Articulos Politicos mas Recientes:
17/11/2018 De tragedia a farsa(por Enrique G. Avogadro) :::

10/11/2018 Estocolmos criollos (por Enrique G. Avogadro)

03/11/2018 Faltan Algunos (por Enrique G. Avogadro) :::

.. ..

APARATO DIGESTIVO

 

 

Labio

Es la puerta de entrada al aparato digestivo. Presenta una porción muscular central, de músculo esquelético, recubierta por fuera por piel y por dentro por una mucosa. 

La porción muscular central corresponde a músculo estriado voluntario, recubierto por su parte externa por piel, constituida por epidermis, dermis e hipodermis, y por su parte interna por una mucosa, constituida por un epitelio de revestimiento, una lámina propia y una submucosa.

El labio es un repliegue musculocutáneo membranoso. Para diferenciar en un corte la piel de la mucosa debo ver los folículos pilosos. Además el epitelio de ala mucosa es más alto.

Las glándulas salivales son mixtas túbuloacinosas.

La lesión labial sangra mucho, por una profusa irrigación principalmente venosa, con presencia de anastomosis arteriovenosas.

La zona del borde libre labial pierde gradualmente la cornificación, y es una zona de transición única del labio.

La boca es un gran indicador de la salud del individuo. La mucosa, por ejemplo, puede verse más clara, pálida o con manchas blancas, indicador de proliferaciones epiteliales.

 

Paladar

Es una zona de roce. La interacción lengua-paladar permite decir las letras.

El paladar presenta una porción gingival o encía, una zona grasa y una zona glandular en el paladar duro, y el paladar blando. Ambas mitades del paladar se unen en el rafe medio. (ver esquema).

El paladar, en la zona de la encía y en el rafe medio del paladar duro presenta una mucosa sésil, es decir, sin submucosa, con una lámina propia directamente unida al periostio. El epitelio de la mucosa sésil es plano pluriestratificado cornificado, con variantes, es decir, puede no ser cornificado en ciertas zonas o puede presentar paraqueratosis. Si aparece cornificación en el paladar blando hay patología.

La zona grasa del paladar duro presenta una submucosa con grasa, en tanto que la zona glandular presenta pequeñas glándulas salivales menores. El paladar duro se encuentra ricamente inervado.

El paladar blando presenta músculo esquelético. El paladar blando está interpuesto entre boca y fosas nasales. Así, el epitelio que reviste la porción del paladar blando que da hacia las fosas nasales es igual al que las reviste a ellas mismas, de tipo prismático pseudoestratificado, en tanto que el epitelio que da hacia la boca es plano pluriestratificado con probable paraqueratosis. El paladar blando presenta submucosa. En el paladar blando todas las glándulas son de tipo mucoso.

 

Se dice que en la boca hay tres tipos de mucosa:

- Simple revestimiento: presenta submucosa.

- Masticatoria: con probable ausencia de submucosa, queratinizada o paraqueratinizada y en contacto directo con el tejido óseo.

- Especializada: se presenta en ciertas regiones de la lengua. Se refiere a la mucosa relacionada a los receptores de gusto.

 

Lengua

La lengua, anatómicamente, presenta un cuerpo, una V lingual y una raíz. El cuerpo comprende los 2/3 anteriores, la raíz el 1/3 posterior, separados ambos por la V lingual.

La mucosa que reviste el dorso del cuerpo es una mucosa especializada, que presenta solevantamientos. La mucosa que está detrás de la V lingual constituye la amígdala lingual, formación de tipo linfoide en conexión con la mucosa.

La mucosa del dorso lingual presenta cuatro tipos de evaginaciones:

- Una evaginación en forma de punta, la papila filiforme.

- En forma de hongo, la papila fungiforme, que sobresale de la superficie.

- Papila caliciforme, en la V lingual.

- Una tras otra, en el borde lingual, las papilas foliadas.

Por ser evaginaciones de la mucosa, todas las papilas presentan un epitelio de revestimiento y una lámina propia.

La mucosa especializada lingual es ricamente irrigada, y la lengua en general es ampliamente inervada.

La papila fungiforme, en su lámina propia, presenta una exquisita inervación, con fines táctiles. Las papilas conjuntivas de la papila fungiforme son muy alargadas.

En la papila caliciforme hay gran cantidad de corpúsculos gustatorios. Bajo ella están las glándulas de Von Ebner, que son serosas y entregan su secreción al surco que rodea la papilar caliciforme. La irrigación venosa es abundante y hay abundante inervación (ver esquema).

El neuroepitelio del gusto presenta células de sostén y células sensoriales. Es un neuroepitelio secundario, ya que sus células sensoriales son modificaciones de las células epiteliales.

Los corpúsculos gustatorios presenta cinco tipos de células:

I: es la célula sustentacular fundamental, y es secretora de una sustancia mucínica que en su composición presenta GAGs. Son también llamadas células oscuras.

II: son también llamadas células claras. Presentan un tipo especial de microvellosidad. Estas son los pelos gustatorios, que se ubican en el canal gustatorio. Las células II presentan sinapsis con fibras nerviosas amielínicas que entran al epitelio. El axón amielínico envuelve a la célula sensorial.

III: tienen las mismas características que las células de tipo II, pero son llamadas células intermedias por su coloración.

IV: son células basales e internas. Son sustentaculares.

V: cubren al corpúsculo por fuera y son de sostén.

La musculatura lingual le da a la lengua gran movilidad. Esta musculatura consiste en músculos extrínsecos, originados fuera de la lengua, y músculos intrínsecos, originados dentro de ella. Todas las fibras musculares de la lengua son esqueléticas.

 

Amígdala lingual

En la cavidad bucal y faringe la mucosa presenta “criptas”, en las cuales hay nódulos linfáticos acumulados. La cripta se denomina cripta linfática, y la reunión de criptas linfáticas forma la amígdala. Entonces, una cripta linfática corresponde a un orificio con nódulos linfáticos acumulados.

La amígdala lingual reviste la raíz de la lengua.

 

Diente

El odontón es la unidad compuesta por el diente propiamente tal más los tejidos peridentarios, que corresponden al hueso alveolar, al ligamento periodontal y a la encía. El diente propiamente tal se compone de tres componentes mineralizados, el esmalte, la dentina y el cemento y una porción central de tejido conectivo gelatinoso suave, la pulpa.

Diente propiamente dicho

Esmalte: Es la cubierta protectora de la corona anatómica. Es la sustancia más dura del cuerpo. Es translúcido, y su color se debe al color de la dentina subyacente. Consiste en un 98% de hidroxiapatita cálcica y en un 2% de agua y material orgánico, este último principalmente conformado por glucoproteínas de alto peso molecular parecidos a la queratina, ricas en amelogeninas y enamelinas.

El esmalte es producido por los ameloblastos, que lo elaboran todos los días en segmentos de 4 a 8 mm. Se adhieren entre sí segmentos en forma de bastoncillo sucesivos, con lo que forman bastoncillos de esmalte o prismas del esmalte. Los ameloblastos mueren antes de que la pieza dentaria se haya abierto paso hacia la cavidad bucal, por lo que el cuerpo no puede reparar el esmalte.

Como los prismas del esmalte se formaron por unión de segmentos, entre estas uniones queda unas líneas, manifiestas desde el punto de vista histológico, llamadas líneas de Retzius. Al observar con luz polarizada, se observan también bandas perpendiculares a las líneas de Retzius, llamadas estrías de Hunter-Schreger.

Dentina: corresponde a un tejido osteoide, acelular. Es el segundo tejido más duro del cuerpo. Es amarillenta, y su alto grado de elasticidad protege al esmalte suprayacente contra las fracturas. Se compone en un 65% de hidroxiapatita de calcio, en un 25% de materiales orgánicos y en un 10% de agua. La sustancia orgánica es en su mayoría colágena I acompañada de proteoglucanos y glucoproteínas.

La dentina es producida por los odontoblastos, que se ubican entre la dentina y la pulpa dentaria, y que conservan su relación con la dentina durante toda la vida del diente, pudiendo ésta autorrepararse. La dentina presenta los canalículos dentarios, que contienen las prolongaciones citoplasmáticas de los procesos odontoblásticos.

La dentina también se forma en segmentos de 4 a 8 mm, por lo que se presentan al microscopio líneas, llamadas líneas de Owen, análogas a las líneas de Retzius.

Cemento: corresponde a un tejido óseo especial, sin irrigación ni inervación. Se compone en un 55% de hidroxiapatita cálcica y en 45% de agua. Se restringe a la raíz del diente y en su región apical presenta los cementocitos, que lo elaboraron y que se encuentran en lagunas, similares a las de los osteocitos del hueso. Esta región del cemento se denomina cemento celular. La región coronal del cemento carece de cementocitos y se denomina cemento acelular. Ambos cementos presentan cementoblastos.

Las fibras colágenas del ligamento periodontal (fibras de Sharpey) se encuentran embebidas en el cemento y se unen al alvéolo, fijando el diente al alvéolo.

El cemento se puede resorber por células del tipo de los osteoclastos conocidas como odontoclastos. Este proceso se observa en la exfoliación (caída de los dientes deciduales).

Pulpa

Está compuesta de tejido conectivo gelatinoso rico en proteoglucanos y GAGs, con extensa inervación e irrigación. La pulpa se comunica con el ligamento periodontal a través del agujero apical o foramen apical, pequeña abertura situada en la punta de cada raíz. Vasos y nervios entran a través de estas aberturas.

Suele subclasificarse la pulpa en tres zonas concéntricas alrededor de un núcleo central. La zona más externa de la pulpa se denomina odontoblástica y corresponde a una sola capa de odontoblastos. Luego viene una zona libre de células, y bajo ésta una zona rica en células, que consiste en fibroblastos y células mesenquimatosas, y rodea el centro de la pulpa. El centro de la pulpa se parece a la mayor parte de los otros tejidos conectivos laxos, salvo que carece de células adiposas.

Las fibras nerviosas son simpáticas, de acción vasomotora, y sensitivas, que transmiten sensaciones de dolor. Éstas últimas forman, profundo con respecto a la zona rica en células, el plexo de Raschkow.

Tejidos peridentarios

Ligamento periodontal: Está situado en la región situada entre el cemento de la raíz y el alvéolo óseo. Mide 0,5 mm de amplitud. Es un tejido conectivo denso ricamente vascular, caracterizado por grupos principales de fibras de colágeno I distribuidos en patrones predeterminados para resistir las fuerzas de la masticación. Los extremos de estas fibras se embeben en el alvéolo y el cemento a manera de fibras de Sharpey, que permiten al ligamento periodontal suspender a la pieza dentaria dentro de su alvéolo.

Presenta fibras nerviosas vegetativas vasomotoras, de dolor y propioceptivas.

Hueso alveolar: el hueso alveolar es la prolongación del maxilar inferior y superior, que se divide en compartimentos llamados alvéolos, separados entre sí por un tabique interalveolar óseo. El alvéolo presenta tres regiones, la de las `placas corticales, la esponjosa y la alveolar propiamente dicha. Las placas corticales se disponen en sentido lingual y labial, formando una repisa de sostén muy resistente de hueso compacto, revestida por hueso poroso, que constituye la capa esponjosa. Esta rodea a una capa delgada de hueso compacto, el hueso alveolar propiamente dicho, cuya morfología es reflejo de la forma de la raíz suspendida en su interior.

En las tres porciones del hueso alveolar hay conductos por los cuales pasan las arterias nutricias, que luego llegaran también al ligamento periodontal.

Encías: son elementos de membrana mucosa resistente. Consisten en un epitelio plano pluriestratificado queratinizado por completo o paraqueratinizado, y bajo el un tejido conectivo denso con fibras de colágeno I que constituyen grupos de fibras principales que se parecen a las del ligamento periodontal.

Al aproximarse el epitelio de la encía a la pieza dental, forma una vuelta en horquilla que prosigue en sentido apical (hacia la punta de la raíz) a una distancia de 2 a 3 mm, y luego se inserta en el esmalte a través de hemidesmosomas. El espacio de 2 a 3 mm de profundidad entre la encía y la pieza dentaria es el llamado surco gingival. La región del epitelio gingival que se une a la superficie del esmalte se llama epitelio de unión, y forma un collar alrededor del cuello del diente. Constituye una barrera entre la cavidad oral, llena de bacterias y el tejido conectivo gingival. Los grupos principales de fibras de la encía ayudan a la adhesión del epitelio de unión a la superficie de la raíz, conservándose la integridad de la barrera epitelial.

El hueso alveolar, el ligamento periodontal y el cemento dentario son llamados en conjunto periodoncio de inserción, en tanto que la encía constituye el periodoncio de protección.

El tubo digestivo presenta una sistematización prototípica. De adentro hacia fuera presenta una mucosa, que posee un epitelio de revestimiento y una lámina propia. 

Luego de ésta, presenta el aspecto diferencial más importante, una porción muscular denominada muscular de la mucosa. Bajo la muscular de la mucosa se encuentra la submucosa, constituida por tejido conectivo laxo. 

Presenta glándulas, que la literatura indica que son submucosas. Le sigue la capa muscular, conformada por una capa circular interna y una capa longitudinal externa. 

Por último, tendremos una adventicia o una serosa de acuerdo a la zona anatómica en la cual nos encontremos. La adventicia está conformada por un tejido conectivo laxo. La serosa aparece cuando el tubo digestivo ingresa al abdomen, y la adventicia pasa a ser reemplazada por el peritoneo. 

Si el nivel de corte es favorable, puedo ver los mesos. El peritoneo puede presentar subserosa desarrollada, en especial en la zona del intestino grueso, donde aparecen los apéndices epiploicos.

Según el sector del tubo digestivo, la capa muscular de la mucosa puede tener sólo músculo longitudinal o longitudinal y circular. 

La mucosa puede presentar criptas y vellosidades, la submucosa puede presentar pliegues permanentes o pliegues funcionales. El pliegue funcional de la submucosa es posible de estirar, no así la válvula connivente. 

El grosor de la pared cambia según el lugar anatómico, al igual que la superficie, que puede ser lisa o no. El epitelio que puede presentarse es un plano pluriestratificado no cornificado o un prismático simple con microvellosidades.

En las criptas de la mucosa desembocan glándulas. Estas pueden ser de la mucosa o de la submucosa. En tanto, una vellosidad es el solevantamiento permanente de la mucosa. Si el pliegue es acompañado por la submucosa, entonces el pliegue es de la submucosa. 

El pliegue de la submucosa es llamado válvula connivente o pliegue de Kerckring. La válvula connivente puede mantener la presencia de vellosidades. La válvula connivente es perpendicular al tubo digestivo, y solo se presenta en el intestino delgado (ver esquema).

Esófago

Es el comienzo del tubo digestivo. Su mucosa es lisa. Su epitelio de revestimiento es un dermopapilar (plano pluriestratificado no cornificado). 

Presenta músculo esquelético en su tercio superior, músculo liso en su tercio inferior y ambos en su tercio medio.

Las glándulas de la lámina propia del esófago se denominan glándulas cardiales, y aparecen solo en la zona del cardias. Secretan una mucina especial. 

Las glándulas de la submucosa se denominan esofágicas y tienen conducto excretor ramificado. Son túbuloacinosas. Esófago y duodeno son las únicas dos regiones del tubo digestivo que tienen glándulas en la submucosa.

Entre las células epiteliales del esófago se presentan células de Langerhans, que funcionan como presentadores de antígenos.

Estómago

Anatómicamente, el estómago presenta el fundus, el cuerpo o gran fondo y el antro pilórico. Las paredes de todas estas zonas presentan la constitución prototípica del tubo digestivo, con pequeñas variaciones propias.

Al fondo y cuerpo se le describe una mucosa, llamada mucosa fúndica. Al píloro se le describe una mucosa pilórica. La diferencia entre ambas radica en las glándulas.

Las células de las glándulas de la mucosa fúndica observables al microscopio óptico son:

- Parietales, acidógenas u oxínticas: producen factor intrínseco, que permite el aprovechamiento de la vitamina B12, indispensable en la eritropoyesis. Producen el HCl. Presenta muchas mitocondrias.

- Mucosas del cuello.

- Principales: presenta gránulos de zimógeno donde hay pepsinógeno.

La cripta y la glándula gástrica del gran fondo presenta las siguientes células:

- células mucosas superficiales

- células mucosas del cuello

- células parietales

- células principales

- células APUD

- células indiferenciadas.

Una glándula de la porción pilórica presenta solo células mucosas, acompañadas de células APUD y de células indiferenciadas.

El estómago no tiene dos, sino tres capas musculares:

- oblicua interna

- circular media

- longitudinal externa.

Intestino delgado

El intestino delgado presenta células caliciformes secretoras de mucina, no así el estómago. El epitelio presenta las siguientes poblaciones celulares:

- Células absortivas, con ribete estriado y glicocálix.

- Células caliciformes

- Células APUD.

- Células indiferenciadas (renovación)

- Células de Paneth, que producen lisozimas, que son defensivas, antibacterianas.

- Células M.

La lámina propia presenta un tejido conectivo suelto, con vasos y nervios. Está invadido por una población linfocítica y por fibras musculares lisas provenientes de la capa muscular de la mucosa. Se le denomina músculo de Brucke y es el músculo motor de las microvellosidades.

El conducto lacteal o quilífero central es un vaso linfático central de la microvellosidad. Se encuentra en todo corte transversal de la microvellosidad. El revestimiento del quilífero es discontinuo.

El glicocálix es fundamental en la finalización del proceso digestivo, en cuanto a que es el último eslabón de la degradación. De los elementos absorbidos, las grasas van al quilífero central, y las demás a la sangre.

Si hay glándulas diferentes a las de las criptas, en la submucosa duodenal, nos encontramos en un duodeno, y si no en un yeyuno íleon. El duodeno presenta estas glándulas que secretan una mucina que neutraliza el pH ácido del quimo.

En el tubo digestivo es característica la presencia de MALT, tejido linfoide asociado a mucosa. Este tejido linfoide se encuentra en el corion o lámina propia de la mucosa. Es por lo general un tejido linfoide difuso o nodular. Junto a este tejido linfoide se encuentran generalmente plasmocitos. En el íleon el tejido linfoide es especialmente notorio por su disposición en placas, denominadas placas de Peyer. El nódulo linfático produce una modificación en el epitelio de revestimiento.

Las glándulas de Brunner son las glándulas de la submucosa duodenal, que son características de él.

La cantidad de células caliciformes aumenta desde el duodeno al recto, las células absortivas disminuyen de duodeno a recto. En el estómago no hay células caliciformes, ya que el propio epitelio es mucígeno.

 

Intestino grueso

No presenta glándulas, ni microvellosidades ni válvulas conniventes. Presenta, en la serosa, evaginaciones. Una evaginación llena de tejido adiposo constituye un apéndice epiploico.

Las tenias son una condensación de la capa muscular longitudinal externa en tres zonas.

En el intestino grueso hay una gran cantidad de células caliciformes. Las poblaciones celulares epiteliales son las mismas del intestino delgado, pero varía la cantidad.

Muchos libros nombran las criptas de intestinales como criptas de Lieberkuhn, y algunos llegan a hablar de glándulas de Lieberkuhn. No entraremos a discutir este término y no lo usaremos.

La irrigación del intestino grueso es amplia. No hay quilíferos centrales, y los linfáticos no son un aspecto distintivo.

Neuronas estrelladas eferentes multipolares heterópodas forman parte de los ganglios intraparietales parasimpáticos.

El apéndice cecal es un divertículo del intestino grueso. Presenta nódulos linfáticos agrupados en todo el perímetro del lumen.

 

Recto

Su histología es similar a la del colon, salvo que presenta criptas de Lieberkuhn son más profundas pero se presentan en menor cantidad.

Las columnas de Morgagni son pliegues longitudinales de la mucosa, que se unen entre sí para formar las válvulas anales, que ayudan al ano a dar sostén a la columna de excremento.

El epitelio nos presenta una transición, desde un epitelio prismático pasa a ser pluriestratificado no cornificado. Luego el epitelio se queratiniza. La lámina propia alberga glándulas anales a nivel de la unión rectoanal y glándulas circumanales a nivel del extremo distal del conducto anal. La capa muscular de la mucosa tiene una constitución proptotípica.

La submucosa alberga el plexo venoso hemorroidario interno y externo.

El esfínter anal interno corresponde a un engrosamiento de la capa circular interma de la capa muscular, por lo que está conformada por músculo liso. El esfínter anal externo está formado por músculos del suelo de la pelvis, y corresponde a músculo esquelético voluntario.

 

Inervación del tubo digestivo

La inervación puede ir a la capa muscular o a las glándulas, y es de origen neurovegetativo simpático o parasimpático. Esta inervación viene desde los plexos neurovegetativos, y tienen acción antagónica. La neurona parasimpática está al lado de la víscera, intravisceral, y la simpática está en el ganglio.

El plexo está formado por fibras preganglionares parasimpáticas y postganglionares simpáticas, y por cuerpos neuronales parasimpáticos. Las preganglionares parasimpáticas son mielínicas y las postganglionares simpáticas son amielínicas.

El plexo de Meissner se ubica en la submucosa y tiene destino glandular, y el plexo mientérico de Auerbach está en la capa muscular y su destino es el músculo, y es más desarrollado. Estos plexos se extienden por todo el tubo digestivo.

COMENTAR ESTE ARTICULO
Su Nombre
Su email
Comentario
 
(El comentario será evaluado previo a ser publicado en la página con su nombre + email) Las respuestas, aparecerán en la página consultada
Enviar Mensajes Públicos Enviar Mensajes Públicos
Articulos más leidos
: : : TORAX OSEO
: : : ETMOIDES, ESFENOIDES, PARIETALES, OCCIPITAL
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : Nutricion, Energia y Metabolismo
: : : ARTICULACIONES
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : GENERALIDADES DE MUSCULOS. MUSCULOS DE LA CABEZA
: : : MIEMBRO SUPERIOR OSEO
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Aparato Digestivo II
: : : MUSCULOS DEL TÓRAX, LA PELVIS, MIEMBROS SUPERIOR E INFERIOR
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Sistema Nervioso
: : : HUESOS DEL CRANEO: Temporal
: : : La célula
: : : MUSCULOS DEL CUELLO
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Trabajo Practico Nº1
: : : COLUMNA VERTEBRAL
: : : CINTURAS PELVIANA Y ESCAPULAR
: : : MIEMBRO INFERIOR
: : : Aparato Digestivo
: : : Aparato Digestivo
: : : Huesos de la CARA
: : : Aparato digestivo
: : : La piel - Esqueleto Oseo, Cráneo: el Frontal
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Cuál es tu dosha ? (Ayurveda)
: : : Tabla de indice glicemico
: : : Consecuencias de la alimentación inadecuada
: : : Cirugia adenoidea (de las vegetaciones adenoides)
: : : Nervio olfatorio I primer par craneal
: : : Vértigo y enfermedad de meniere
: : : Cirugia de amigdalas
: : : Sindrome y Cefalea Tensional
: : : SERC betahistina
: : : Abceso o flemón periamigdalino
: : : Adenoidectomía en paciente con Hemopatía de VON WILLEBRAND
: : : Sindrome de Samter
: : : Hipoacusia Súbita
: : : Nervio optico, el segundo par craneal
: : : Sindrome de Beckwith Wiedemann
: : : Amigdalas (palatinas)
: : : Adenoides o crecimiento de tejido linfoideo detras de la nariz
: : : Argentina es el Tercer Mundo con gente bien vestida y rostro bonito
: : : Test de lesbianismo
: : : Principios básicos de electricidad
: : : La comunicación
: : :
Alfinal.com no se responsabiliza por el contenido de los artículos publicados.
Si el contenido de algun artículo ofende a terceros, comuniquelo a Alfinal.com
www.alfinal.com - Todos los derechos reservados 2012