Articulos Politicos mas Recientes:
17/11/2018 De tragedia a farsa(por Enrique G. Avogadro) :::

10/11/2018 Estocolmos criollos (por Enrique G. Avogadro)

03/11/2018 Faltan Algunos (por Enrique G. Avogadro) :::

.. ..

Cuántos litros de sangre por un barril de petróleo



Quién es quién en la Casa Blanca, a qué intereses responde y los verdaderos motivos de su agresión a Irak

(03/03) Jaime Viertel Véliz, arquitecto Frankfurt/Main, Alemania

El despliegue mediático con que el gobierno norteamericano desenrolló su discruso para justificar una extrañamente llamada guerra preventiva en contra de Irak, en concreto contra Saddam Hussein, hizo a muchos recordar aquellas series de género judicial en donde la decisión entre la culpabilidad y la inocencia del acusado se define en los alegatos finales, en donde la cualidad escénica y retórica tanto del fiscal como del defensor (según la serie) son incluso capaces de rescatar la verdad de entre una sólida trama de pruebas y testimonios. 

El jurado, generalmente un curioso grupo bastante heterogeneo reunido no por méritos, sino que por el azar, cuya actividad se limita a escuchar y a entender, portador tanto de la ignorancia como de la sabiduría del pueblo, debe ser convencido de la culpabilidad o de la inocencia del acusado.

Extraña manera de encontrar la verdad. Extraña manera de hacer justicia. Pareciera ser que el sistema da por sentado que la verdad y la justicia son bienes propios del pueblo norteamericano, un pueblo en el cual un 70% de la población está de acuerdo con la pena de muerte y en donde actualmente existen 3.700 candidatos que esperan su ejecución.

Un estudio reciente indica que el 68% de las sentencias de muerte dictadas entre 1973 y 1995 por este sistema son erroneas. 

Junto a Irán, Nigeria, Pakistán, Arabia Saudita y Jemen, EEUU es uno de los pocos paises en donde son ejecutados menores de edad y retrasados mentales. Junto a Somalia, EEUU se niegan a firmar la carta de protección de los derechos del niño.

Y eso es apenas una parte de la estructura en la que se soporta la visión de justicia, verdad y libertad de esta nación, una "visión" que Bush Jr. pretende exportar al resto del mundo, propósito que explicitó en su último discurso sobre el estado de la nación "no como el regalo de America al mundo sino que el regalo de Dios a la humanidad". (The liberty we prize is not America's gift to the world, it is God's gift to humanity)

RENCILLAS EN LA CASA BLANCA No es casualidad que haya sido Colin Powell el encargado de presentar las pruebas prometidas por Bush Jr. y asumir el papel de acusador. Tampoco tiene que ver con su cargo en la jerarquía de la casa blanca. 

Mirando al interior de ella encontramos que desde el comienzo de la crisis tiene lugar un debate entre diferentes corrientes de pensamiento dentro de la línea general conservadora.

Ivo Daalder, experto en asuntos de política exterior del liberal Brookings Institute, define el debate como la disputa entre tres escuelas de pensamiento: por un lado los "Imperialistas democráticos", reunidos en torno al viceministro de defensa Paul Wolfowitz, que intentan utilizar el poder de los EEUU para transformar el orden mundial bajo las coordenadas norteamericanas, y cuyo origen se encuentra en el "American Enterprise Institute"; los "Nacionalistas" en torno al ministro de defensa Donald Rumsfeld y el vice Dick Cheney que se ocupan principalmente con asuntos de defensa y cuya neurótica preocupación se centra en peligros de tipo militar y terrorismo agrupados en torno al "Project for American Century"; y por último los "Realistas Tradicionales", en torno al ministro de exteriores Powell que también procuran un monopolio del poder de EEUU, pero que aceptan la diplomacia como un recurso para salvaguardar el orden geopolítico mundial así como también los intereses nacionales más allá de las fronteras.

Hasta hace poco este último grupo era considerado desde afuera como el más pacífico y cuerdo de todos y por esta razón fue Powell el elegido para "convencer" al Consejo de Seguridad de la UNO -dentro de la lógica medial: el jurado-, intentando evitar así una posible sospecha belicista. Curiosamente las pruebas reunidas por Keneth Starr hace años atrás contra Bill Clinton en el "Oralgate" estaban mejor documentadas que las acusaciones contra Saddam Hussein que presentó Powell, con la amarga diferencia de una posible guerra y consecuencias incalculables para la frágil estabilidad global. Afortunadamente el jurado salió más inteligente que lo por ellos calculado.

BUSH, FUNDAMENTALISTA RELIGIOSO Interesante resultaría saber con que escuela de pensamiento se identifica Bush Jr. cuando piensa. Según Daalder, Bush Jr. se mueve y cambia de posición según las circunstancias del momento. Prioritariamente mantiene la línea dura que representan Wolfowitz y Rumsfeld, pero debido a las obligaciones para con sus aliados en el extranjero debe correguir su curso hacia una vía más diplomática, lo que lo sitúa entonces junto o detrás de Powell, una movilidad no extraña dentro de la gimnasia política, que no es tampoco monopolio de este presidente; mas su retórica delata entre otras cosas su cercanía al grupo neoconservador en torno a Wolfowitz.

Más interesante aún resulta en su retórica la forma religiosa y fundamentalista de interpretar y expresar la actual crisis; la reducción y monocromatización de ella a una confrontación entre "el Bien y el Mal", una teologización de la política y la guerra que nos presenta a los EEUU como el pueblo elegido por Dios para llevar a cabo la gran cruzada contra "el Mal" representado en la forma de un dictador (que hasta hace unos años fue uno de los principales aliados en la región en la guerra contra otro dictador aun más fundamentalista que él), desconociendo la propia intolerancia (el que no está con nosotros es nuestro enemigo) y disfrazando esta repetida forma de absolutismo político, económico y militar de instrumento divino, como una tarea encomendada por Dios para liberar en esta cruzada a la humanidad del mal: "Nosotros usamos nuestra fuerza sin conquistar y nos sacrificamos por la libertad de gente desconocida" (We exercise power without conquest, and we sacrifice for the liberty of strangers), por cierto una retórica vergonzosamente similar a la de los fundamentalistas islámicos.

Eugen Drewermann, teólogo y psicoanalista alemán, reconoce en esta retórica y accionar no sólo la influencia y herencia puritana que orienta la vida norteamericana, sino que también la compensación de un complejo de inferioridad que en su juventud Bush Jr. intentó ahogar en su alcoholismo. No hay que olvidar que él fue siempre la oveja negra de la familia. Para Bush Jr. el padre real y el padre religioso se fusionan en la tarea que lo obliga a perpetuar y a superar la obra realizada por el padre biológico.

Después de haber vencido al alcohol será capaz de superar los logros del padre carnal en una guerra santa en la que con la ayuda del padre divino vencerá y destruirá el mal: "Nosotros no conocemos todos los caminos de la Providencia, pero creemos en ella, entregamos nuestra confianza al amado Dios que está detrás de toda vida, y de toda la historia. Que El nos guíe. Y que siga El bendiciendo a los EEUU de América" (we do not claim to know all the ways of Providence, yet we can trust in them, placing our confidence in the loving God behind all of life, and all of history. May He guide us now. And may God continue to bless the United States of America). Un extraño cocktail en donde se mezclan intereses económicos, fundamentalismo religioso y un fuerte complejo paterno.

El gabinete de Bush Jr. está compuesto en su mayoría por los ex-socios, ministros y compadres de su "daddy", en su mayoría vinculados activamente a la industria petrolera. Al revisar sus "brillantes" biografías aparece curiosamente la de Bush Jr. como la del clásico "perdedor", de profesión hijo, cuya suerte fue nacer dentro de una de las pocas familias poseedoras de la riqueza norteamericana, vinculada tanto a la industria petrolera como al gobierno.

En una ocasión confesó Bush Jr. que su libro favorito durante su infancia había sido "The Very Hungry Caterpillar", un libro para niños editado en 1969, un año después de haber "egresado" de Yale, lo que hizo a muchos observadores poner mayor atención a sus "panas" con el idioma y vacíos a preguntas que tuvieran que ver con comprensión de lectura y que hicieron primero sospechar y luego reconocer indicios de analfabetismo en la juventud del mandatario. En todo caso, que el Presidente de los EEUU tenga dificultades para leer no significa gran cosa en este país en donde existen otros 60 millones de norteamericanos como él con el mismo problema. La prueba de que la democracia norteamericana realmente funciona, afirmarán algunos.

Al contrario de la propia, las biografías del gabinete de Bush otorgan otra dimensión al regalo que Dios le quiere hacer a la humanidad:

-Dick Cheney, oficialmente vicepresidente: aparte de su carrera política fue presidente de la junta directiva de Halliburton Industries, una empresa proveedora de la industria petrolera. The Washington Post descubrió en junio de 2001 que Hulliburton, a través de contratistas mantenía relaciones comerciales con Irak.

-Donald Rumsfeld, ministro de defensa: cuando su ocupación con proyectos armamentistas le deja algo de tiempo libre se dedica a su cargo de presidente de la junta directiva de G.D. Searle Farmaceutica y Motorola entre otros.

-Donald Evans, ministro de comercio: hizo carrera en la industria petrolera hasta llegar a presidente de la junta directiva de Tom Brown Inc., una empresa cuya riqueza descansa en la explotación de gas natural. Una carrera similar es la de Spencer Abraham, ministro de energía.

-Condoleeza Rice, consejera para asuntos de seguridad nacional, fue junto a su carrera académica y política miembro de la junta directiva de la petrolera Chevron. Fue también consejera de Bush-padre.

Las biografías del resto de los miembros del gabinete siguen en este mismo tono. Conociendo estos datos, la imagen del cruzado que se ha propuesto enfrentar y destruir el mal con aspiraciones de santo, se transforma en la de un tonto útil semianalfabeto, fácil de manejar y que tiene que conformarse con poner la cara adecuada al momento, ceñirse al guión escrito por algún consejero y cuidar de no decir alguna imbecilidad en los momentos que le toca improvisar, como ocurrio durante una visita al Brasil, en donde durante un encuentro con el en entonces presidente Cardoso le preguntó si tenía también negros: "Do you have blacks, too?".

Bush Jr. es la parte visible e inofensiva del iceberg; las biografías de su equipo dejan ver que la parte oculta y peligrosa comienza directamente con Cheney y el resto de su equipo y se extiende hasta los consorcios y la industría que sostienen el "american way of life" mediante recursos que en su mayoría se encuentran fuera de las fronteras del pais.

SED DE PETRÓLEO La primera vez que en la región del golfo EEUU ejerció presión fue en 1920, en el momento en que Francia e Inglaterra intentaban repartirse el botín ganado durante la primera guerra mundial a Alemania y sus aliados otomanos en la región.

El conocimiento acerca de las ricas napas de petróleo crudo en la región existía desde 1903, cuando durante el trazado de la línea ferroviaria entre Berlin y Bagdad, ingenieros alemanes descubrieron resumos en el norte de Irak. En conocimiento de este hecho y enterado de los propositos anglo-franceses, EEUU ingresó finalmente al grupo de jugadores en la región a travez de consorcios americanos co-propietarios de la Turkish Petroleum Company, además de asegurarse hasta hoy en día Arabia Saudita, situación que sufrió su primera gran crisis en el año 1973, cuando la liga árabe utilizó el petróleo como instrumento de presión y respuesta al apoyo financiero y militar de EEUU a Israel. La explosión del precio, así como la catástrofe provocada por la falta de combustibl,e hizo de esta experiencia un acontecimiento casi traumático en la conciencia norteamericana.

La revolución iraní en 1979 trajo consigo una nueva desistabilización en la región y con ella una nueva subida del precio del barril de crudo, que originó diferentes reacciones en los paises industrializados: Europa incentivó su política de ahorro energético expandiéndola hacia nuevas areas de consumo tanto industrial como doméstico, mientras que EEUU se decidió por la vía de la intriga política y militar.

Dentro de esta trama de intereses, Saddam Hussein, un pastor nacido en la ciudad de Tikrit, que después de innumerables intrigas y asesinatos accede al poder en Irak, reconoce la oportunidad que ofrece el desorden al interior de Irán y a pesar de su orientación pro-soviética lo invade en septiembre de 1980 con la intención de ocupar la provincia de Chusistan, rica en petróleo. Hussein comete un error de cálculo con los iraníes, pero no con los EEUU, que le proporcionan ilimitada ayuda (al igual que a Osama Bin Laden un par de años después durante la ocupación soviética en Afganistan) en forma de armamento e información que lo salvan de salir como perdedor oficial de una guerra que costó 500.000 vidas.

Los costos de guerra, las deudas con los vecinos arabes, la mantención de su aparato militar y por sobre todo el bajo precio del crudo lo llevan a invadir Kuvait en 1990, con el resultado y las consecuencias por todos conocidos. Saddam Hussein, que no da puntada sin hilo, cometió nuevamente un error de cálculo al suponer que su invasión contaría con el apoyo norteamericano. La indiferencia con la que reaccionó la embajadora Glaspie en el momento que él insinuó sus planes de invadir Kuvait fueron interpretadas por él como un OK que finalmente trajeron muertos, sanciones y restricciones militares y económicas.

Los EEUU, cuya dependencia petrolera -al contrario que en Europa- aumenta cada año, fueron obligados con la invación de Kuvait y el posible riesgo de conflictos en los países vecinos a asegurar militarmente la principal fuente de reservas ganadas politicamente en los años veinte. Bajo el pretexto de resguardar las sanciones y el embargo incentivados por EEUU en la ONU se justifica la presencia militar norteamericana en la región. Por otra parte, quedó nuevamente expuesta la fragilidad norteamericana y la dependencia coyuntural frente a las reservas y el precio del petróleo , repartidas -para desgracia de EEUU- en su mayoría fuera de sus fronteras lo que justificó por ejemplo el levantamiento de las leyes de protección ambiental de los territorios de Alaska que impedían la explotación de sus yacimientos.

Estas medidas no logran en todo caso cubrir el enorme consumo de combustible del país. Según expertos la producción norteamericana se encuentra en el nivel de los años cuarenta, y los proveedores "confiables" y cercanos como Canadá y México no alcanzan a suplir la demanda total que permitiría una cierta independencia de los países "inseguros" del golfo Pérsico y la Venezuela de Chávez. Estos últimos proveen casi un tercio del petróleo que necesita el país para funcionar, lo que obliga a los EEUU a buscar nuevos proveedores en otras regiones, búsqueda en la que se encontraban sus emisarios el 11 de septiembre del 2001.

La caída de las torres gemelas transformó la fragilidad norteamericana en vulnerabilidad. No existe una crisis similar dentro de su historia. Y ésta tiene su origen tanto material como ideológico en Arabia Saudita: Bin Laden y la mayoría de los terroristas participantes en el ataque son de origen saudita o provienen de Yemen.

La conexión financiera y la afinidad ideológica entre los corruptos príncipes árabes y Osama Bin Laden era conocida por los servicios de información norteamericanos, como lo documentan Jean Charles Brisard y Guillaume Dasquie en su libro "La Verdad Prohibida". Pero en virtud del romance sostenido en ese entonces entre los EEUU y el gobierno talibán en pos de la construcción de un oleo y gaseoducto a través de Afganistán hacia Paquistán, esta información fue dejada de lado hasta el día del atentado. Desde ese entonces el tema petrolero pasó de ser un asunto económico y coyuntural a un tema estratégico con nuevas reglas de juego en la carrera por nuevos yacimientos. Desde su inicio el grupo en torno a Bush Jr. ha buscado proveedores alternativos para compensar la dependencia energética norteamericana de Arabia Saudita.

A pesar de la existencia de proveedores alternativos en Siberia, en las orillas del mar Caspio y Africa Occidental en los que la economía norteamericana puede diversificar sus necesidades de consumo, una reducción de las importaciones a mediano o largo plazo así como la garantía de un precio conveniente a la economía norteamericana resultan imposibles en ausencia de un nuevo manantial cuyo volumen sea capaz de competir con la producción árabe.

IRAK, UN MAR DE PETROLEO La gran consecuencia que dejó la guerra del golfo y el no derrocamiento de Saddam Hussein fue justamente la sanción que dictamina que el abundante petróleo iraquí debe ser exportado a goteo en forma racionada para evitar un rearme y futuras incursiones militares por la vecindad. Irak, cuyos yacimientos igualan o tal vez superan los de Arabia Saudita, no puede exportar más barriles que los que necesita para satisfacer sus necesidades vitales determinada por el programa de la ONU "Food for 0il". Formulado de otra manera: Saddam Hussein ha sido el "corcho" que detiene el flujo de petróleo de los yacimientos iraquíes hacia el resto del mundo y naturalmente hacia los EEUU con los cuales es posible romper el monopolio de la OPEC.

En ningún otro lugar del mundo se encuentra una napa tan rica y fácil de explotar como bajo el suelo iraquí. Los cálculos para después de la guerra hablan de entre tres a siete millones diarios de nuevos barriles, los que harían descender el precio provocando así un resurgimiento de la economía mundial y principalmente la de los EEUU. Aquellos que controlen esta región, en donde se calcula una reserva de 250.000 millones de barriles ganarán el gran premio, por lo que los posibles candidatos títeres encargados de repartir las concesiones están ya elegidos en Washington: Achmed Chalabi: banquero, jefe de la oposición iraquí en el exilio -financiada generosamente por EEUU- y condenado en ausencia en Jordania por malversación de fondos; y su primo Fadhil Chalabi: director ejecutivo del "Centro para estudios de energía global" con sede en Londres, actualmente ocupado en investigaciones tendientes a estudiar el estado de los oleoductos iraquíes.

Así, mientras algunos se esmeran en calcular las positivas consecuencias económicas y políticas de la guerra contra Irak, existen otros que se ocupan de otro tipo de consecuencias: la muerte y la miseria que ella traerá a la población civil y especialmente a los niños.

La situación del pueblo iraquí es actualmente más desastrosa que la que tenía antes de la primera guerra del golfo. La infraestructura existente antes de la guerra fue destruida durante los bombardeos lo que provocó una prolongación de la muerte por infecciones y pestes meses después de haber cesado éstos. Los más afectados fueron en este tiempo los más debiles: se habla de 6.000 niños pequeños y recién nacidos muertos en los meses posteriores a consecuencia de la falta de alimentos, agua potable y medicamentos. Hasta la fecha se calcula más de un millón de niños muertos a causa de las sanciones con las que la ONU intentó presionar al dictador.

El conflicto ha ido debilitando a la población y la infraestructura sobre la que descansa, no así al grupo privilegiado en torno al dictador al cual están dirigidas las medidas. La situación de los hospitales es catastrófica, la escasez de medicamentos y alimentos han debilitado de tal forma la población que una guerra desatará una catastrofe humana sin igual en la región.

La ONU calcula que 10 millones de personas dentro de Irak pasarán a depender de los alimentos que las organizaciones humanitarias hagan llegar inmediatamente después de finalizada la guerra y de sobre 3,5 millones de refugiados en los paises vecinos. Todo esto en una región con caminos destruidos, sin agua potable, sin canalización, sin electricidad ni comunicaciones y sumergida en pestes y epidemias.

Saddam Hussein no es ningún psicópata. Es un tipo oportunista e inescrupuloso que calcula fríamente cada una de sus maniobras. Bajo presión y acorralado se transforma en un tipo peligroso difícil e imprevisible. El y su gente están conscientes de que ésta será su última guerra. Acorralado, sólo le queda la opción de causar el mayor daño antes de caer. No se sabe cual será su última orden. Tal vez al igual que al retirarse de Kuvait ordene hacer encender sus pozos o haga reventar las supuestas armas de destrucción masivas que imagina Bush Jr. para justificar su guerra santa y que hasta el momento nadie ha podido encontrar; de una manera u otra, tan segura como la riqueza petrolera es la catástrofe que traerá la guerra y la gran cuenta que como siempre pagará la población civil.

El premier francés Georges Clemenceau comentó en 1918, después de finalizada la primera guerra mundial "Una gota de sangre vale una gota de petróleo ". ¿La sangre de quién? me pregunto; la guerra del Golfo dejó a Irak un saldo de 35 mil civiles y casi 110 mil soldados muertos, así como 300 mil heridos; el tributo de los EEUU consistió en 148 muertos, todos ellos soldados. ¿Cuál será el saldo esta vez?

 

 

COMENTAR ESTE ARTICULO
Su Nombre
Su email
Comentario
 
(El comentario será evaluado previo a ser publicado en la página con su nombre + email) Las respuestas, aparecerán en la página consultada
Enviar Mensajes Públicos Enviar Mensajes Públicos
Articulos más leidos
: : : TORAX OSEO
: : : ETMOIDES, ESFENOIDES, PARIETALES, OCCIPITAL
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : Nutricion, Energia y Metabolismo
: : : ARTICULACIONES
: : : Arteria Aorta y sus ramas
: : : GENERALIDADES DE MUSCULOS. MUSCULOS DE LA CABEZA
: : : MIEMBRO SUPERIOR OSEO
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Aparato Digestivo II
: : : MUSCULOS DEL TÓRAX, LA PELVIS, MIEMBROS SUPERIOR E INFERIOR
: : : Trabajo Practico Nº2 d
: : : Sistema Nervioso
: : : HUESOS DEL CRANEO: Temporal
: : : La célula
: : : MUSCULOS DEL CUELLO
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Trabajo Practico Nº1
: : : COLUMNA VERTEBRAL
: : : CINTURAS PELVIANA Y ESCAPULAR
: : : MIEMBRO INFERIOR
: : : Aparato Digestivo
: : : Aparato Digestivo
: : : Huesos de la CARA
: : : Aparato digestivo
: : : La piel - Esqueleto Oseo, Cráneo: el Frontal
: : : Trabajo Practico Nº2 a
: : : Cuál es tu dosha ? (Ayurveda)
: : : Tabla de indice glicemico
: : : Consecuencias de la alimentación inadecuada
: : : Cirugia adenoidea (de las vegetaciones adenoides)
: : : Nervio olfatorio I primer par craneal
: : : Vértigo y enfermedad de meniere
: : : Cirugia de amigdalas
: : : Sindrome y Cefalea Tensional
: : : SERC betahistina
: : : Abceso o flemón periamigdalino
: : : Adenoidectomía en paciente con Hemopatía de VON WILLEBRAND
: : : Sindrome de Samter
: : : Hipoacusia Súbita
: : : Nervio optico, el segundo par craneal
: : : Sindrome de Beckwith Wiedemann
: : : Amigdalas (palatinas)
: : : Adenoides o crecimiento de tejido linfoideo detras de la nariz
: : : Argentina es el Tercer Mundo con gente bien vestida y rostro bonito
: : : Test de lesbianismo
: : : Principios básicos de electricidad
: : : La comunicación
: : :
Alfinal.com no se responsabiliza por el contenido de los artículos publicados.
Si el contenido de algun artículo ofende a terceros, comuniquelo a Alfinal.com
www.alfinal.com - Todos los derechos reservados 2012