Articulos Politicos mas Recientes:
11/05/2019 Sustos y sorpresas (por Enrique G. Avogadro) :::

Jueces que Juegan (por Enrique G. Avogadro) :::

27/04/2019 BAILAR SOBRE EL FLAN ELEGIDO (por Enrique G. Avogadro)

>
.. ..


Crisis del Modelo de Atención Médica

 

Dr. Leandro Loiacono
Jefe de ORL del Centro Médico Ushuaia
Ex Jefe de Unidad ORL del Hospital Regional de Ushuaia
Ex Director Médico del Hospital Regional de Ushuaia

(Telefono:+54 02901 445130)

 

    El presente artículo hace un replanteo de lo que sucede con la Atención Médica en la actualidad.

    Han ocurrido cambios que han deteriorado la figura del médico llevándolo a un desprestigio creciente, no avizorándose un fin de la tendencia sino más bien un futuro atomizado de la Profesión o como veremos un reemplazo de la misma.

    Si bien las opiniones indican que la gente revaloriza algunos médicos, las mismas  van acompañadas por el comentario que la mayoría son ´un desastre'  o frases peyorativas similares.

    A los fines de aclarar sobre éste artículo, el mismo se basa en las observaciones desde hace 36 años en la República Argentina.

 

EVOLUCIÓN (o Involución) HISTÓRICA DEL MÉDICO 

    Hace 36 años, el médico era una figura prestigiosa. Era sinónimo de respeto, de confianza y sabiduría.

    En esa época, apenas asomaban los especialistas. Era la época de los médicos de familia, que atendían niños, adultos y toda clase de enfermedades.

 

   El recurso diagnóstico fundamental era una prolija anamnesis (interrogatorio), un conocimiento de los hábitos laborales y de vida del paciente por parte del médico, que conociendo a la familia del paciente, no ignoraba las problemáticas en que éste estaba inmerso. Era una atención a la que hoy podríamos llamar integral u holística.

     La anamnesis, según los médicos con varios años de experiencia consultados al escribir éste artículo, es el arma clave del diagnóstico.

    Cuando el paciente consulta por un dolor de cabeza, el médico considera importante saber desde cuando le duele, si es la primera vez o ya viene experimentando dolores de cabeza previos. Si los dolores son iguales ahora que a los de semanas o meses atrás.

Si la la intensidad, o la ubicación en la cabeza ha cambiado. Si se asocia a otros síntomas. En fin, a modo de reseña, el acto de semiografiar un síntoma, caracterizarlo, desmenuzarlo, ponerlo en el contexto global del paciente, es para un médico experimentado sumamente valioso.

    En la anamnesis se interrogará el aspecto laboral, familiar, personal, sexual, alimentario y otros aspectos de su vida como viajes y diversiones que lleva a cabo.

    A tal punto lo es, que una correcta anamnesis está POR ENCIMA de cualquier estudio que se le practique ulteriormente al paciente y encauzará la interpretación de los resultados de los estudios que se le realicen. En la mayoría de los casos, los estudios, servirán para confirmar la sospecha que surge de una anamnesis bien realizada. Vale la pena explicitar un poco acerca del tema:

 

RECURSOS PARA UNA ANAMNESIS

    Para realizar una anamnesis cuidadosa, son fundamentales como recursos:

- TIEMPO adecuado: en ocasiones la anamnesis de una enfermedad no demasiado evidente o con síntomas comunes a muchas enfermedades (Ejm: fiebre, cefalea), puede demandar media hora o incluso más si el paciente tiene muchos antecedentes patológicos, familiares, hereditarios, quirúrgicos. Un paciente complejo, puede insumir mucho más tiempo para realizarle una adecuada anamnesis. La misma incluye el análisis verbal minucioso de los síntomas del paciente, de sus antecedentes, incluyendo una línea del tiempo que nos indique correctamente la aparición de los síntomas a través de la vida del mismo.

- CONOCIMIENTO: de nada sirve preguntar en la anamnesis, si no se sabe interpretar lo que el paciente nos dice ni se sabe orientar las preguntas que se llevan a cabo.

- CONFIANZA: Es de vital importancia que exista mutua confianza. Confianza de parte del paciente en su médico, a fines de contarle todo lo que sea necesario y suficiente para llegar a la sospecha diagnóstica. Pero también confianza del médico en el paciente de que cumplirá con todo lo que se le solicite o se le indique.

- AMBITO TRANQUILO: una anamnesis NO PUEDE llevarse a cabo sin la tranquilidad y la concentración necesarias. En épocas de antaño, la tranquilidad era un recurso absoluto y fuera de toda discusión. Actualmente, los teléfonos fijos y los teléfonos móviles han irrumpido dentro de la consulta, deteriorándola.  El ingreso a la consulta de otras personas acompañando al paciente puede ejercer un efecto distorsivo, como los acompañantes que HABLA POR EL PACIENTE, lo que en la mayoría de las ocasiones es poco útil, ya que el que verdaderamente importa que se exprese, es el enfermo. Sólo sería de utilidad, cuando el paciente no puede expresarse o darse a entender por algún motivo (afasias, sordomudez, idioma extranjero, etc.). Otro elemento negativo son los acompañantes menores de edad que juegan dentro del consultorio quitando toda concentración. Finalmente, hay Hospitales o Sanatorios donde en los consultorios existen dos puertas, una hacia el pasillo exterior por donde ingresan los pacientes y otras hacia un pasillo interno por donde circula el personal administrativo. Esta última puerta suele abrirse frecuentemente durante las consultas para permitir el ingreso de personal administrativo y otros que interfieren con el ACTO MÉDICO que se está llevando a cabo.

Vale la pena decir a esta altura, que el deterioro de la figura del médico ha ido acompañado de un deterioro paralelo y equivalente del ACTO MÉDICO.

 

RECURSOS DIAGNÓSTICOS COMPLEMENTARIOS A LA ANAMNESIS

    Además de la anamnesis, un médico se vale del EXAMEN FÍSICO, para complementar y llegar al diagnóstico. El examen físico se compone de ciertos elementos:

- INSPECCION: observación general del paciente, de la marcha, la postura de pie y sentado, aspecto general, colorido de la piel, su mirada.

- PALPACIÓN: la primer palpación que se hace del paciente es el saludo, dándole la mano nos demuestra su estado anímico, fuerza muscular, temperamento, confianza y su nerviosismo. Por otra parte, la palpación nos permite tocar pulso, tono muscular, evaluar la fuerza, examinar el tamaño del hígado, bazo, evaluar cadenas ganglionares, edemas, hinchazones, tumefacciones, movilidad y rigideces, fracturas, en fin, la palpación brinda información que se suma a la ANAMNESIS.

- AUSCULTACIÓN: mediante la oreja en forma directa o valiéndose de un estetoscopio, se pueden escuchar ruidos cardíacos, pulmonares, intestinales, deglutorios, enfisemas subcutáneos. Al igual que la palpación, se suma a la ANAMNESIS.

 

DIAGNÓSTICO PRESUNTIVO: cumplidos los pasos antedichos, el médico llega a elaborar un diagnóstico presuntivo único o múltiple. De necesitarlo,  el médico solicitará estudios complementarios para confirmar el o los diagnósticos presuntivos.

ESTUDIOS COMPLEMENTARIOS: son muchos y conocidos, Laboratorio, Radiología, Ecografía, Tomografía, Resonancia, Centellografía, Endoscopías, etc.

 

    Hasta aquí, hemos analizado, que el ACTO MÉDICO CORRECTO, incluye Anamnesis, Examen Físico, la elaboración de diagnósticos presuntivos y la solicitud e interpretación de estudios complementarios del diagnóstico.

    En la misma consulta o en una consulta ulterior, con un diagnóstico final que se explicará al paciente, además de las posibilidades de curación y pronóstico. Se le indicarán las medidas para solucionar las alteraciones en su estado de Salud.

    Este último paso, el tratamiento, implica:

  a) elaborar una receta más las indicaciones y ocasionalmente la prescripción de estudios de control para supervisarlos en una próxima visita y/o,

  b) solicitud de estudios prequirúrgicos para evaluar el riesgo operatorio, ante la indicación de una cirugía.

 

    También hemos podido evaluar que para llevar a cabo un diagnóstico definitivo, es necesario cumplir con pasos que insumen un tiempo que oscila desde media hora,  hasta una hora y media (pacientes muy complejos). Al respecto, habría que clasificar las consultas de la siguiente manera:

1) Patologías complejas

2) Patologías no complejas

    A su vez, dentro de los dos grupos anteriores, habrá que diferenciar entre:

1) Primera consulta

2) Consultas ulteriores

    Otro elemento a tener en cuenta es si se debe atender sólamente al paciente o si además se debe explicar y atender las preguntas de un familiar (patologías degenerativas, oncológicas, reumáticas, autoinmunes, estados comatosos) y si se deben realizar curaciones o no.

    A modo general, se puede decir que una primer consulta no debe durar menos de 45 minutos. Las segundas consultas pueden durar 30 minutos.

    Como vemos, éste ideal de consulta está lejos del actual tipo de consulta de 15 minutos (que en muchas ocasiones dura un promedio de 6 minutos)

    Concluyo que el PRIMER FACTOR de desprestigio del médico y del Acto médico, es el acortamiento de la consulta.

 

    Analizacemos cuales han sido a su vez las causantes de dicho acortamiento:

   Con el surgimiento de las PRESTATARIAS (Obras Sociales y Empresas de Medicina Prepaga), SE ABANDONA EL MODELO TRANSACCIONAL ORIGINARIO, consistente en un acuerdo entre el médico y el paciente o sus familiares.

    Este modelo transaccional se basaba en un ACTO ENTRE DOS PARTES, una de las cuales requería un servicio y la otra lo prestaba. En dicho modelo,  ambas partes quedaban satisfechas por las prestaciones. El paciente y su familia quedaban satisfechos por la dedicación, el tiempo dedicado y los resultados de la prestación que el médico les daba. El Médico a su vez, quedaba satisfecho por el reconocimiento a la labor realizada y ésta era remunerada de común acuerdo entre las partes involucradas.

 

ADVENIMIENTO DEL CAMBIO DE MODELO TRANSACCIONAL

    Con el advenimiento de las PRESTATARIAS, el Modelo Transaccional, deja de ser de dos partes para pasar a ser de tres partes:

           1- El paciente,

           2- el médico y

           3- la Prestataria (Obra Social o Prepaga)

 

    También cambia la discusión del MODELO PRESTACIONAL, ya no serían el paciente ni el médico quienes deciden como se realiza la atención, sino que lo comienza a llevar a cabo la PRESTATARIA.

 

    Esto trajo los principales cambios que nos llevan al estado actual de cosas.

 

    Al comienzo las Prestatarias  no convalidaron la duración de las consultas con el valor de los honorarios abonados. Esto no les permitía sostener la nóvel estructura burocrática que se había creado. Comenzaron a abonar un porcentaje inferior a lo habitual y con la diferencia sufragaron sus "gastos administrativos".    

    Los médicos asistieron de ese modo a una rebaja compulsiva de sus honorarios, sumado a la demora en los pagos y al comienzo de una burocracia de llenar formularios para poder cobrar las prestaciones.

    En una etapa ulterior, se gesta la segunda maniobra. Desde el Estado se favorece el ingreso masivo de estudiantes a la carrera de Medicina en varias partes del pais (sin selección de ingreso, ni planificación de necesidades sanitarias reales) con la finalidad de abaratar la mano de obra.

    Logrado este objetivo, se desglosa la atención médica en Niveles de Atención, con la finalidad de convalidar consultas más breves que las existentes en lo que llamaron el primer nivel de atención.

    Se comienzan a abonar consultas cuyos valores se corresponden con tiempos exiguos de atención, concretamente se IMPONE EL MODELO DE CONSULTA DE QUINCE MINUTOS. Este modelo vino de la mano numerosos médicos recién recibidos deseosos de obtener trabajo. Ellos fueron a ocupar esa franja de atención. Paralelamente, se forjan legiones de médicos ESPECIALISTAS, para poder atender el segundo nivel de atención, que con el creciente número y por ley de oferta y demanda, ven abaratados sus honorarios .

 

    Es aquí donde se produce el quiebre histórico, que DETERIORA EL ACTO MEDICO y que luego se agravaría con el transcurso de los años.

    Se pasa de un modelo transaccional entre dos a un modelo transaccional entre tres, donde quienes deciden ya no son los interesados, sino un tercero, que rápidamente encuentra en el nuevo modelo una herramienta de enriquecimiento ilícito.

    El país ve como los gremios se CAPITALIZAN económicamente al tiempo que los médicos ven disminuir el valor de los honorarios de sus prestaciones, reduciendo los tiempos de consultas para compensar. La sobreoferta de médicos era tal, que quienes protestaban por las condiciones laborales impuestas por las prestatarias quedaban fuera del sistema. Las Prestatarias tenían la sartén por el mango, exceso de médicos y el control del dinero, que por ley, los empleados y la patronal aportaban.

    Ya era tarde para que los médicos decidieran patear el tablero, dejar de atender por dicho modelo prestacional y volver las cosas a un estado razonable de calidad del Acto Médico.

    Sin embargo, todavía el estado de cosas podía empeorar.

    Las prestatarias tenían tal control sobre el flujo de dinero, que el porcentaje que les quedaba luego de pagar las prestaciones ya no les parecía suficiente, querían más.

    La creciente burocracia que las Prestatarias (Obras Sociales y prepagas) imponían a los médicos hizo que éstos tuvieran que organizar estructuras administrativas que les permitieran cumplimentar con dichos requisitos. Se crearon los CIRCULOS MEDICOS, pasando así de un Sistema entre TRES PARTES a otro de CUATRO PARTES:

1.Paciente

2.Médico

3.Círculo Médico

4.Prestataria

    Cuando todo parecía estabilizado, el MODELO PRESTACIONAL ENTRE CUATRO PARTES, pasó a incrementarse a CINCO PARTES. Aparecieron las GERENCIADORAS, que eran un intermediario más contra los cuales tenían que luchar los médicos.

1.Paciente

2.Médico

3.Círculo Médico

4.Gerenciadora

5.Prestataria

    Naturalmente, con cada intermediario, el valor del honorario percibido por el Médico iba disminuyendo, pero en el caso de la Gerenciadora, merece una atención especial, ya que éste fue el hito en el cual se terminó de perder el pudor totalmente y de allí en más fue todo tierra arrasada para el Acto médico, para los Médicos y fundamentalmente para los pacientes, los tres, los grandes perdedores.

 

    Las Gerenciadoras emergieron como entidades administrativas entre las Prestatarias y los Circulos Médicos. Su existencia, se justificaba porque las prestatarias se habían transformado en enormes estructuras burocráticas ineficientes para poder satisfacer la labor para la cual fueron creadas. Entonces, la solución fue continuar sosteniendo las Prestatarias con toda su estructura burocrática, pero cediendo el aspecto operativo y de negociación a las Gerenciadoras. Así fue como las Gerenciadoras hicieron contratos con los Círculos Médicos a valores irrisorios, bajo amenaza de dejar sin trabajo a los médicos y a los Sanatorios.

    La trampa estaba no sólo en la rebaja impuesta por las Gerenciadoras, sino también en una modalidad que se caracterizaba porque estas ´entidades´ actuaban pagando el primer mes de prestaciones en tiempo normal (a los 7 días de presentada la factura, en la mayoría de las modalidades). En el pago del segundo mes de prestaciones, se producía una demora, que según la Gerenciadora, era motivada por trabajos de auditoría. Con éste mecanismo se juntaba la fecha de pago del segundo mes con la del tercero.

Las Gerenciadoras pagaban así con una demora de 30 días, ya que la cadena de pagos se enlentecía toda. Cuando debían hacer el pago del tercer mes de prestaciones, incurrían en otra demora con diversas excusas, lo cual generaba angustia y desazón en los médicos (a los cuales ya se los dejaba de llamar así para pasar a llamarlos ' prestadores' ) .

Ante las quejas de los prestadores, las Gerenciadoras en un acto de buena voluntad, hacían un pago parcial a cuenta de la facturación del tercer mes. Esto permitía que a los cinco meses de prestaciones, se hubiesen pagado tan sólo dos meses completos y uno en forma parcial. El estado de desánimo de prestadores iba creciendo hasta hacerse insostenible, el resultado final era cortar el convenio con la Gerenciadora.

    Lo extraordinario, es que dicha Gerenciadora, al momento del corte del convenio (habitualmente a mediados del quinto mes), había pagado a los prestadores tan sólo dos meses y fracción del tercero, pero habían recibido el dinero de los cinco meses por parte de la prestataria.

    Naturalmente, los afiliados a la Prestataria, quedaban sin cobertura de atención con los prestadores (médicos y clínicas), lo cual motivaba junto con los prestadores presiones a la prestataria para que restablezca los servicios y además abone la deuda que la Gerenciadora había dejado.

    En la mayoría de los casos, la Gerenciadora DESAPARECÍA y en su lugar aparecía otra con otro nombre, que ignoraba lo adeudado por la anterior y que ofrecía un nuevo convenio, tan desventajoso como el anterior.

Debido a que éste tipo de maniobras se hizo muy popular, los Círculos Médicos que representaban a los médicos, rechazaban nuevos acuerdos. Las Gerenciadores solucionaron éste escollo fácilmente, comenzaron a hacer convenios directos con las Clínicas y Sanatorios, generando un nuevo grupo de profesionales médicos, los que se llamaron 'médicos sueltos', es decir los que no trabajaban en las Clínicas ni Sanatorios.

    Era la primera corrección al Sistema, desbordado de burocracia, intermediarios y médicos.

    El acto médico, el paciente y los médicos seguían perdiendo.

    La precariedad contractual continuó con diversas variantes que incluyeron sistema de cápitas, nuevas gerenciamientos, segmentación franca de los sectores de atención como las Unidades Prestacionales Integradas (UPIs) y otros.

    En todos los casos, la modalidad era honorarios bajísimos y débitos elevados. Es decir, a la par que pagaban bajos valores por las prestaciones realizadas, se realizaban débitos (descuentos) aduciendo un sinnúmero de excusas, desde formularios de facturación incompletos, letra no legible, etc.

El objetivo era siempre el mismo, no pagar todo lo que se prestaba y tratar de reducir cada vez más los honorarios. En épocas de hiperinflación, los prestadores llegaron a cobrar a los 9 meses las prestaciones a los llamados VALORES HISTÓRICOS. Es decir, se pactaba un valor de prestación de por ejemplo 10 pesos y cuando se cobraba, nueve meses después, se cobraban diez pesos, pero con una inflación que hacía que el valor adquisitivo de ese monto fuera varias veces menor.

    La intromisión de las prestatarias en el Acto Médico abarcó otras facetas,  de las cuales la incorporación de los VADEMECUMS fue la más notable. Cada prestataria tenía un listado de medicamentos propio y obligaba a los prestadores (médicos) a recetar del mismo.

Esto excluía la posibilidad de que los médicos continuaran prescribiendo los productos en los que confiaban, para pasar a recetar otros que eran más económicos pero no igualmente eficaces en todos los casos. Por otra parte, no había uniformidad entre los vademecums de las prestatarias, por lo que los médicos tenían que manejar numerosos productos para poder atender a sus pacientes, justificando así una prolífica industria farmacéutica y tambien negociados entre las prestatarias y los Laboratorios elaboradores.

    Otra calamidad fue la desactualización de los valores arancelarios de los nomencladores (listado de prácticas profesionales) en forma crónica. Cada prestataria tenía (y tiene) valores arancelarios propios, tan dispares y diversos como prestatarias hay (más de 200). A su vez cada nomenclador iba acompañado de Normas de Facturación, por lo cual el sistema de Facturación a las Obras Sociales pasó a ser el Sistema más complejo y multiparametrizado que existió y existe en la actualidad.

    Esto generó el desarrollo y especialización de centros de facturación en las Clínicas, Sanatorios y Circulos Médicos. Naturalmente estos ' servicios'  eran descontados de los honorarios de los médicos.

    Entre las penurias que se fueron sumando podemos citar algunas que son realmente creativas:

- límites de consultas por afiliado por mes. Esto quería decir que un médico no podía presentar más de dos órdenes de consulta por afiliado por mes, no importa la patología (aun cuando en un principio, con un informe se podía presentar). De modo que si un médico atendía un paciente con una neumonía debía presentar no más de dos consultas por mes aun cuando lo atendiera 5 veces. Y así como con las neumonías, ocurría con TODAS las patologías.

- límite de renglones en los recetarios de las prestatarias: una forma de evitar que los médicos prescriban lo que los pacientes consumían fue el límite de renglones en los recetarios. Hubo casos en los que algunas prestatarias limitaron a un renglón la cantidad de remedios a prescribir.

Lo más usual era el límite de dos renglones. Muy pocas admitían tres renglones. Esto generaba que el médico que tenía que recetar más de dos renglones tuviera que hacer dos o tres recetas, repitiendo tediosamente el encabezado de cada una de ellas con innumerables numeraciones (algunas de 22 dígitos).

- obligatoriedad de incluir diagnósticos en las recetas: si bien pro el tenor de los productos recetados se podía inferir el diagnóstico del paciente, en las recetas se obligaba a consignar el mismo bajo pena de no autorizar a las Farmacias a entregar los productos recetados. Vale decir al respecto, que el diagnóstico es algo privado y propio del paciente y de ningún modo tiene porqué circular por otras manos.

- límite de estudios por mes, por semestre y por año: al igual que las consultas las prácticas especializadas se vieron limitadas en su realización.

- Estos modelos se vieron acompañados desde un comienzo por la existencia de médicos auditores, cuya existencia en un principio era noble (como toda la burocracia que se creó y que hemos venido relatando sumariamente). Los auditores estaban encargados de verificar que las prestaciones llevadas a cabo por los prestadores fuera correcta, no sobredimensionada ni tampoco subdimensionada. Con el tiempo, fueron una herramienta más del cercenamiento de los valores de prestación.

- Las demoras en los pagos siempre fueron una constante que se justificaba permanentemente y que permitía a las prestatarias jugar financieramente con los fondos de los prestadores y los aportes de los pacientes.

- Con el paso de los años, las exigencias burocráticas y operativas de facturación hacia los prestadores fueron complejizándose más y más, asfixiando a los médicos y otros prestadores de la Salud que hagamos justicia en éste párrafo, acompañaron a los médicos en los padecimientos (bioquímicos, kinesiologos, fonoaudiologos, etc)

- Por contrapartida, los prestadores no tuvieron nunca la posibilidad de exigir nada a las prestatarias. La sobreoferta de médicos y otros prestadores de Salud, hacía estériles los intentos de replantear el Sistema de Atención Médica, donde los únicos beneficiarios eran las Prestatarias.

 

    A ésta altura de las circunstancias, el deterioro del modelo de atención médica parecía ser supremo. Los grandes perdedores, los pacientes y los médicos (y demás profesionales de la Salud). Sin embargo, ante la falta de soluciones que resolvieran la situación, como todo sistema, si nadie lo regula, tiende a regularse a sí mismo. Comenzó la etapa actual o contemporánea y último cambio del Modelo de atención médica:

 

EL MODELO PRESTACIONAL CONTEMPORÁNEO: LA AUTOPRESTACIÓN

 

    Este cambio reconoce como causa, LA VIRTUAL DESAPARICIÓN DEL  ACTO MEDICO, que acaeció por las causas antemencionadas. Vale la pena repasar en pocas palabras los pacientes perdieron el tiempo correcto para la consulta y en ello perdieron la calidad de la atención y en muchos casos la efectividad. Pero al exigir a las prestatarias que solucionen lo que habían creado no lograron ningún resultado. Entonces, los pacientes generaron un cambio, se transformaron en sus propios prestadores.

    De la mano de revistas populares primero y de la Internet después, los pacientes vieron la posibilidad de hacerse cargo de su Salud ellos mismos. E incluso, a muchos la idea no les disgustó. No les pareció nada mal, dejar de lado a los médicos y hacerse cargo de su Salud y mucho más, también hacerse cargo de la Salud de otros pacientes, compitiendo con los médicos.

    Para ello, se valieron de las terapias alternativas. A las cuales rápidamente les llamaron MEDICINAS ALTERNATIVAS. Las terapias alternativas (T.A.) eran el camino común para aquellos enfermos de patologías terminales a los cuales la Medicina tracidional no les podía brindar ninguna esperanza o muy poca.

    Las T.A. se basan en tratamientos no probados científicamente y cuya efectividad a lo largo de los años reconoce dos elementos del cual la Medicina Tradicional carece en la actualidad:  magia y credibilidad. En épocas pasadas la Medicina Tradicional era un arte, una mezcla de rara habilidad y magia diagnóstico curativa. De hecho, también era creíble.

 

    Efectivamente, nadie le reclamaba a las T.A. fundamento científico, era suficiente saber que tal o cual producto o alimento servía para curar el cáncer u otras enfermedades terminales para que los enfermos acudieran a ellos, a veces abandonando los tratamientos probados de la Medicina Tradicional.

    Pero lo que comenzaron siendo Terapias Alternativas para patologías incurables y terminales, pasó a llamarse Medicinas Alternativas (en plural, porque se multiplicaron rápidamente al punto que especulamos con que nadie puede hoy decir un listado completo, y siguen surgiendo más) y a tratar prácticamente todo tipo de enfermedades.

    El Nombre de Medicinas Alternativas, implicaba que había Médicos, pero en realidad no existen en ellas médicos, sino gente común que por curiosidad u otros fines, estudian conceptos fragmentarios para convencer a los demás sobre las bondades de sus tratamientos.

    Entre sus argumentos, invariablemente  está presente el desprestigiar la figura del Médico. Justifican su existencia no por sus resultados sino por el  deterioro de la imagen y acto médico.

    Otro común denominador es que se apropiaron de conductas propias de la Medicina Tradicional, tales como las dietas, masajes, ejercicios, balneoterapia, curas climáticas y otras, llegando a decir que dicha Medicina nunca se ocupó de prescribir ese tipo de atenciones. En verdad, la Medicina Tradicional en años anteriores incluía indicaciones dietéticas y de modo de vida para los pacientes (prueba testimonial de ello son los innumerables libros de Medicina que existen y ratifican ésta afirmación).

    Pero la subespecialización desmembró y fragmentó la atención médica, la cual era centralizada por la figura del médico y pasó a estar DISTRIBUIDA entre varios actores.

    Así, con la aparición de nutricionistas, los médicos dejaron de indicar dietas a sus pacientes para dejarlas en manos de los nutricionistas (algo que parecía muy adecuado en su momento).

    Con la aparición de Kinesiólogos, dejaron esa disciplina en manos de éstos (algo muy adecuado).

    Con la aparición de los Bioquímicos, dejaron en manos de ellos este tipo de actividades (también muy atinado).

    Con el crecimiento de la cantidad de enfermeros, se dejaron los cuidados de los pacientes en manos de ellos (algo muy adecuado también) y así, se logró que hasta los electrocardiogramas que hacían los médicos, dejaran de hacerlos.    

    Ejemplos abundan, no se pretende hacer un listado completo, sino desarrollar un concepto, que es que se le quitaron a los médicos de a poco, progresivamente, sin prisa pero sin pausa, los roles que lo caracterizaban hace 40 años atrás.

    Pero por sobre todas las cosas, le quitaron al médico (y al los pacientes) el acto médico tal y como éste debe ser para ser útil y con ello, se le asestó una estocada mortal a la Medicina.

    Estamos en un escenario donde todos quieren ser médicos, y se ha perdido la unidad de conducción del acto médico, el cual ha dejado de estar conducido por el médico y el paciente.

 

    Así se llegó a la AUTOPRESTACIÓN por parte de los pacientes, quienes leyendo en internet, ya no para informarse, sino para tratarse y tratar a otros, creen estar haciendo justicia por mano propia.

    En verdad existe un problema de déficit del modelo de atención, pero no es la mejor manera de solucionarlo. Actualmente los pacientes concurren al consultorio del médico, para pedir una opinión, vuelven a sus casas, leen en internet lo que el médico les explicó, a veces regresan a la consulta para precisar detalles y exigirle al médico la prescripción de estudios. Es decir que la tendencia es usar al médico para que autorice el financiamiento de los estudios que los mismos pacientes se prescriben.

 

    Naturalmente, que el responsable de la atención, legalmente, sigue siendo el médico, mas allá de cual sea la participación que tuvo el paciente o algún amigo ´bien intencionado´. Los médicos pasaron a ser el pato de la boda con los juicios de mala praxis. Esta nueva industria en auge, buscó generar grandes ganancias a los pacientes, aunque en realidad las ganancias las tuvieron los abogados. Vale aclarar que el 95%(1) de los juicios que se inician terminan con médicos sobreseidos. Esto habla a las claras que la intencionalidad es manifiesta en agraviar a los médicos y buscar un rédito económico.

 

EL DETERIORO DESDE LO COMUNICACIONAL

    A los comentarios negativos y explícitos en contra de los médicos, se le suman otros que son metamensajes que apuntan a lo mismo. Esto es, que cualquier noticia que tenga relación con la Salud y que tenga una connotación negativa, se tiende a representarla comunicacionalmente con algún tinte que golpee la palabra 'médico' . Por ejemplo, si en un Hospital Público el personal de maestranza (servicios generales, mantenimiento, mucamas) hace un paro, los medios de comunicación dicen 'PARO DE PERSONAL NO MEDICO EN EL HOSPITAL SAN LUCAS'.

Es sabido que las personas que sufren de un bombardeo de información en todos los ámbitos (incluso cuando compran alimentos tienen que leer la información nutricional en muchos casos para evitar ser engañados). Este fenómeno de sobreinformación ha logrado que las personas hagan retengan conceptos a partir de palabras clave (keywords).

Si volvemos sobre la frase 'PARO DE PERSONAL NO MEDICO EN EL HOSPITAL SAN LUCAS', la mayoría de las personas rescatará las siguientes palabras clave:

PARO    HOSPITAL. SAN LUCAS NO MEDICOS

y las procesará generalmente de la siguiente manera:

 

PARO = sensación molesta, trastorno o molestia para nosotros los consumidores de servicios

 

HOSPITAL SAN LUCAS = imagen mental de dicho hospital si lo conoce, o de cualquier otro que represente algo similar

 

NO MEDICO = en lugar de decir personal de maestranza, se recurre a la palabra MEDICO que si bien antepone el NO, permite a las personas asociar el concepto con el de MEDICO, omitiendo que no lo son.

 

De resultas que cuando se repiten frases con este tipo de significantes se graban en el inconciente colectivo emociones negativas (PARO) asociadas a un lugar (HOSPITALES) y a la figura de un médico.

 

Luego de tres años de observación de los medios, todas las noticias negativas sobre SALUD, han involucrado la palabra médico, aún cuando los médicos NO hayan sido los actores, tal lo ejemplificado más arriba.

 

Se genera de ese modo un circuito de retroalimentación, que hace que cuando se mencionen cualquiera de las palabras del circuito (en nuestro ejemplo solo hay tres conceptos: emoción negativa relacionada al paro, hospitales públicos, médicos, pero un circuito de retroalimentación puede tener muchas más) hace que se refuercen las emociones negativas.

Pero el refuerzo de las emociones negativas, llegado un momento, produce un efecto contagio sobre todas las palabras del circuito, particularmente sobre los sustantivos (en el ejemplo, médicos, hospitales públicos).

 De este modo, cuanto se mencione cualquier palabra del circuito, la persona que la escucha al igual que la que la pronuncia, tienden a experimentar la sensación de desagrado original que ha acuñado el circuito. Esto hace que el circuito se sobrecaliente a si mismo, ya sin necesidad de nuevos hechos que lo motiven.

Ante esta evidente tendencia de conceptos negativos sobre los médicos en general, se torna interesante hacer historia y actualidad de al menos los grandes trazos que han llevado a ésta situación, partiendo de una totalmente contraria, donde hablar de un médico era sinónimo de respeto, confianza, sabiduría.

 

CONCLUSIÓN FINAL

     Dado la extensión (necesaria para poder reseñar aunque mas no sea) del presente artículo, seré breve en la conclusión y pronóstico. Nada hace parecer que la profesión médica vaya a recuperar su credibilidad y confianza. Mas bien se siguen creando mecanismos para cercenar al Médico de sus funciones e incumbencias y no mes estoy olvidado en este aspecto de las cirugias guiadas por ordenador ni de los robots quirúrgicos. Creo que el Médico tal y como lo conocemos, va rumbo a desaparecer por precarización de su rol. Será reemplazado por técnicos y aparatos. Creo que la informática reemplazará en muchas funciones al médico. Atisbo un horizonte de consultorios atendidos por técnicos que operarán sistemas informáticos que evaluarán a los pacientes y generarán diagnósticos presuntivos e indicarán estudios confirmatorios. La participación de Médicos será cada vez más esporádica, con una tendencia final a no requerirlos.

FUENTES

1 . http://www.ama-med.org.ar/servicios_profecional2.asp?id=2

2. http://www.ama-med.org.ar/servicios_profecional2.asp?id=6

3. http://www.ama-med.org.ar/amamp.asp


 

COMENTAR ESTE ARTICULO
Su Nombre
Su email
Comentario
 
(El comentario será evaluado previo a ser publicado en la página con su nombre + email) Las respuestas, aparecerán en la página consultada
Enviar Mensajes Públicos Enviar Mensajes Públicos
Articulos más leidos
: : : TORAX OSEO
: : : ETMOIDES, ESFENOIDES, PARIETALES, OCCIPITAL
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : Nutricion, Energia y Metabolismo
: : : ARTICULACIONES
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : GENERALIDADES DE MUSCULOS. MUSCULOS DE LA CABEZA
: : : MIEMBRO SUPERIOR OSEO
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Aparato Digestivo II
: : : MUSCULOS DEL TÓRAX, LA PELVIS, MIEMBROS SUPERIOR E INFERIOR
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Sistema Nervioso
: : : HUESOS DEL CRANEO: Temporal
: : : La célula
: : : MUSCULOS DEL CUELLO
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Trabajo Practico Nº1
: : : COLUMNA VERTEBRAL
: : : CINTURAS PELVIANA Y ESCAPULAR
: : : MIEMBRO INFERIOR
: : : Aparato Digestivo
: : : Aparato Digestivo
: : : Huesos de la CARA
: : : Aparato digestivo
: : : La piel - Esqueleto Oseo, Cráneo: el Frontal
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Cuál es tu dosha ? (Ayurveda)
: : : Tabla de indice glicemico
: : : Consecuencias de la alimentación inadecuada
: : : Cirugia adenoidea (de las vegetaciones adenoides)
: : : Nervio olfatorio I primer par craneal
: : : Vértigo y enfermedad de meniere
: : : Cirugia de amigdalas
: : : Sindrome y Cefalea Tensional
: : : SERC betahistina
: : : Abceso o flemón periamigdalino
: : : Adenoidectomía en paciente con Hemopatía de VON WILLEBRAND
: : : Sindrome de Samter
: : : Hipoacusia Súbita
: : : Nervio optico, el segundo par craneal
: : : Sindrome de Beckwith Wiedemann
: : : Amigdalas (palatinas)
: : : Adenoides o crecimiento de tejido linfoideo detras de la nariz
: : : Argentina es el Tercer Mundo con gente bien vestida y rostro bonito
: : : Test de lesbianismo
: : : Principios básicos de electricidad
: : : La comunicación
: : :
Alfinal.com no se responsabiliza por el contenido de los artículos publicados.
Si el contenido de algun artículo ofende a terceros, comuniquelo a Alfinal.com
www.alfinal.com - Todos los derechos reservados 2012