambos conceptos no deben acompañarse. 

Incluso, valga significar, algunos han enfatizado la presunta existencia de contradicción y antinomia entre la democracia y la libertad, pues consideran que la libertad ;en concreto- debe erguirse y desarrollarse sin cortapisa, coacciones o intervenciones extrañas, incluso del Derecho como hecho social, el Estado y las formas de gobierno, entre las que descuella la democracia. 

Los amantes de la libertad absoluta no comparten la idea de que ésta sea limitada en función de la justicia social y, por ello, concebida como presupuesto indispensable y elemento imprescindible para la existencia y perfeccionamiento del orden democrático.

 Los extremistas del liberalismo clásico, por ejemplo, sostenían criterios proclives a la limitación de los gobiernos, de la democracia y la mengua de la actividad estatal. 

El Estado era previsto como un mero instrumento de vigilancia y protecto de las actividades de los particulares. 

La democracia, expresión de la libertad, el pluralismo y la igualdad de derechos, fue vista  desde entonces- por los oscuros intereses de clara factura capitalista, como una traba para los personeros del individualismo quienes nunca han avalado la primacía del interés colectivo.

 Desde otra vertiente de la acción ideológico-política, los sectores que se autodenominan partidarios del llamado materialismo científico, en concreto, los adeptos al predominio del Estado sobre el individuo, muy pronto manipularon el ideal democrático y fraguaron un lenguaje y estrategias que gradual y progresivamente fueron coartando y cerrando el paso a la plena vigencia de un sistema de libertades públicas. 

Esta corriente planteó la llamada  democracia popular, suerte de pleonasmo referido para calificar un régimen que nada tenía de demócrata y mucho menos de popular; ha sido una expresión utilizada sólo en función de  guardar las apariencias y para esconder la magnitud de una de las más nefastas experiencias propulsoras de la opresión, la tiranía y violadoras de los Derechos Humanos que haya conocido la humanidad. 

En nuestro país, hoy día, también actúan los personeros y defensores de ambos sectores que se caracterizan por ser manipuladores de la finalidad progresista del sistema democrático y negadores de la verdadera esencia de la libertad: unos, sólo proceden en función del afán de lucro, agudizando las contradicciones orientadas hacia el mantenimiento de una sociedad dividida entre explotadores y explotados; y los otros, utilizan el poder político para convertirlo en mero instrumento al servicio de una concepción que -bajo el expediente de una pretendida redención social-, procura cercenar los más elementales Derechos Humanos y colocar al Estado por encima del hombre, coartando su libertad y limitando su iniciativa como actor esencial del orden político, empeño en el que descuella el afán por concentrar el poder político en manos de un autócrata que sólo vive pensando en el vano propósito de perpetuarse en el ejercicio de ese poder y, por consiguiente, deseando convertirse en el único gobernante, juez y legislador al mismo tiempo. 

Por tanto, ambas posiciones son responsables del caos económico-social en que se debate nuestro pueblo y de la honda crisis que lo agobia en todos los aspectos. 

Ante la prédica, influjo y acción de esas pretensiones, cuyo común denominador no es otro sino el falaz empeño por escindir la verdadera libertad del hombre y socavar la democracia, el pensamiento socio-político más avanzado lucha denodadamente para testimoniar, cada día con mayor énfasis, la necesaria e indubitable relación que debe existir entre la democracia y la libertad; para esta concepción, la una no puede existir sin la otra, son elementos complementarios y de modo alguno excluyentes, cuya misión y función  de consuno- está orientada hacia la edificación y perfectibilidad de un nuevo orden social, más justo y más humano, en el que los ciudadanos, las instituciones (y dentro de ellas, principalmente, el Estado), sólo deben trabajar en función de la defensa de la persona humana, su dignidad, y a favor de la Justicia Social y para el logro del Bien Común. 

Se impone entonces, combatir por una política humanista y solidaria; vale decir, luchar para enrumbarnos en pos de la construcción y mantenimiento de la genuina democracia, sistema en el que sólo la Ley y el Derecho (en función de la Justicia en su recta razón) son los únicos elementos rectores de la vida ciudadana; de este modo, aun sin lograr la perfección (objetivo imposible para el género humano), es factible alcanzar nuevos niveles de progreso integral para nuestro pueblo, mediante la oportuna corrección de las fallas que se presenten en el curso de la normal gestión gubernativa y, por consiguiente, la aplicación de políticas proclives a la eliminación de las causas generadoras de los más severos desajustes sociales que entraban el camino hacia el progreso. 

Nuestro pueblo tiene planteado -hoy más que nunca- un reto de singulares proporciones y especialísima trascendencia para el futuro de la Nación; ante el inicuo empeño para acabar con la democracia y, por consiguiente, cercenar la libertad, con el infame propósito de instaurar en nuestro medio otra experiencia autocrática y totalitaria, se yergue el más grande y patriótico desafío: enfrentar con las fuerzas de la razón y la Ley- los intentos que pretenden violentar la voluntad indubitablemente mayoritaria del pueblo para revocar el mandato de quien no sólo lo ha engañado groseramente y burlado en sus esperanzas más sentidas, sino que -como nunca se había visto- ha sumido, en el más corto tiempo y a pesar de los ingentes recursos con que ha contado, a esta noble patria en la peor crisis económica, social y política de su historia. 

Para el pueblo venezolano está planteado el rescate y la renovación de la democracia con el persistente empeño de corregir los errores del pasado, borrar para siempre los horrores del presente y echar las bases más firmes para construir el mejor futuro para las presentes y las nuevas generaciones, en un sistema de vida en el que la democracia y la libertad vayan por el mismo camino, en pos del progreso y el bienestar social sin exclusiones, sectarismos ni egoísmos de ninguna naturaleza. 

Para lograr esa meta, el pueblo cuenta con la fuerza arrolladora de su voluntad soberana, única fuente del poder legítimo. Frente a esa realidad, con toda evidencia, no podrá imponerse con éxito el deseo del déspota y sus lacayos ¿o, razonablemente: será todo lo contrario? ¿A la voluntad del pueblo? 

* Abogado, Politólogo y Profesor Universitario. reiram@alfinal.zzn.com

 

CHECK-- COMENTARIOS DE LECTORES --
   
   
   

 

COMENTAR ESTE ARTICULO
Su Nombre
Su email
Comentario
 
(El comentario será evaluado previo a ser publicado en la página con su nombre + email) Las respuestas, aparecerán en la página consultada
Enviar Mensajes Públicos Enviar Mensajes Públicos
Articulos más leidos
: : : TORAX OSEO
: : : ETMOIDES, ESFENOIDES, PARIETALES, OCCIPITAL
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : Nutricion, Energia y Metabolismo
: : : ARTICULACIONES
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : GENERALIDADES DE MUSCULOS. MUSCULOS DE LA CABEZA
: : : MIEMBRO SUPERIOR OSEO
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Aparato Digestivo II
: : : MUSCULOS DEL TÓRAX, LA PELVIS, MIEMBROS SUPERIOR E INFERIOR
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Sistema Nervioso
: : : HUESOS DEL CRANEO: Temporal
: : : La célula
: : : MUSCULOS DEL CUELLO
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Trabajo Practico Nº1
: : : COLUMNA VERTEBRAL
: : : CINTURAS PELVIANA Y ESCAPULAR
: : : MIEMBRO INFERIOR
: : : Aparato Digestivo
: : : Aparato Digestivo
: : : Huesos de la CARA
: : : Aparato digestivo
: : : La piel - Esqueleto Oseo, Cráneo: el Frontal
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Cuál es tu dosha ? (Ayurveda)
: : : Tabla de indice glicemico
: : : Consecuencias de la alimentación inadecuada
: : : Cirugia adenoidea (de las vegetaciones adenoides)
: : : Nervio olfatorio I primer par craneal
: : : Vértigo y enfermedad de meniere
: : : Cirugia de amigdalas
: : : Sindrome y Cefalea Tensional
: : : SERC betahistina
: : : Abceso o flemón periamigdalino
: : : Adenoidectomía en paciente con Hemopatía de VON WILLEBRAND
: : : Sindrome de Samter
: : : Hipoacusia Súbita
: : : Nervio optico, el segundo par craneal
: : : Sindrome de Beckwith Wiedemann
: : : Amigdalas (palatinas)
: : : Adenoides o crecimiento de tejido linfoideo detras de la nariz
: : : Argentina es el Tercer Mundo con gente bien vestida y rostro bonito
: : : Test de lesbianismo
: : : Principios básicos de electricidad
: : : La comunicación
: : :
Alfinal.com no se responsabiliza por el contenido de los artículos publicados.
Si el contenido de algun artículo ofende a terceros, comuniquelo a Alfinal.com
www.alfinal.com - Todos los derechos reservados 2012