Articulos Politicos mas Recientes:
13/04/2019 Inmorales amuchachados (por Enrique G. Avogadro) :::

06/04/2019 Veletas y arbitrariedades (por Enrique G. Avogadro)


29/03/2019 Cisnes y Tsunamis (por Enrique G. Avogadro) :::

.. ..

Botella de vidrio, el eterno recipiente

 

 

botellas

Impermeable, aséptica, duradera y reciclable, la botella de vidrio es el envase más adecuado para la conservación del vino. 

A través de su cuerpo traslucido se vislumbra una historia milenaria directamente emparentada con uno de los elementos más nobles y versátiles de la naturaleza: el vidrio.

Cuentan los historiadores que cierta vez en Biblos, hace mas de 6.000 años, unos mercaderes acamparon a la vera del río Belo, tras una larga y extenuante caminata. Para cocinar, apoyaron sus utensilios sobre piedras que encontraron en la playa y, después de comer, se durmieron dejando el fuego bien alimentado. 

Al despertar hallaron unas formaciones brillantes, sólidas y desconocidas. Las piedras que habían utilizado - de carbonato sódico -, fundidas junto con la arena, habían producido vidrio.

El vidrio en la antigüedad

El descubrimiento del vidrio fue trascendental para el desarrollo de la botella tal como la conocemos en la actualidad, pero pasaron muchos años antes de que empezara a utilizarse en la elaboración de envases. 

Hasta la primera mitad del siglo XVII, la mayor parte de los recipientes empleados para la contención y el transporte del vino estaban elaborados en cerámica, loza o peitre.


Aquellas arenas blancas y brillantes acaparaban la atención de todos, pero fundamentalmente de reyes, emperadores y cortesanos.

En el mundo romano, el vidrio tenia un lugar de prestigio en razón de la lentitud y del coste de su producción, que lo convertían en una pieza de artesanía de lujo. 

Pero a partir de la segunda mitad del siglo I a.C., tras el descubrimiento en Sidón de la técnica del soplado, el devenir de la industria sufrió un giro fundamental.

Pronto comenzaron a producirse envases y objetos con mayor rapidez y a obtenerse una más amplia variedad de formas y medidas que con cualquier otro material. 

En un primer termino, la técnica del vidrio soplado se desarrolló en talleres situados en las costas del Mediterráneo oriental (principalmente en Siria), pero rápidamente se difundió por Occidente, cerca de los núcleos urbanos mas importantes y a lado de los ríos con arenas de la calidad apropiada

Se elaboraron numerosas formas y se utilizaron todas las técnicas complementarias conocidas (motivos aplicados, escenas grabadas o impresas y decoraciones diversas). 

También se fabricaron piezas lisas para uso domestico, pequeños contenedores para medicinas y ungüentos, y útiles de tocador e incluso urnas cinerarias.

Pero después del siglo IV, el interés por el vidrio decayó al tiempo que disminuyó su producción, limitada a sencillas piezas de vidrio soplado de uso cotidiano.


Las primeras botellas

No fue hasta principios del siglo XVII que el vidrio recobró protagonismo y pasó a jugar un rol fundamental en la elaboración de recipientes de vino.


Las ánforas, jarras y vasijas, que tanto arte e información legaron a los arqueólogos, presentaban diversas dificultades, se rompían con facilidad, costaba mucho mantenerlas tapadas correctamente y no transparentaban el contenido.


Además, en muchos casos, alteraban seriamente las cualidades enológicas de la bebida. Fue así como nobles y burgueses europeos comenzaron a reemplazarlas por botellas de vidrio.

Aquellos atractivos envases eran panzones y de base plana, y algunos contaban con un mango para su transporte. Su único inconveniente residía en la forma y la capacidad, ya que los artesanos adiestrados en el soplado no lograban fabricarlas idénticas. Esto entorpecía las relaciones comerciales; el volumen de vino vendido era siempre objeto de discusión.

Advertido de esta situación, en 1636 el Parlamento Británico prohibió la venta de vino en botellas. Pero como contrapartida, aparecieron las botellas personalizadas, identificadas con el escudo de armas de los nobles o la combinación de iniciales de los burgueses. 

De esta manera, la venta de vino en botellas pasó a formar parte del privilegiado circuito de elite de los más ricos.

Años mas tarde, cuando el tapón de corcho comenzó a demostrar sus virtudes y los fabricantes lograron fabricar vidrio mas duro, los consumidores notaron que la botella era sin dudas el mejor material para la conservación del vino. 

Esto se potenció cuando el vino Oporto se expandió por las principales capitales europeas. Sus cualidades lo hacían un producto ideal para la guarda prolongada.

Nuevas legislaciones obligaron a los comerciantes a identificar sus envases con los datos de elaboración y pronto la situación se normalizó, pasando la botella a ocupar un lugar de privilegio en el mundo vitivinícola.

Solo resta solucionar el formato, porque a medida que la gente empezó a atesorarlas para comprobar la evolución del vino y a colocarlas de forma horizontal para favorecer la humedad del corcho, la panza de las botellas dificultaba su acomodamiento en los depósitos. Así aparecieron las primeras con forma cilíndrica, que facilitaban la estiba y el orden de los almacenes.

Mas tarde, las técnicas de elaboración se fueron perfeccionando y los cuellos de las botellas cambiaron para adaptarse mejor al corcho. 

Y en 1903, Michel Owens patentó su primera maquina automática de fabricación de envases. Con ella se lograron dar dimensiones y capacidades con una exactitud hasta entonces impensadas. 

Este importante suceso favoreció el rápido crecimiento de la industria y, desde entonces, el vidrio es un compañero inseparable del buen vino.

El envase mas adecuado

Cuando se habla de un recipiente ideal para el vino, automáticamente se piensa en una botella de vidrio. No existe material alguno que compita con el vidrio en el difícil mandato de guardar esta bebida tan noble.

El vidrio garantiza la perfecta conservación, envejecimiento y transporte del vino de calidad gracias a sus únicas condiciones de higiene, impermeabilidad, resistencia y versatilidad. Asociado al corcho, son la combinación perfecta para la conservación de las cualidades de los buenos vinos y el desarrollo del bouquet.

Básicamente, el vidrio esta compuesto por silicio, carbonato de calcio y sodio, tres elementos completamente naturales que, fundidos a alta temperatura (1500°), forman un fluido viscoso; y que, enfriado éste, se solidifican hasta alcanzar las propiedades antes mencionadas.

Las botellas, entonces, constituyen dignos representantes de las bondades de un elemento que mantiene su vigencia desde hace miles de años, cumpliendo con creces con su misión de conservar las características organolépticas de una de las bebidas mas nobles del mundo.

Mil y una botellas

En las góndolas de vinotecas y supermercados se puede encontrar una amplia gama de tipos y formas de botellas. 

El consumidor desprevenido muchas veces pasa por alto esta cuestión y se detiene en la marca o el diseño de la etiqueta, pero los rasgos de una botella - a veces tan sutiles que resultan imperceptibles - pueden dar valiosa información para decidir la compra.

Según su procedencia, las botellas vineras clásicas pueden clasificarse en cuatro modelos

Borgoña: son las típicas de esas zonas francesa y se caracterizan por no tener hombros; 

Burdeos: las segundas tienen el cuello recto y hombros pronunciados; 

Rhin: las terceras son altas y de cuerpo esbelto; 

Caramañola: mientras que las cuartas son pequeñas y aplastadas, define José Luis Suárez Fernández, gerente general de Rayen Cura.

A esta primera clasificación se le suman dos modelos muy difundidos que completan las seis familias principales de botellas: 

En consecuencia, si bien existen tipos estándar que sirven a los fines de una clasificación general, las variantes en el diseño tornan casi imposible la enumeración de todos los modelos disponibles. 

Pero mas allá de estas diferencias y las obvias relativas a la capacidad (en nuestro mercado hay tamaños para todas las necesidades), uno de los aspectos que mas define tipología de botellas es el peso. 

Un envase de 750 cm3 puede variar entre los 300 g y los 900 g, y eso habla de su nivel de calidad.

El rasgo distintivo de un envase de calidad es el peso, ya que a el van asociados los parámetros mas codiciados por los envasadores de vinos top (cuellos largos, picadas profundas, altura o anchura total), rubrica José Luis Suárez Fernandez.


La picada , ese fondo hundido que se repite en los envases de vinos de alto precio, confiere una singular dosis de prestigio al producto y eleva el peso total de la botella.

 Surgió en Francia y según dicen, se empezó a hacer para que los mozos mejoraran la forma de presentar y servir el vino. Con sus variantes (mayor o menor profundidad), la picada es hoy un símbolo de status que acompaña a los productos de mayor precio.

 

Los picos o bocas también son elementos diferenciadores. En el mercado existen distintos modelos, algunos de los cuales responden a simples cuestiones estéticas.

 Todos presentan algún tipo de saliente o borde. Esto es un refuerzo de vidrio que diseñan las cristalerías a fin de evitar roturas. pero a veces el borde puede ser un engorro, fundamentalmente a la hora de encapsular. 

Las bocas de las botellas americanas tiene ese borde -labio o flange- muy al tope y saliente, lo que directamente torna imposible su encapsulado, ya que la cápsula, al necesitar mayor diámetro, terminaría arrugándose o rompiéndose en el momento de ajustarse al cuello. Por esta razón, este tipo de botellas suelen presentarse con pequeños lacrados o precintados especiales.

Un factor a tener en cuenta en los vinos de guarda es el cuello, de el depende en gran medida la efectividad en la conservación del producto. 

Si un cuello es corto y se abre rápidamente hacia los hombros, cuando se coloque el corcho, llegará un momento en que este, al expandirse en su interior, no lograra cubrir todo el diámetro del cuello, dejando un espacio por donde el vino puede filtrarse cuando se acuesta la botella. 

Si esto sucede, además de mancharse el corcho, se puede dar un excesivo intercambio de oxigeno que termine por arruinar al producto. Por eso el cuello tiene que ser lo mas cilíndrico posible.

En cuanto a las botellas livianas, destinadas fundamentalmente a los productos de bajo precio, hoy hay firmas en todo el mundo que están experimentando reducir su peso aún más con el objetivo de abaratar costos y aprovechar mejor los recursos sin perder calidad.

Ya se encuentra en el mercado una nueva generación de botellas que apenas alcanzan los 300 g. Indudablemente ciertas variables están condicionadas por los requerimientos técnicos de prestación del envase y de las líneas de envasamiento. 

De todos modos, hoy es posible fabricar envases de vidrio livianos que soporten esfuerzos de sistemas de cierre y choque entre envases; resistentes a la presión interna de gasificados y al choque térmico; apilables con importante carga de aplastamiento, transporte con vibraciones y cambios de temperatura. por el momento, solo se elaboran los modelos Borgoña y Burdeos en esta categoría.

Las diferencias de peso se hacen cada vez mas evidentes y esto es plenamente tangible. 

Por ello siempre es conveniente, además de observar los envases con detenimiento, tomarlos y comparar sus pesos.

Modelos especiales

 

Mas allá de los modelos clásicos y sus variantes, existe una gama de envases especiales, algunos casi mágicos, que acunan vinos de diferentes regiones y que los cazadores de exclusividades nunca dejan pasar. 

Son botellas con formas personalizadas, generalmente traídas desde el exterior, que se emplean para ciertas líneas top de algunas bodegas o para vinos de edición limitada.

En ciertos países europeos, fundamentalmente en Italia, hay pequeñas cristalerías que se dedican a fabricar envases especiales que cuestan hasta 4 o 5 veces mas caros que uno convencional. Estas botellas encuentran un amplio mercado en Europa y algunas se importan a nuestro país.

Nosotros acá no las fabricamos porque, por las características de nuestro proceso productivo, contamos con hornos grandes y maquinas veloces, por lo que no podríamos hacer producciones inferiores a los 200.000 o 300.000 envases.


Estas son especialidades que los italianos han desarrollado muy bien. Por eso, las bodegas que necesitan sacar partidas muy especiales compran las botellas directamente afuera. Pero siempre hablamos de cantidades que no alteran el mercado.


Un factor a tener en cuenta es el flete. El transporte de botellas vacías a través de largas distancias resulta inconveniente porque constituye un traslado de grandes volúmenes con bajo valor agregado, lo que encarece demasiado al producto. Es por esto que las plantas se ubican cerca de las zonas de mayor consumo.

Por último, es importante mencionar que en ciertas franjas comerciales algunas bodegas lideres emplean botellas con formatos especiales con el fin de lograr un mejor posicionamiento.


Estética y color

Tradicionalmente para la industria vitivinícola se emplean tres colores de botella: blanco (transparente), verde esmeralda y ámbar. Hoy la gama de colores se ha extendido en forma notable, dejando al descubierto un mercado preocupado por la estética y la presentación de sus productos.

La clasificación actual puede ser la siguiente: blanco, ámbar, verde esmeralda, verde aguamarina, verde hoja seca, verde oliva y azul. Estas tonalidades se consiguen coloreando el vidrio en su estado liquido a través de polvos de óxido metálico completamente inocuos. No obstante, el vidrio blanco es el mas puro de todos.

 

Aunque no existen reglas o legislaciones al respecto, los usos y costumbres han llevado a los bodegueros a destinar ciertos colores a determinados tipos de vinos. 

Así el vidrio blanco se emplea en vinos blancos y rosados; el ámbar, en algunos Torrontés y blancos especiales; el verde esmeralda, en tintos de bajo precio; el aguamarina, en algunos productos de exportación; el hoja seca, en los Chardonay; el oliva, en tintos de mediano y alto precio; y el azul, en algunos vinos dulces alemanes o de otras latitudes.

El vidrio de color verde surgió casualmente como consecuencia del empleo de carbón de turba para alimentar los hornos. Con el tiempo, se constató que conservaba durante más tiempo al vino y al investigar este fenómeno, se descubrió que preserva a la bebida de la luz ultravioleta.

Según los especialistas, en la actualidad, uno de los envases que mayor protección ofrece al vino es el verde oliva. 

Si bien nació para el champaña, después se trasladó al vino tinto. No se emplea para los blancos ya que no dejaría ver bien la transparencia del color del vino. Claro que en muchos casos es difícil adivinar el color del envase cuando éste esta lleno, encapsulado y etiquetado. Esto sucede principalmente con las botellas verdes, las cuales hasta que no se vacían un poco, parecen todas del mismo tono.

El color del vidrio tiene una gran importancia para la protección del vino de la acción de la luz. 

El vidrio blanco detiene la ultravioleta y parcialmente la violeta, y es atravesado por otras radiaciones. 

El vidrio verde detiene mejor la ultravioleta y la violeta, dejando pasar poco azul y mucho amarillo, y retiene una fuerte proporción de otras radiaciones, estando así el vino mejor protegido, expresa el Dr. Emile Peynaud en sus publicaciones sobre enología.


Algo que ciertas bodegas argentinas usan con éxito es el esmerilado. Este es un efecto típicamente fumée que se logra sometiendo al envase a un proceso químico. Se ataca con ácido fluorhídrico la superficie del vidrio, destruyéndole el brillo y creándole micro poros que le dan una textura áspera muy especial, aclara Miguel Bosio, gerente industrial de Rayen Cura. 

Originalmente nació para las botellas de cognac y luego se traslado al vino. No lo realizan las cristalerías; se lleva a cabo en talleres externos, completa.

Según los especialistas, este proceso también colabora en la protección del vino. Al no ingresar la luz en forma directa a través de la botella, la calidad del producto se mantiene, sobre todo en los blancos que permanecen mucho tiempo en góndola.

Envases marcados

En las botellas, el consumidor puede encontrar diversos grabados en relieve o pequeñas hendiduras que a veces suelen pasar desapercibidas. 

En general correspondan a las iniciales del fabricante, a la información de la capacidad en mililitros, el nombre de la bodega o el numero del molde. Pero hay algunas otras marcas importantes, tanto por función como por sentido estético.

Esa suerte de costura que se ve en la base es un moleteado que se realiza sobre la superficie de apoyo. 

Sirve para lograr una adecuada estabilidad del envase y que se mantenga parado por si mismo, pero también es importante durante la etapa de elaboración. 

Cuando la botella sale de la matriz, aun caliente pasa por una cinta transportadora que la traslada a los hornos de precocido. 

El moleteado reduce la superficie de contacto de la botella con la cinta, ya que esta apoya en determinados puntos fuertes. De esta manera se evita la aparición de micro fisuras que pueden terminar por fracturar el vidrio.

Muchas veces encontramos unas pequeñas canaletas o spots salientes que se sitúan cerca de la base de la botella. Estas huellas cumplen una función importante en la etapa de fraccionamiento, sirviendo de posicionadoras para que las maquinas centren perfectamente la etiqueta en el envase y eviten cargar sobre el nervio (la unión) del mismo. 

Es frecuente encontrarlas en los recipientes con escudos, donde la etiqueta debe quedar centrada justo debajo.

Precisamente los escudos -junto a las leyendas o las reservas de etiquetas- integran al grupo de grabados especiales. Son aditamentos que algunas bodegas solicitan a las cristalerías para sus vinos de mayor precio y que, obviamente encarecen el costo del envase, no solo por el requerimiento de matriceria propia, sino porque obligan a un aumento del espesor del vidrio para que no se creen puntos de debilitamiento en las zonas donde fueron colocados. 

Así, es frecuente encontrar que las botellas con este tipo de agregados son sensiblemente mas pesadas que las comunes.

El empleo de grabados, marcas o aditamentos responde a modas, necesidades o estrictas cuestiones de marketing.
Lo importante es descubrirlos y, junto a los otros rasgos mas visibles de las botellas, saberlos interpretar, de modo de contar con una idea mas certera del producto que guarda.

Champaña, oporto y jerez

Tres vinos especiales, que cuentan con envases adaptados a sus características, completan el amplio mundo de recipientes que se emplean en la industria vitivinícola.

La botella de champaña es una de las más famosas. De vidrio verde oscuro y grueso, preparado para soportar presiones de hasta 6 atmósferas y proteger al contenido de los rayos ultravioletas, luces de neon o tubos fluorescentes, cuenta siempre con picada y un pico diferente. 

Puede tener diversos formatos. Además de las clásicas botellas de hombros caídos y cuerpo cilíndrico, hay otras mas anchas y de cuellos estilizados o cuerpos más cónicos. Inclusive hay marcas que optan por formatos muy personalizados, con grabados de la bodega y colores poco comunes como el azul. 

Según tamaño y capacidad, se clasifican en:

El champaña que se elabora con el método tradicional (Champanoise) tiene como rasgo distintivo el pico. 

Este presenta un doble labio, adaptado para recibir la tapa corona que servirá para mantener la presión del gas carbónico mientras se produce la segunda fermentación del vino base.

Las botellas de Jerez y Oporto también presentan características muy particulares. El rasgo dominante es el cuello bulboso. Ese formato permite un largo de corcho particular y un mejor vertido del liquido en copas. En su mayoría se fabrican en color ámbar.

Botellas y medio ambiente

La gran ventaja del envase de vidrio es su posibilidad de ser reciclado. Al ser el vidrio un elemento completamente natural, cualquiera de sus productos derivados pueden reintegrarse a la cadena productiva con gran facilidad, favoreciendo así el cuidado de los recursos naturales no renovables.
El vidrio reciclado tiene el valor de materia prima, ya que la reemplaza en forma integral y los nuevos envases obtenidos mantienen exactamente las mismas propiedades y características que los fabricados con 100% de materia prima virgen.

Aunque la industria del vidrio en nuestro país recicla cerca del 50% de los envases usados, la mayor parte de esa proporción se logra gracias a la movilización del mercado informal (botelleros o recolectores espontáneos), ya que son muy escasas las campañas de educación y promoción del reciclado. 

Aún así, esta cifra es importantísima si se compara con los porcentajes alcanzados en países mas desarrollados: Alemania (54%), Italia (49%), Estados Unidos (28%) y España (27%).

Las fabricas necesitamos de vidrio usado o roto para producir nuevo vidrio, no solo para abaratar costos y favorecer al medio ambiente, sino también para mejorar la performance de los hornos y ahorrar energía, comenta Miguel Bosio.

El ahorro de energía es considerable, ya que por cada 10% de vidrio reciclado utilizado en la mezcla se produce una reducción del 2,5% de la energía necesaria para fundir las materias primas vírgenes, por menor temperatura de fusión. En otros términos: una tonelada de vidrio reciclado representa una economía de 130 Kg. de petróleo.

El sistema de reciclado de vidrio es totalmente respetuoso con el ambiente, ya que cumple un ciclo cerrado <<envase-consumo-reciclaje-envase>> de manera indefinida en el tiempo. 

Por consiguiente, cada vez que compremos una botella de vidrio sabremos que estamos optando por un producto completamente natural, tanto por el liquido y el corcho como por el envase.

Noble y milenaria

A veces esbelta, otras retacona. A veces resistente, otras frágil. A veces verde, otras transparente. Así es la botella de vino, un elemento noble y versátil que desde el oscuro rincón de una bodega o la expuesta góndola de un supermercado, cumple con creces un mandato milenario: conservar indemne el sublime producto de las uvas.

Su larga historia, sus sobradas virtudes y su inestimable capacidad de reintegrarse infinitamente a un circuito de producción ecológico, la convierten en el eterno recipiente.

VENTAJAS DE LA BOTELLA DE VIDRIO

- Esta elaborada con un elemento muy noble y versátil.
- Aísla al vino de los agentes externos, resguardando sus características organolépticas.
- Facilita el almacenamiento, transporte, venta y consumo del producto.
- Asegura una mejor dosificación de la bebida.
- Puede ser reciclada, convirtiéndose en un elemento completamente ecológico.

 

LA PICADA

Esa concavidad que se aprecia en los fondos de algunas botellas es es el principal indicador de su calidad. 

Su origen se remonta a las artes del soplado del vidrio, ya que ahí se introducía la caña del soplador para sostener el recipiente. 

En Francia se adoptó con el objetivo de permitir al sommelier un mejor servicio del vino ( colocando el pulgar en la picada y reposando la botella en los dedos restantes). 

Se emplea en productos de mediano y alto precio y eleva el peso final del envase.

 

EL ENVASE Y LA GUARDA

Un aspecto clave a tener en cuenta en este punto es la evolución del vino. 

Un mismo producto madura más rápidamente en una botella pequeña que una grande. 

El intercambio de oxígeno que se produce entre el liquido y el aire que queda en el cuello de la botella afecta mucho más a un volumen menor. Por eso, los consejos de guarda para un vino de 750 cc no pueden seguirse al pie de la letra para el mismo envasado en 185 cc o en 3 litros.
Además, el cuello de la botella puede resultar determinante en éxito de la conservación de un vino de guarda. 

Si es demasiado corto y con una conicidad muy abierta hacia los hombros, el corcho no cumplirá correctamente su función, ya que no podrá adherirse completamente al vidrio, dejando un espacio por donde el vino puede filtrarse si la botella es acostada. Por ello, las Bourdeos de cuellos cilindricos y largos son consideradas las mejores botellas para añejar productos nobles.

 

SELLOS DE IDENTIFICACION

En la base o en el fondo de cada botella se puede encontrar la marca de fábrica que identifica a las cristalerías nacionales. 

Este pequeño sello puede ser útil a la hora de descubrir falsificaciones, ya que nunca falta alguien que, usufructuando de mala fe las botellas de champaña fabricadas en nuestro país, intente vendernos un champagne francés a precios muy accesibles. 

Si sospecha de un producto importado, simplemente verifique su sello.

Fuente http://www.rayencura.com/notacompleta.htm

 

COMENTARIO DE LECTORES

(Jueves|27|Noviembre|2008|20:37:5)=buenas tardes me gustaria saber los precios de botellas de vinos burdeos po docena los costos gracias. atte. jose luis pacheco aguilar.
jose luis
email del comentarista=pacheco_dp@hotmail.com


(Miércoles|5|Marzo|2014|4:43:17)=quiero loscostos de millar de las botellas de 750 y1500 c.c. pero cristalino quiero saber si tambien venden tapas para las dos medidas de botella y como sehace la compra y en cuanto tiempo es el emvio maria ysabel email del comentarista=elizabettauro@hotmail.com











COMENTAR ESTE ARTICULO
Su Nombre
Su email
Comentario
 
(El comentario será evaluado previo a ser publicado en la página con su nombre + email) Las respuestas, aparecerán en la página consultada
Enviar Mensajes Públicos Enviar Mensajes Públicos
Articulos más leidos
: : : TORAX OSEO
: : : ETMOIDES, ESFENOIDES, PARIETALES, OCCIPITAL
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : Nutricion, Energia y Metabolismo
: : : ARTICULACIONES
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : GENERALIDADES DE MUSCULOS. MUSCULOS DE LA CABEZA
: : : MIEMBRO SUPERIOR OSEO
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Aparato Digestivo II
: : : MUSCULOS DEL TÓRAX, LA PELVIS, MIEMBROS SUPERIOR E INFERIOR
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Sistema Nervioso
: : : HUESOS DEL CRANEO: Temporal
: : : La célula
: : : MUSCULOS DEL CUELLO
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Trabajo Practico Nº1
: : : COLUMNA VERTEBRAL
: : : CINTURAS PELVIANA Y ESCAPULAR
: : : MIEMBRO INFERIOR
: : : Aparato Digestivo
: : : Aparato Digestivo
: : : Huesos de la CARA
: : : Aparato digestivo
: : : La piel - Esqueleto Oseo, Cráneo: el Frontal
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Cuál es tu dosha ? (Ayurveda)
: : : Tabla de indice glicemico
: : : Consecuencias de la alimentación inadecuada
: : : Cirugia adenoidea (de las vegetaciones adenoides)
: : : Nervio olfatorio I primer par craneal
: : : Vértigo y enfermedad de meniere
: : : Cirugia de amigdalas
: : : Sindrome y Cefalea Tensional
: : : SERC betahistina
: : : Abceso o flemón periamigdalino
: : : Adenoidectomía en paciente con Hemopatía de VON WILLEBRAND
: : : Sindrome de Samter
: : : Hipoacusia Súbita
: : : Nervio optico, el segundo par craneal
: : : Sindrome de Beckwith Wiedemann
: : : Amigdalas (palatinas)
: : : Adenoides o crecimiento de tejido linfoideo detras de la nariz
: : : Argentina es el Tercer Mundo con gente bien vestida y rostro bonito
: : : Test de lesbianismo
: : : Principios básicos de electricidad
: : : La comunicación
: : :
Alfinal.com no se responsabiliza por el contenido de los artículos publicados.
Si el contenido de algun artículo ofende a terceros, comuniquelo a Alfinal.com
www.alfinal.com - Todos los derechos reservados 2012